Serás lo que debas ser

angry

“Los simpáticos me caen antipáticos; los antipáticos me resultan incómodos mientras dura la conversación, pero cuando esta se acaba se han ganado mi aprecio y mi simpatía”. Rafael Sánchez Ferlosio pone en claro lo que muchos hemos pensado o sentido en algún momento de nuestras vidas. Hay gente que se le nota a la legua que su simpatía es una máscara falsa y retorcida; y otros que sí son muy simpáticos, pero que por eso mismo se sienten en la obligación de contar un chiste cada tres minutos o de bromear sobre todo.
También están las personas que, como quien esto escribe, no se siente cómodo hablando con extraños ni manteniendo conversaciones sobre temas que no le interesan, y que de inmediato y por eso mismo se ganan el mote contrario: somos los antipáticos por excelencia.

Pero lejos de sentirse incómodos por esta etiqueta, los antipáticos saben que sus razones son fuertes y válidas. Como el mismo Ferlosio agrega: “La simpatía es un arcaísmo de quienes creen, quieren creer o necesitan fingir que hay todavía un medio, un ámbito de vida pública en el que los hombres pueden allegarse en algún grado, de manera directa y espontánea, los unos a los otros. La antipatía es resistencia y repugnancia a simular, o escenificar, un mundo que no existe”.

Entonces los antipáticos no somos tan antipáticos, después de todo; sólo exponemos nuestra simpatía en los momentos adecuados y frente a las personas que se lo merecen. Sin máscaras, sin incomodidades, sin fingimientos.

Anuncios

11 comentarios el “Serás lo que debas ser

  1. chicobonanza dice:

    “…resistencia y repugnancia a simular…” la descripción cae como anillo al dedo!

    Le gusta a 1 persona

  2. LITHANY dice:

    A menudo me catalogan como antipatica sin saber entonces que es un elogio..

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Cuando las personas hablan de otros, en general están hablando de sí mismos. Esto, que parece una frase de filosofía de segundo orden, es una verdad que he podido comprobar empíricamente. Cuando alguien te catalogue de un modo u otro (especialmente cuando ese catálogo sea crítico) fíjate y muy posiblemente esa persona se esté exponiendo a sí misma a través de esas palabras.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Antipáticos, y a veces la oveja negra… sí, así se nos cataloga cuando realmente solo queremos ser nosotros mismos.

    Por cierto, curiosa la familia Sánchez Ferlosio. Chicho, el pequeño de los hermanos, fue un artista también bastante incomprendido.

    Tu último párrafo es genial.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Lo de “oveja negra” suelo utilizarlo mucho cuando debo contar mi historia (en las contadas ocasiones en que me veo obligado a ello). ¡No deja de ser un buen punto de partida el saberse la “oveja negra” desde temprana edad!
      Desconocía lo que me dices de la familia Ferlosio; pero veo que aquí debajo hay un vídeo, así que ya mismo le echo un vistazo.
      Gracias por tus palabras.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  4. Por si no conoces a Chicho Sánchez Ferlosio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s