La mediocridad como opción

 

Wagensberg

 

Hace poco conseguí y leí Yo, lo superfluo y el error, de Jorge Wagensberg, uno de los libros intelectualmente más estimulantes que he leído en los últimos años. Es difícil encontrar aquí libros del autor español (ya vi que la biblioteca pública local tiene un par de volúmenes, los cuales ya me apresuraré a leer in situ). Más allá de lo que me haya provocado el libro, lo importante son las líneas de pensamiento que maneja el autor barcelonés, por lo que dejaré aquí como presentación para aquellos que no conocen, un enlace a un reportaje que me pareció no menos fascinante que el libro en sí (es una regla casi invariable: quien sabe pensar lo hace igual de bien en un libro de 250 páginas que en un breve reportaje o en una charla casual).

Destaco algunas perlas:

«La mediocridad es creer que se puede sobrevivir sin ideas o con las mismas ideas. La mediocridad es una elección. Uno no nace mediocre, sino que decide serlo. Eres un mediocre cuando las ideas no tienen un valor prioritario para ti.».

«Un país puede soportar un determinado kilo de mediocres por metro cuadrado. Por encima de eso, el país se va a pique».

«Cuando aparece una contradicción es que hay una idea de menos, una idea que hay que buscar. Si caes en contradicción, falta una idea».

«Uno está faltando al valor de la idea cuando uno se expresa en contradicciones. Cuando aparece una contradicción es que hay una idea de menos, una idea que hay que buscar. Si caes en contradicción, falta una idea».

Los libros de Jorge Wagensberg están plagados de ideas como estas y, lo que es mejor aún, están sólidamente justificadas y explicadas tanto en sus razonamientos como en sus alcances. Para mí leer un libro de Wagensberg es como acceder a una biblioteca entera, así de rica es cada una de sus páginas.

El reportaje completo, aquí.

Anuncios

8 comentarios el “La mediocridad como opción

  1. No he leído el libro, pero las contradicciones son como la negación de la negación, el cambio permanente, unidad y lucha de contrarios. La contradicción es tan necesaria para evolucionar en todos los aspectos. Una idea no es absoluta, lleva dentro de ella misma el germen de la negación. La mediocridad en los habitantes de un país no puede ser juzgada por los bienes materiales que les son arrebatados de forma permanente. Veré el texto de Jorge Wagensberg, para conocer la medida de su mediocridad. Saludes.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Voy a ser un poco más exacto, Concordia; el libro me fue particularmente rico porque precisamente estoy trabajando en un texto que comienza con la idea de que las contradicciones en el discurso deberían ser consideradas como lo que son: fallos en el sistema y por lo tanto, dicho discurso debería ser modificado (la contradicción consideraba bajo la óptica hegeliana, por así decirlo). El reportaje de Wagensberg que les comparto me pareció estupendo y creo que es una excelente forma de acceder a él, de empezar a conocerlo, por así decirlo.
      Gracias por tu comentario, el cual no tiene desperdicio. Es un lujo poder dialogar así.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Lo leí después, él tiene su propia verdad, es relativa a su experiencia. Se te sitúas en el agujero negro donde me encuentro, te sentirías como Dante en el infierno sin salida a ninguna parte. Sigo pensando que las ideas ya traen el germen de la contradicción (es mi esperanza). Saludes, va un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Sí, claro, él tiene su propia verdad, pero hay verdades que se acercan más a la verdad “ideal” (por decirlo de algún modo). Creo que el método científico es, hoy por hoy, el más adecuado o el mejor que hemos creado para tales efectos. Si vamos a navegar alrededor del mundo es mucho mejor una brújula que el Corán y si vamos a operar a una persona es mejor un quirófano moderno que un libro de Cagliostro. Al menos en ciertos temas, ése es el mejor método del que disponemos.
        Me llama la atención ese “agujero negro” que me nombras. Supongo (o espero) que poco a poco podamos adentrarnos en él (he visitado tu sitio, pero te cuento que tengo problemas para conectarme y lo hago una vez cada dos días y por pocos minutos. En cuanto pueda te leeré con detenimiento y te dejaré mis pareceres por tu casa).

        Un abrazo.

        Me gusta

      • El agujero negro es la crisis social de Nicaragua y todo el socialismo latinoamericano que hace rato huele a una extrapolación cadavérica de una sistema esclavista de la época de los zares rusos. Mi blog es un entretenimiento personal al que tengo acceso, me distrae leer temas diversos, que no me obliguen a darle continuidad ya que tengo mis propios temas a leer en un montón de libros estancados en mi habitación, unos en español y otros en inglés. Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s