El camino que nos corresponde

 

gore-film-con-kevin-spacey-non-solo-a-ravello-173666

 

El arte siempre ha sido el espejo donde la humanidad puede verse reflejada y desnuda, aunque no quiera hacerlo. Todas las formas artísticas que se precien de tal sirven, de manera inevitable, a este propósito aun cuando la intención del artista haya sido sólo estética, su sensibilidad hará que de alguna manera se cuele en la obra un fragmento de desnudez humana.

En general tendemos a considerar dentro de este esquema a las artes clásicas, como la literatura, el teatro y la pintura; y tendemos a dejar afuera de la ecuación a las nuevas formas como el cine o la televisión. En esta última no hay mucho material de donde agarrarse, es cierto; pero cuando aparece, no hay que dejarlo pasar.

Eso ocurre con las series de TV, por ejemplo. Hay muchas series que merecen la categoría de obra de arte y otras tantas la merecen por, al menos, algunas escenas. Una de esas escenas es la que acabo de ver en el capítulo doce de la quinta temporada de House Of Cards, serie de carácter político donde un siempre brillante Kevin Spacey da vida a un siniestro y descarado Presidente de los Estados Unidos. En esta escena, el Presidente es interpelado por algunos miembros del senado y luego de contraatacarlos, se dirige a la cámara y lanza el siguiente discurso:

(Nota necesaria: en teatro existe una figura llamada romper la cuarta pared. Esto ocurre cuando uno de los actores se dirige al público de manera directa para aclarar algún punto de la trama o algo por el estilo. En el decorado teatral existen tres paredes físicas, mientras que la cuarta, la que separa al público de los actores, es imaginaria. De allí, entonces, esa idea de romper la cuarta pared cuando el actor le habla al público. Kevin Spacey usa esta idea a lo largo de todas las temporadas de la serie. Sobre todo la usa cuando quiere explicar o insultar al público. En este caso, ustedes verán; sólo les pido que imaginen que el presidente de su país les está hablando de manera privada a ustedes, en persona)

 

16084140_how-much-of-a-jazz-president-is-frank_a7aea065_m

 

«No lo nieguen. Les encantó. No necesitan que yo represente anda. Sólo necesitan que me pare, que sea el hombre fuerte, el hombre de acción. Son adictos a la acción y a las consignas. No importa lo que diga ni lo que haga mientras haga algo. Ustedes disfrutan de la aventura. Y, sinceramente, no los culpo. Con tanta tontería e indecisión en sus vidas ¿Por qué no alguien como yo? No me disculpo. No me importa si me aman o me odian mientras yo gane. La baraja está trucada, las normas están manipuladas. Bienvenidos a la muerte de la Era de la Razón». Para certificar el genio de esta escena, Spacey hace una pausa y termina: «El bien y el mal ya no existen. Sólo existe estar adentro… y estar afuera». Y allí vuelve a la escena, dejándonos a nosotros afuera.

Como he dicho, el arte sirve para que la humanidad se vea desnuda en ese espejo. Eso es lo que hizo Kevin Spacey en su papel del corrupto Frank Underwood: nos trató de imbéciles, se rió de nosotros y luego, con cierto desprecio, nos dejó fuera del juego. ¿Y qué hacemos con esto? ¿No podremos aprender del arte y de lo que refleja ese espejo?

Tal vez sí; tal vez el artista nos está empujando a hacer algo, a vengarnos de todos los Frank Underwood, más allá del país que sea. Tal vez podamos aprender a votar o ser nosotros mismos los agentes del cambio. El arte nos señala el camino, ésa es su función. Actuar es la nuestra.

 


Como suele suceder, luego de escribir todo lo anterior encontré el fragmento del que hablo. No importa, creo que ver el video luego de haber pensado en ello puede ser más efectivo.  La parte que destaco comienza a 0:42 minutos. Lamentablemente, se corta dos segundos antes de lo que me hubiese gustado, ya que cuando Spacey deja de mirar a la cámara (es decir, cuando deja de mirarnos) es cuando se siente el desprecio del actor por su público; es decir, del político por sus pueblo.

 

Anuncios

2 comentarios el “El camino que nos corresponde

  1. Así funciona la realpolit, porque la era de l razón terminó hace mucho, las ideologías la mataron.
    La política es otra realidad, nada es bueno ni malo, sino conveniente o no. La política es maquiavélica por naturaleza. Esta serie al parecer solo desnuda esa verdad. Si la recomiendas la busco.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s