Breve ensayo sobre el sentido de la vida (Parte I)

A pesar de lo poco humilde del título de la entrada, lo que me mueve a escribirla (al igual que las que seguirán a ésta) es un honesto sentimiento de pequeñez y de humildad. Trataré de explicarme: desde hace unos días vengo viendo a mi alrededor que algunas personas a las que quiero, se sienten presas de un pesimismo profundo e, incluso, de hasta una notable pérdida del natural deseo de vivir. Quien esto escribe cree, precisamente, que la vida carece de un sentido a priori y, también y por sobre todo, de un sentido soteriológico (es decir, de un sentido que tiene que ver con la doctrina de la salvación cristiana y, por extensión, de toda salvación post morten); en síntesis, vamos, que a esto que llamamos vida no le veo sentido alguno ni del derecho ni del revés; y sin embargo, me veo abrazando a esta oportunidad como a lo que es: la única que tengo y tendré. Es por ello que me animo a escribir esta serie de entradas con este título pomposo (y juguetón, si quieren, algo de eso hay también); porque lo que sí creo fervientemente, es que a la vida le tenemos que dar sentido nosotros mismos; de lo contrario, caemos en la nada más absoluta. Como ha dicho el Dr. Alonso Puig: «Te construyes o te destruyes».

Para empezar con la serie dejaré un video (o vídeo) que es una verdadera joya: Francis Bacon hablando sobre su arte, en la voz de Jeremy Irons. Poco más de tres minutos sin fisuras, sin desperdicio alguno y, por supuesto, con una profunda mirada sobre la vida y sobre cómo darle sentido.

 

Anuncios

13 comentarios el “Breve ensayo sobre el sentido de la vida (Parte I)

  1. MJBeristain dice:

    No puedes despertar más admiración en lo que propones cada vez que te leo. Impresionante este proyecto que tienes entre manos de “empujar” a la vida a los que dudan o dudamos en algunos momentos de su significado. Magnífico.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      ¡Pues para qué andar con proyectos pequeños! No sé si seré capaz de dar cuenta cabal de mis pensamientos sobre este tema, ya que tendría que escribir de manera mucho más extensa y más compleja; pero a veces, con la ayuda de pequeñas dosis de pensamientos claros, algo puede lograrse. Como dijo Evita: “Quien quiera oír, que oiga”; y con esto me refiero a que lo que subiré no serán más que ideas que cada lector deberá seguir pensando por su cuenta, de lo contrario, se perderá todo sentido. Las palabras de Francis Bacon, por ejemplo, me parecen de una fuerza tal que no entiendo cómo puede pasar desapercibidas para muchos.

      Un fuerte abrazo y gracias nuevamente.

      Le gusta a 2 personas

  2. …”la vida le tenemos que dar sentido nosotros mismos”. La esencia del perfume de la reflexión de hoy. Con ello me quedo y con el gusto de leerte.
    Buen día y un gran abrazo, Roberto.

    Le gusta a 3 personas

  3. Y ¿qué otra cosa más importante podemos hacer? Buscar el sentido de la vida nos puede llevar toda la existencia… o quizá solo un breve instante de lucidez. Lucidez como la de los grandes artistas como Bacon, magnifico texto y magnífica lectura de Irons. Poco más se puede añadir a lo que has expuesto y a los comentarios de MJ y de Isabel.

    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Lo curioso es que las personas que me movieron a escribir esta serie son fervientes creyentes (bueno, ya no es tan “curioso”; uno sabe por qué ocurren estas cosas); es decir, uno pensaría que tienen las coas resueltas ¿No? Después de todo tienen todas las respuestas y todas les son beneficiosas… Cuando miro en mi interior, en cambio, sólo encuentro un mar de dudas (de maravillosas dudas) y, sin embargo, me siento con un deseo incontenible de devorar todo lo que tengo a mi alcance.
      Lo que dice Bacon es una maravilla, tanto como su obra y hay poco o nada que agregar ahí.

      Un fuerte abrazo.

      P.D.: Acabo de ver que cada entrada de la serie tiene menos y menos visitantes; para la quinta (posiblemente la última) creo que llegaré al cero absoluto y me convertiré en una singularidad.

      Le gusta a 1 persona

      • La única certeza (para mí) es la duda. La duda nos hace investigar, avanzar. Las creencias no despejan las dudas, reafirman los temores, confirman los sueños. El sentido de la vida solo puede estar contenida en si misma; en nuestros corazones, en el amor…
        Desde pequeño siempre mis dudas han sido más cuánticas que metafísicas. Entonces no tenia con quien compartir mis inquietudes. De mayor tampoco ha cambiado sustancialmente la situación, la diferencia es que con los pocos que puedo empatizar y entablar conversaciones, el respeto y la coherència es el eje de la amistad.
        Lo que me comentas sobre los visitantes a tus entradas es algo que a mí también me sucede, tampoco quiero encontrarle una explicación. El mundo de wordpress y en general los blogs son un reflejo de la sociedad con sus intereses y vaivenes.

        Un fuerte abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Internet, sin duda, es una maravilla. Las redes sociales so su contraparte; no cabe duda de ello. Por suerte, la “parte buena” de todo esto es la que nos permite encontrarnos a miles de kilómetros de distancia con esas personas con las cuales sí compartimos nuestros asuntos. Eso de no tener con quién hablar de lo que para uno es íntimamente importante (y que por lo general para los demás es absolutamente trivial) es un mal bastante extendido. Demos gracias por las oportunidades que se nos brindan.

        Un fuerte abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  4. Leo y poco es lo que puedo agregar, quizá la diversificación, pues habrá tantos sentidos como personas sean quienes lo busquen. Gracias por bajarlo Borgeano y le retuiteo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Exacto Rubén; creo que ésa es la idea: que cada cual le encuentre el sentido que considere más adecuado. Tal vez por eso las religiones fallen en este punto, ya que crean un sentido general que no siempre es compartido. Creo que teniendo en cuenta las bases éticas (No dañar al otro, por ejemplo), cada cual puede hacer lo que considere mejor para sí mismo. El ejemplo de Bacon, entre otros, es uno de ellos.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Reblogueó esto en SENDERO blogy comentado:
    Unos minutos en uno mismo no hace mal.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s