Mientras escribo

Hace unos días escuché el último trabajo de Antonio Birabent, Oficio: Juglar; el cual consta de ocho poemas musicalizados y cantados por él mismo. Allí encontré algunos poemas y a un par de autores que no conocía o que conocía “de oídas”, como suele decirse (y que esto no se entienda como un chiste fácil). La primera canción es Lloraría, poema de Sergio Bizzio, el cual dejo aquí dedicado a tdos mis amigos escritores (quienes me disculparán por no nombrarlos a todos, ya que la lista sería extensa ¡Soy un hombre afortunado!).

 

escribiendo

 

Lloraría

La gente sale a buscar trabajo,
a comer,
a bailar,
a gastar,
a ver un eclipse mientras yo escribo.
Mi hijo juega solo mientras escribo.
Mientras escribo se encuentran los amigos,
se hacen negocios,
política, dinero, trampas, guerras, matrimonios, puentes, atentados mientras yo escribo.

Lloraría por lo que perdí.
Lloraría, mientras yo escribo.

¿Qué estaba haciendo?
¡Escribía!
La gente es “feliz” por momentos
y con “pequeñas cosas cotidianas”.
¿No es para llorar?
Les das algo y te agradecen,
les das más y hacen silencio.
El mismo desconcierto
siento yo
cuando pienso
en el tiempo
que pasé
escribiendo.

¿Llueve?
Llovizna.
Lloraría, mientras yo escribo.

14 comentarios el “Mientras escribo

  1. MJBeristain dice:

    Mientras escribo… vivo de otra manera a la que lo hacen los demás que tengo alrededor. Pudiera parecer que elijo la soledad, el silencio, la “nada”, (dirán ellos…). Mientras escribo vivo más allá del mundo real, allí donde comparto la idea con el sentimiento arrebatador, también de la amistad.

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      ¡Aplausos para este comentario! Cuando escuché la canción por vez primera pensé, como he dicho, en todos ustedes (no podía considerarme como “escritor” de ninguna manera), sin incluirme en la lista; ahora, gracias a tus palabras, quisiera ser parte del grupo, porque lo que has dicho es exactamente lo que hago y siento: elijo la soledad, el silencio, la “nada”… y el resto de las palabras también, todas ellas hubiese podido o hubiese querido haberlas dicho yo. Gracias por haberlo dejado tan claro.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Precioso poema imagino recitándolo, su voz, su alma en cada palabra… Sí, me trae el recuerdo de los juglares, de los romances… Gracias por darlo a conocer. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Me gustó mucho este poema (y el siguiente del disco también; a los otros debo darles otra “escuchada”) y, al oírlo pensé de inmediato en todos ustedes, mis amigos poetas, quienes también, de una u otra manera, ven pasar la vida por la ventana mientras escriben. Y eso no está nada mal, claro; hay mucha vida, también, en la escritura…

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Gran poema.
    Pasan tantes cosas mientras escribo… que no alcanzarían mil manos para escribirlas. Y pasan tantas por mi mente que apenas alcanzo a atrapar los versos más pesados, los ligeros de equipaje se escapan, poemas nonatos hijos del silencio.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Por eso dediqué este poema a todos ustedes, porque sé que sienten o viven esa misma angustia de la que habla el poeta. De todos modos, algo se nos escapará siempre: la vida mientras escribimos o los escritos mientras vivimos… también está el caso que tú señalas: se escapa la misma escritura mientras intentamos asirla por el ruedo del vestido…
      Lo único que nos queda es seguir intentándolo.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Muy bueno. Ninguna explicación o argumento es suficiente para explicar el por qué se escribe. Escribir es alejarse de placeres mundanos y cotidianos. Es rechazar ser parte de la manada. Aunque al parecer cada vez importa menos, se aprecia menos a la letra impresa. Pero eso creo q ya lo hemos comentado otras veces, no es así Borgeano?

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Creo que sí lo hemos charlado en otras oportunidades, Roberto; pero veo que eso no implica que vayamos a dejar de hacerlo ¿No? Creo que allí, entonces, radica la belleza y la riqueza del acto de escribir: que es importante (al menos para nosotros) más allá de lo que piensen todos los demás. En ese sentido, creo que la escritura es salvadora, porque esa expresión (“no me importa lo que digan los demás”) en general es sólo dicha, pero no aplicada; nosotros, en cambio, bien o mal, sí la aplicamos y escribimos, a pesar de todos. Eso es una pequeña gran victoria, creo.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      • Por supuesto que vamos a seguir hablando de ese u otro tema. No importa que parezcan los mismo temas, los humanos nos hemos pasado siglos hablando y resolviendo los mismos problemas y todavía no encontramos todas las soluciones. El solo ejercicio de pensar y debatir sobre un tema no estaría completo si luego no se escribe sobre él.
        La palabra escrita (tema que también tocamos) tiene un valor agregado en relación con la simple reflexión. Pensar, reflexionar e incluso filosofar sin escritura posterior es un lujo que muy pocos pueden arrostrar.
        Un abrazo de vuelta

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Si Borges dijo que sólo había escrito una página una y otra vez, bien podemos nosotros limitarnos a un solo tema, bajo diferente variantes. Claro que sí, vamos a seguir hablando hasta el último suspiro.

        Un abrazo.

        Me gusta

  5. Hermoso y real el poema. Recordé mi juventud, hubo espacios de años que disfruté a los clásicos de la música. Pasó el rock, el twest y no se que otras cosas más. Me perdí de aquellos arrebatos juveniles. Después vino una época de trabajo que sólo de vez en cuando venía algún verso, una historia garrapateada en una servilleta. Hoy escribo, ” ven a comer” escribo, y sigo haciéndolo, de una u otra forma. Es triste nunca puedo completar un cuento, siempre pienso que podría quedar mejor y lo dejo en el almacén, un dia cualquiera lo encuentro, lo leo y me digo, tenía razón, aquí en este lado se puede mejorar. O sea siempre escribo. Abrazo mis buen amigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Es uno de esos maravillosos males que nos aquejan, Rubén. Recuerdo que el año pasado me invitaron a presentar mi pequeño librito de poesía en Metepec y, durante la charla con los asistentes, alguien preguntó si “seguiríamos escribiendo en una isla desierta”. La respuesta de quien hizo la presentación (otro poeta local) y la mía fue un rotundo “Sí” e, incluso, en mi caso la prueba estaba en el mismo libro que presenté ese día, ya que allí el había poemas recientes pero el más viejo tenía treinta años. Es decir, escribí durante toda mi vida para publicar a los cincuenta años… igual que lo sigo haciendo ahora aún cuando nadie lee lo que escribo…
      Llega un momento en que todo se torna escirtura; aún cuando camino por las calles a veces me encuentro con que “narro” todo lo que me rodea.
      Hermosa enfermedad, sin duda.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Estos tiempos que por mi edad he tenido que estar en salas de espera, me convierto en ojo de video, y busco entre los asistentes algún personaje que un día me permita caracterizarlo en alguno de los cuentos que escribo. Así que cuando camino, o estoy perseverando encontrar una palabra o mi ojo esta buscando el detalle. Abrazo, es una enfermedad crónica y sin tratamiento. Abrazo mi buen

        Le gusta a 1 persona

  6. Reblogueó esto en SENDERO blogy comentado:
    A los amigos escritores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s