El gimnasio de cada uno

 

5910aa0ece805

 

Los ejercicios para escritores a veces son meros juegos lingüísticos y a veces son buenos puntos de partida para comenzar jugando y terminando creando cosas realmente interesantes. Todo depende claro está, de la capacidad creativa de cada uno; hay personas a quienes les cuesta encontrar las ideas adecuadas y a otras, todo lo contrario. Como cuentan de aquella vez que uno de los discípulos de Bach le preguntó: «Padre, ¿cómo se te ocurren tantas melodías?», a lo que Bach respondió: «Querido muchacho, lo que más me cuesta es no pisarlas cuando me levanto por la mañana».

Para unos y para otros, sea como fuere, hacer algunos ejercicios forzados puede ser una buena costumbre (alejándonos de esa idea que nos hace suponer que las ideas aparecerán solas en el momento adecuado). Para quienes no suelen ser muy imaginativos, éste puede ser un buen inicio; para quienes sí lo son, esto puede ser un nuevo camino donde multiplicar esa faceta creativa y alimentarla con cosas que uno ni siquiera sabía que tenía adentro.

En la red, como bien se sabe, si se quiere pueden encontrarse sitios por demás útiles. Language is a Virus es uno de ellos (por cierto, ese nombre es una cita de Borroughs: «El lenguaje es un virus». Alguna vez hablé de esa frase y me gustaría hacerlo nuevamente). Bien, volvamos. En ese sitio cada día se nos pide que hagamos un ejercicio (entre otras cosas que podemos encontrar allí). Como dije antes, forzarnos a cumplirlo aun cuando consideremos que no es “nuestro tema” es un ejercicio excelente. Veamos algunos de ellos:

• Escribe diez sentencias que empiecen con las palabras «No puedo…»

• Describe formas en que tu personaje muestra o no muestra sabiduría.

• Escribe un lamento: un breve himno o canción de lamentación y dolor (generalmente se componían para ser cantados o recitados en un funeral).

• Describe la última vez que te sentiste realmente desesperado.

• Cuenta la historia de tu vida en diez líneas.

• Haz experimentos con la memoria sensorial: registra todas las imágenes sensoriales que permanecen del desayuno; estudia qué sentidos atrapan a esas sensaciones y cuáles se te escapan.

• Escribe un diálogo entre tu personaje favorito de un libro o de una película y tú.

Insisto en que llevar adelante cualquiera de estos ejercicios puede dar frutos muy interesantes. En la mayor parte literarios, pero algunos casos creo que será muy interesante ver los que nuestro Mr. Hyde tiene para decir.

La página Language is a Virus está aquí.

5 comentarios el “El gimnasio de cada uno

  1. Pedro dice:

    Hace tiempo que le sigo, pero nunca he dejado un comentario. Hoy me permito decir que me consta que para algunos, escribir es la única forma de escapar de una realidad cruel, hostil o anodina en el mejor de los casos. Para esta clase de gente dejar de escribir es a menudo dejar de vivir. En su nombre, gracias por su blog y por, con la entrada de hoy, ayudarnos a unos cuantos a seguir viviendo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Caramba, hombre, qué conceptos tan maravillosos sobre este humilde sitio y sobre quien esto escribe… te estoy muy agradecido por ello. Yo soy, como habrás visto, de esos que tú señalas tan bien: de esos para quienes la escritura es un acto vital, una forma de entender la realidad y, sobre todo, una forma de no volverme loco. Escribo a diario aquí (aunque no creo que el año que viene pueda mantener este ritmo diario) y también escribo en otros sitios personales o públicos. Para mí la escritura engloba todo: terapeútica, placer, entendimiento, comunicación. No puedo pensar mi vida sin la escritura y me alegra saber que no estoy solo en estos placeres o padeceres (según el día).
      Gracias nuevamente por tus palabras, por estar aquí y por escribir.

      Un abrazo.

      Me gusta

  2. No está mal, y estoy segura que cada persona aplica su disciplina mental cada día para sobrevivirla a la vida y también, como no a la literatura.
    Un abrazo “gimnástico”.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Pues yo debería hacer algo al respecto ahora mismo; como bien lo sabes. Dentro de todo no estoy tan mal como antes, pero aún me falta mucho para la disciplina total.
      Sea como fuere, este tipo de ejercicios me gustan mucho y creo que son realmente útiles en varios aspectos. Por ejemplo creo que también sirven para los bloqueos creativos o para puloir el estilo. El trabajo nunca está de más.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. […] a través de El gimnasio de cada uno — El Blog de Arena […]

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s