La ganadora perpetua

The Seventh Seal - Ingmar Bergman

Muchos conocerán la famosa escena de la película de Ingmar Bergman El séptimo sello; la cual es más conocida por las escenas en las que el caballero Antonius Block juega al ajedrez con la Muerte, personificada como un hombre pálido y misterioso que a menudo sostiene una guadaña y lleva el típico traje negro y capucha. La muerte como personaje ha aparecido en el arte durante siglos, pero una de las primeras apariciones del símbolo de la muerte jugando al ajedrez se remonta a la pintura medieval del siglo XV de Albertus Piktor. Esta obra se encuentra en la Iglesia católica del condado de Täby, justo al norte de Estocolmo. Parece probable que Ingmar Bergman se refirió específicamente a la pintura de Pictor como un homenaje a esa pintura.

Death Chess 01

Pintura de la iglesia en Täby, Suecia, por Albertus Pinktor hacia 1480.

Buscando más información he encontrado varias representaciones antiguas de esta imagen simbólica. Las dejo a continuación. Para ver las imágenes en mayor tamaño y una descripción breve, hacer clic sobre una de ellas.

Anuncios

14 comentarios el “La ganadora perpetua

  1. ritmoyletras dice:

    Hola olita, buen día! Tremendo trabajo de investigación, gracias! Y desde luego me será útil, ya que el significado y los significantes que nos has brindado, mucho me ayudarán en la construcción de escenas y poemas narrativos. Por cierto jeje, tengo un poema que se llama ‘¿Qué será?’ ,que habla de la muerte… Por si puedes echar un vistazo y darme tu opinión 🙂 https://ritmoyletras.wordpress.com/2014/11/13/parabola-que-sera-autora-aline-fagundes/.
    Feliz finde!

    Le gusta a 1 persona

  2. Un tema fascinante. Te ando mi página de calacas por si quieres pasar un rato entretenido con la muerte. Ah! Y te prometo escribir una relacionada con el tema del ajedrez… Me faltaba en la serie. Me ha encantado. Un fuerte abrazo.
    http://magiasdemexico-julie.blogspot.com.es/2014/10/poemas-de-calacas-y-calaveritas.html

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Una imagen que aúna dos símbolos diferentes (con todo lo que ellos traen, a su vez, consigo) es siempre interesante y sugerente. Esos símbolos, a su vez, siguen abriendo puertas a nuevas interpretaciones y creaciones diversas. Espero tu trabajo sobre el ajedrez (pensé en algún momento, incluir los poemas de Borges, o al menos el segundo de ellos; pero como la referencia a la muerte, en ese caso, no es directa, preferí dejarlo para otro momento).

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Inevitablemente, la muerte siempre gana. No hay celada que la engañe…

    Muy interesante todo el recorrido pictórico.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Muchas gracias, Xabier; aunque gane hay que mirarla de frente; supongo que en eso coincidimos. Por cierto,el arte será siempre el método ideal para enfrentarla y, mientras podamos, salir lo más entero posible de ese encuentro.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Sí, mirarla de frente.
        Curiosa la relación entre muerte y ajedrez. ¿Sabes algo más del tema?

        Gracias.

        Un abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Pues no, específicamente sobre este símbolo, no. Ayer volví a ver Arrival, la película de ciencia ficción en la que se establece una comunicación con seres de otro planeta (es una película que me gustó mucho ya que toca uno de los temas que más me interesan en filosofía: el lenguaje). Allí la protagonista se da cuenta de que los chinos se comunicaron con los extraterrestres usando fichas de Mah Jong, y a continuación le explica a un militar “¿Se imagina si alguien se hubiese comunicado usando el ajedrez? Toda la comunicación estaría basada en términos de ganancia-pérdida o ataque-defensa”. traigo esto a colación porque el símbolo “ajedrez” es poderosísimo, y su relación con la muerte no es banal, aunque es posible que se agote en la idea de que los hombres jugamos “una partida perdida de antemano”.
        De todos modos me dejaste picado. Seguiré investigando.

        Un abrazo.

        Me gusta

  4. Aunque perder sea una hipótesis con bastantes posibilidades de cumplirse, no pienso ceder la partida fácilmente 😀 😀 😀

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Ésa es la idea, Martes; no ceder tan fácilmente la partida, aprender a mirarla de frente y sin temor y, cuando llegue el momento, pues cerrar la puerta sabiendo que disfrutamos del juego.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      • Yo dialogo a menudo con ella para hacerme a la idea. Voy tomando pequeñas dosis diarias de muerte para convencerme de que es mi destino inevitable y de que, a pesar de que me costará marcharme, lo que de verdad es importante es haber vivido 😉
        En realidad, ella no me asusta en absoluto, ya sabes lo que dice Epicuro «No hay que temer la muerte; mientras existimos, ella no existe y cuando existe ella no existimos nosotros». Lo que de verdad me asusta, y mucho, es el sufrimiento que pueda venir con ella.

        Me gusta

  5. Aquileana dice:

    Desconocía totalmente la obra de Albertus Piktor en cuestión. Muy interesante. Pensaba, por otra parte, en cómo, a lo largo del tiempo, la Humanidad se ha encargado de representar a la Muerte en formas a veces relativamente literales (como la imagen de la Muerte y su haz), a veces mucho más figurativamente… como en este caso. Las culturas latinoamericanas (México, concretamente) tienen celebraciones como El día de los Muertos, que es en cierta forma una Oda a las almas perdidas y no un lamento. También está el tema de la danza de la muerte, género artístico tardo-medieval cuyo tema era la universalidad de la muerte en forma de diálogo en verso, como personificación alegórica de la Muerte…
    Excelente post, querido Borgeano… un abrazo grande 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Es que el tema de la muerte ha sido y será el gran movilizador de la filosofía (entendida esta como la que nos impulsa a las preguntas últimas, no en específico al género literario). He tenido la oportunidad de visitar un par de cementerios en la noche del 1 y 2 de noviembre (dos de los días en que se celebra la Noche de Muertos) y lo que se ve aquí es algo totalmente novedoso para un observador de otra cultura. ¡He llegado a grabar a una banda de mariachis en plenos cementerio y de noche! Eso te da la pauta de lo diferente que es el concepto de muerte que ellos manejan en comparación con el resto del mundo.
      Tengo, por allí, una entrada pendiente con el tema de la música; más específicamente con la Danse Macabre, de Camille Saint-Saëns. El único problema es que los asuntos musicales son tan subjetivos que es probable que no concentren demasiado interés.

      Muchas gracias por pasar por acá.
      Abrazo apretado.

      Le gusta a 1 persona

  6. […] a través de La ganadora perpetua — El Blog de Arena […]

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s