Los rasgos de un gran sueño

300

Arthur Schopenahuer

Muchos saben que Arthur Schopenahuer es uno de mis filósofos centrales o «de cabecera», como suele decirse. Creo que el autor alemán es uno de los que ha creado un sistema tan fuerte y sólido que muy pocos podrían llegar a igualar. ¿Por qué no se lo enseña más o no se habla de él con mayor asiduidad? La verdad es que creo que ello es porque Schopenhauer dejaría sin trabajo al noventa por ciento de los filósofos de la actualidad y al cien por ciento de los pseudofilósofos y adalides de la autoayuda. Es decir, que no es negocio.

joseph cambell 2

Joseph Campbell en diálogo con Bill Moyers

Otro de mis grandes referentes (pero en este caso es más específico, más acotado en sus alcances) es Joseph Campbell, mitólogo, escritor y profesor estadounidense. Encontrarme a ambos en un mismo texto, entonces, es un placer más que compartible. Por eso dejo aquí este fragmento de la charla que Joseph Campbell sostuvo con Bill Moyers en 1986, en el rancho propiedad de George Lucas y que se publicó con el título de El poder del mito; porque allí el mitólogo sintetiza a Schopenhauer y nos abre la puerta a su lectura, a profundizar en esa filosofía que no necesita nada más para ser lo que es: la estructura filosófica más sólida que se haya creado.

“Schopenhauer –dice Campbell–, en su espléndido ensayo llamado “Sobre una intención aparente en el destino de los individuos”, señala que cuando llegas a una edad avanzada y miras atrás en tu vida, puede parecerte que ésta ha tenido un orden y plan downloadconsistentes, como si la hubiera compuesto un novelista. Hechos que cuando tuvieron lugar parecieron accidentales y de poca importancia resultan ser factores indispensables en la composición del argumento. ¿Quién compuso ese argumento? Schopenhauer sugiere que así como tus sueños están compuestos por un aspecto de ti mismo del que tu conciencia no sabe nada, así también tu vida entera está compuesta por la voluntad que hay dentro de ti. Y así como personas que has conocido aparentemente por puro azar se convierten en agentes principales en la estructuración de tu vida, así también habrás servido tú como agente, sin saberlo, dando significado a las vidas de otros. Toda la trama marcha al unísono como una gran sinfonía, y cada uno inconscientemente está estructurando todo lo demás. Schopenhauer concluye que es como si nuestras vidas fueran los rasgos de un gran sueño de un solo soñador en el que todos los personajes del sueño también sueñan; de modo que todo se enlaza con todo, movido por la voluntad única de la vida que es la voluntad universal de la naturaleza.

Es una idea magnífica, una idea que aparece en la India en la imagen mítica de la red de Indra, que es una red de gemas, donde en cada cruce de un hilo con otro hay una gema que refleja a todas las demás. Todo sucede en mutua relación con todo lo demás, por lo que no puedes culpar a nadie de nada. Es, incluso, como si hubiera una única intención detrás de todo, que le diera un cierto sentido, aunque ninguno de nosotros sepa cuál puede ser ese sentido, ni haya vivido del todo la vida que se propuso vivir”.

 

Anuncios

14 comentarios el “Los rasgos de un gran sueño

  1. ¿Sabes cual era mi libro de lectura favorita a los quince más o menos años de mi vida? El Arte del Buen Vivir de Arthur Schopenahuer, ese era mi libro de cabecera y me enseñó a pensar, a ser, a sentir… Confieso que últimamente no he vuelto a leerlo. Pero su filosofía me dio fuerza para ser lo que soy. Siempre me haces recordar el pasado… que tanto tiene que ver con el presente y donde habita lo que hemos leído. Gracias. Mi abrazo fuerte y feliz domingo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No es la primera vez que nuestras biografías tienen puntos en común. Yo a Schopenhauer lo conocí más tarde, pero para esa época mi lectura favorita era Nietzsche (discípulo directo del primero). ¡Qué estupenda adolescencia nos ha tocado!
      Claro, uno va saltando de una cosa a otra, leyendo cosas nuevas, buscando horizontes que nos brinden lo que vamos necesitando a cada momento, así que dejar esas lecturas por un tiempo no está nada mal. De todos modos, ellos siguen siempre están con nosotros porque, al no ser lecturas simples, sino de aquellas que marcan, es imposible que no nos acompañen de un modo u otro.

      Un fuerte abrazo y buena semana para ti.

