De la imposibilidad de detenerse

 

basho

 

Tengo un libro a punto de ser terminado que tiene como tema central al viaje; al viaje en sí mismo, como punto de partida reflexivo y filosófico, y al viaje como experiencia personal, es decir que contiene algunos capítulos donde matizo la temática central con algunos textos personales que he escrito a lo largo del camino. Les dejo aquí, a modo de ejemplo (y mientras busco ese centro del que hablé hace unos días y que aún no aparece), el breve capítulo titulado De la imposibilidad de detenerse.

 

¡Débiles son mis piernas!
pero está en flor
el monte Yoshino.

Matsuo Basho es el maestro absoluto del haiku y tal vez también lo sea del arte de caminar. Lejos de estas páginas el querer resumir la biografía del gran maestro japonés; basta con saber que atravesó el Japón caminando en una época donde este último detalle era considerado como un acto alocado por lo peligroso del camino y que viajaba con el único objetivo de observar a la naturaleza. Podía caminar kilómetros sólo para observar el paisaje desde la cima de una montaña o a la luna desde la orilla de un lago. Como bien sabemos, todo haiku es más que la conocida tríada de 5-7-5 sílabas; el haiku es una gema que debe ser pulida con exquisito detalle y precisión y es por eso que siempre nos dice más de lo que incluyen sus pocas palabras. El que inicia este capítulo me sabe a la quintaesencia del viajero; de aquel que no puede detenerse ni quiere, siquiera, pensar en hacerlo. El deseo de viajar es más fuerte que los impedimentos temporales, ese deseo siempre se impone de una u otra manera a los accidentes de la vida diaria del mismo modo que se imponen, sorteándolos sin dudar un segundo, a los accidentes del camino. El deseo del viajero —el deseo del viaje, tan intrincados están estos dos conceptos que es difícil, sino imposible, diferenciarlos— es tan fuerte que aun si se sabe de serias dificultades en el camino que se va a iniciar, éste será recorrido de igual manera. Citando nuevamente a Basho, el viajero podría recitar:

Hoy el rocío
borrará la divisa
de mi sombrero.

Y aun así nada detendrá su viaje ni su andar.

12 comentarios el “De la imposibilidad de detenerse

  1. macalder02 dice:

    Vamos a esperar que termines con éxito tu proyecto. De seguro que lo vas a lograr. El contenido es de lo mejor.

    Le gusta a 1 persona

  2. Éxitos con ese proyecto. Soy enemigo de los lugares comunes pero plantar un árbol, tener hijos y escribir un libro es uno que considero necesario. (En esa triada yo agregaría viajar)En cualquiera de los casos tienes el método: trabajar. No necesitas consejos, necesitas buena vibras.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estoy en un todo de acuerdo contigo, Roberto; tanto en la enemistad con los lugares comunes pero, al mismo tiempo, reconociendo que éstos tienen, no pocas veces, una acertada precisión en sus decires y, más de acuerdo aún, en lo relativo al trabajo como único modo de poder decir, en algún momento, “lo logré”. así que allí seguiré, dándole duro al teclado para poder decir esas palabras en algún momento. Gracias por la buena inda que se siente a través de tus palabras.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Me pareción buenisimo el primer Haiku, seguro que tu libro también lo será.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Qué agradable noticia. El viaje siempre ha sido una gran metàfora de la vida, de las actitudes de cada uno ante ella… quizá en el viaje interior hacia nosotros mismos no hay final, solo camino. Entonces, caminar siempre, incansables y despiertos, disfrutando de cada instante, aprendiendo de cada detalle.

    Los haikus de Basho son hermosos y profundos, ideales para la reflexión

    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Empecemos por Basho, que los escalafones por algo existen. Sus haikus son, claro que sí, maravillosos. Mucha gente cree sólo es necesario contar con prolijidad las 5-7-5 sílabas y con eso ya alcanza; pero olvidan que en el haiku es ritmo más belleza más sentido. En ese sentido Basho es insuperable. Luego, cuando leí su biografía y me enteré de su constante andar por Japón, el enamoramiento fue total y definitivo.
      En cuanto a mi modesto trabajo (espero poder algún día compensar tu obsequio con este trabajo mío), espero poder terminarlo en un par de meses (o antes si los vientos son propicios). Tú señalas un par de temas que toco en el libro de manera central: el viaje como metáfora, el caminar como actividad en sí y como elipsis, etc. Ya veremos dónde va a parar todo.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      • Indiscutiblemente Basho es el maestro. También encuentro gran belleza y delicadeza en los haikus de Sôseki.
        Hace tiempo leí un pequeño libro cuyo tema central es el Haiku, “Nieve” de Maxence Fermine, en castellano lo edita Anagrama. Es un libro profundo y sencillo a la vez que ayuda a comprender la naturaleza, misterio y magnetismo del haiku.
        Esperaremos pacientes el resultado de tu obra, que intuyo será especial, fruto de tu visión de la vida tan cercana al pensamiento de los antiguos maestros japoneses y, a la vez no tan alejada de los antiguos filósofos occidentales.

        Un abrazo

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Gracias nuevamente por tus palabras, Xavier; sólo hago la aclaración que eso que tú llamas “tu visión de la vida” yo lo llamo “caos personal”; pero sí, aúno, en la medida de lo posible, ambos extremos del pensamiento filosófico, el cual, en muchos casos no es tan distinto como se supone (no hay más que leer a Thoreau, por ejemplo).
        Me apunto el libro de Fermine, por si lo veo en algún sitio (cosa que dificulto, por cierto, pero a veces la vida nos sorprende gratamente. Espero que éste sea el caso).

        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  5. Será un libro del que espero te de muchas satisfacciones y a los que podamos leerlo, también. Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s