¿Es el amor moral? y otras cuestiones (in)trascendentes

desded

 

Mi esposa y un extraño se están ahogando. Solo puedo salvar a uno de ellos. ¿Qué tengo que hacer? Al considerar esta pregunta en 1981, Bernard Williams sugirió que estoy «pensando demasiado» si me detengo a reflexionar sobre lo que requiere la moralidad. Debería salvar a mi esposa simplemente porque ella es mi esposa. Troy Jollimore argumenta que esto debería silenciar todas las demás consideraciones: un esposo debe «percibir que esta consideración posee una importancia tan abrumadora que simplemente aleja todo lo demás de su mente».

Pero esto «suena terrible», escribe Raja Halwani. «Una cosa es decir que Sam debería estar motivado por el pensamiento de que su esposa se está ahogando, pero otra muy distinta es que este pensamiento debe silenciar a todos los demás. El peligro aquí es que incluso si el amor nos saca de la auto-absorción, nos empuja a la absorción en otro, y esto no parece moral». ¿Es el amor una emoción moral?

Bernard Williams, Moral Luck, 1981; Troy Jollimore, La visión del amor, 2011; Raja Halwani, Filosofía del amor, el sexo y el matrimonio, 2018.

 

¿Es el amor una emoción moral? no deja de ser una interesantísima pregunta, más allá de que en un primer momento todos responderíamos con un rotundo «sí» a la situación planteada más arriba, es decir, si salvaríamos primero a nuestra pareja que a un extraño —supongo y me atrevo a decir que ésta será la respuesta más aceptada por todos—. De todos modos, luego de salvar a nuestra pareja y de tener tiempo para dedicarnos a filosofar, la pregunta abre puertas más que interesantes, porque ese accionar que justificamos no necesariamente podría ser realmente moral. Entonces volvemos, nos planteamos nuevamente la pregunta: ¿Es el amor una emoción moral?  y probamos con otra puerta, la cual nos dice que…

 

 

Anuncios

9 comentarios el “¿Es el amor moral? y otras cuestiones (in)trascendentes

  1. El amor es instinto natural, la moral es religión. La perra que me mordió por tocar a sus perritos no me preguntó nada.

    Le gusta a 1 persona

  2. AmiraArmenta dice:

    El filósofo alemán Richard D Precht trata muy bien este asunto en su libro de 2010, El arte de no ser egoísta.

    Le gusta a 1 persona

  3. Personalmente nunca respondería sobre la moralidad del amor porque me parece absurda. Respecto a la decisión de salvar vidas y si la elección es que solo puedo optar por una de ellas, mi respuesta es rotunda porque sería el impulso emocional quien me conduciría al sujeto preciso a salvar.
    Muchas gracias, Roberto. Deseo que tengas una excelente semana.
    Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Este tipo de preguntas, Isabel, posiblemente no se plantean con el objetivo de ser respondidas, sino sólo bajo la idea mayor de pensar, nada más (y nada menos). Estamos tan de acuerdo en nuestra forma de pensar que tú dices lo mismo que yo en la entrada: “Luego de salvar a nuestra pareja y de tener tiempo para dedicarnos a filosofar…” es decir: primero lo importante, lo básico, lo natural (si se me permite el término), luego, recién después de todo eso, vienen los juegos mentales como la filosofía.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s