      Le gusta a 1 persona

  2. guiomar52 dice:

    Magnífico artículo!! Yo no he tenido de libro de cabecera El arte del buen vivir como Julie, pero si lo he leído, es hora de retomar su lectura, así mismo agradezco siempre tus análisis y recomendaciones por tanto dispuesta a abordar El poder del mito de Campbell. Muchas gracias por todo lo que aporta el contenido de tu blog. Abrazos.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Gracias a ti por tus palabras, Guiomar; espero que Campbell sea de tu agrado (dije que era más acotada su influencia en lo personal pero no fue menos importante en mi formación; tal vez eso también sea importante a la hora de abordarlo; su tema central es muy específico y eso puede ser el principal factor a la hora de sentirse atraído o no por él).
      Luego, Schopenahuer, es uno de esos a los que se debería volver cada tanto y a pedacitos, si hiciera falta.

      Un fuerte abrazo y, nuevamente, gracias.

      Le gusta a 1 persona

  3. Shira Shaman dice:

    En efecto yo creo que ya sean buenas o malas experiencias de alguna manera cada persona que se cruza en nuestro camino es un maestro, hace unos días terminé de ver la primera temporada de Merlí un maestro muy peculiar de Filosofía( no sabes cuanto me ha recordado a tí) es una serie grabada en Galicia, ahora Nexflix tiene los derechos, cada capitulo tiene como tema central un filósofo, por supuesto uno de ellos Schopenhauer , yo estoy ansiosa de que suban la segunda temporada,
    Abrazos Filósofo. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Tal vez ésa sea la enseñanza final: aprender a aceptar que cada una de esas personas que han pasado por nuestras vidas han cumplido una función específica al igual que nosotros hemos afectado a sus vidas de una manera u otra. Claro, esto no implica la obligación de tener que soportarlos más de lo necesario ¿No? A veces hay que saber decir adiós y ser agradecidos por ello.
      Ahora me dejas picado con esa serie de la que hablas. ¡Me alegro que aunque sea por un momento te haya recordar a mí! Es todo un inmerecido honor; yo no soy más que alguien que ha leído algo y que trata de pasar por esta vida sin molestar demasiado. De todos modos, gracias por ese detalle.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  4. Javi B. dice:

    Pues reconozco que a Schopenahuer nunca le he prestado la atención que debería. Parece que va siendo el momento de empezar a acercarse a sus libros. Al igual que con Borges, se aceptan recomendaciones.

    Un fuerte abrazo y magnífico artículo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Schopenahuer es uno de los grandes olvidados por la academia filosófica (pero no el único). Creo firmemente que si se lo enseñara con profundidad se daría el curioso caso de que al terminar el curso y ante la pregunta ¿Y ahora qué hacemos? Los profesores sólo podrían decir “Pues nada, muchachos, se terminó; eso es todo. Ahora a vivir…” Mi modesta recomendación con respecto a su lectura sería la de comenzar con algún libro que aborde de manera general a sus ideas. Esos libros como el de Joan Solé o la serie “en noventa minutos” son muy buenos para comenzar con esos pensadores sobre los que sabemos poco. Nos ayudan a tener una idea general con conceptos muy sencillos y no hay que considerarlos como “libros menores”. Cumplen una muy buena función divulgativa. También hay algunos vídeos muy buenos en YouTube. Te recomiendo los del profesor Darin McNabb o el de Juan Martín Prada (es el que estoy estudiando en este momento y trata, sobre todo, de un tema que me parece fascinante: la estética).

      Un fuerte abrazo .

      Le gusta a 1 persona

  5. Eso nos deja poco espacio para decidir quiénes somos

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No lo sé… Me dejas pensando…
      Croe que aún así podemos decidir por nosotros mismos en un alto grado, porque también podemos mandar al diablo a cualquiera de estas personas (eso también está dentro de las reglas del juego; que nos topemos con ellas no quiere decir que tengámonos que llevarlas con nosotros como si fuesen una mochila).

      Saludos.

      Me gusta

  6. Arpon Files dice:

    Al respecto hay una serie de buenos vídeos. El siguiente es uno de ellos:

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Muchas gracias por el enlace! Tengo mucho material sobre Joseph Campbell (videos, audio, escritos) pero todo está en inglés y, aunque un poco me defiendo en ese idioma, no lo hago tanto como para entender cabalmente a un hombre que habla de temas tan específicos; así que este nuevo video junto a Bill Moyers me acompañará por unos buenos momentos ¡Gracias!

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s