Todos fuimos Buda

 

babybuhda

 

Cuando el Buda nace, los dioses lo reciben en una tela dorada, lo ponen en el suelo, y ese niñito da varios pasos, alza la mano derecha mientras la mano izquierda apunta hacia abajo, y dice: «Mundos superiores, mundos inferiores, no hay nadie en el mundo como yo» (Según otras versiones o traducciones lo que dice es «Miro hacia arriba, miro hacia abajo, no hay nadie en el mundo como yo»).
No tuvo que trabajar para descubrirlo, lo sabía al nacer. Daisetz Suzuki, durante su primera conferencia en los Estados Unidos sobre budismo, lo mencionó. Dijo: «Es algo muy raro, que un niño recién nacido diga una cosa como ésta. Uno piensa que debería haber esperado hasta tener su iluminación bajo el árbol bo y su nacimiento espiritual.Pero en el Oriente lo mezclamos todo. No hacemos una gran distinción entre la vida espiritual y la material. Lo material manifiesta lo espiritual». Y a continuación se embarcó en una larga charla, simulando haber perdido todas sus notas. En la pintura china y japonesa hay mucho espacio en vacío, y uno puede leer algo ahí. Del mismo modo, Suzuki nos dejó espacio vacío, simulando haber perdido sus notas, de modo que pudiéramos ayudarlo y sentirnos participantes de la conferencia. Hacer las cosas demasiado bien no es amable.
Al fin Suzuki llegó a ésto: «Me dicen que cuando un bebé nace, llora. ¿Qué dice el bebé cuando llora? Dice: «Mundos superiores, mundos inferiores, no hay nadie en el mundo como yo». Todos los bebés son Budas bebés».

(Tomado de un libro de Joseph Campbell cuyos datos se me han traspapelado).

Anuncios

7 comentarios el “Todos fuimos Buda

  1. luluviajera dice:

    Super hermoso, al final todos fuimos Buda.
    Siempre es un placer leerte y aprender de tus hermosas lecciones. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me encantó, Roberto. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Qué sería el Budismo sin sus paradojas?
    La vida es un laberinto de preguntas sin respuesta ¿quién las necesita?

    Gracias por compartir el texto.

    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Últimamente las paradojas han llegado a casa para quedarse (al menos eso parece). Hace un par de décadas mi objetivo era la de encontrarles una solución (consideraba a las paradojas como errores o falencias del lenguaje); hoy sigo pensando lo mismo, pero no quiero “solucionarlas”, sino sólo dejarlas estar, porque me han abierto más puertas de las que me han cerrado. ¿Qué sería de la vida sin las paradojas? ¡Si nosotros no somos más que paradojas vivientes!

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Habida cuenta la infantil y aburguesada modalidad del budismo que triunfa en Europa (en justa correspondencia con la vena secular que desde la Revolución francesa nutre –o desnutre- a Occidente) cabe pensar que el Buda, con esas esas lorzas antigriegas tan suyas, aplaude desde su Nada Absoluta a los neobudistas de piel blanca, que ya viven de pleno derecho en otra Nada: la que resulta del vaciado de Europa en virtud de los presupuestos del Progreso.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      En un todo de acuerdo contigo, José. Occidente, de un tiempo a esta parte se a dedicado de manera consistente a diluir todo pensamiento en una masa chirle y anodina que a la larga (y a la corta también) no sirve para nada. No por nada la metáfora de Bauman de la “modernidad líquida” fue tan certera como efectiva.
      Hace poco, en mi regreso momentáneo a Argentina me adentré en un viejo volumen de textos budistas que compré de segunda mano. Lo que más me gusta de él es que cada tanto tiene una llamada a pie de página que dice “Ni idea”. Ni el traductor ni el editor saben exactamente lo que significa ese breve relato o enseñanza ¡y esa es una de las claves para entender al budismo! No siempre hay enseñanza en el sentido clásico del término, por más que occidente quiera ponerle etiquetas a todas las cosas. Mediatizar todo no permite más que un acercamiento parcial, el que sólo es útil como inicio o principio de estudio; pero la mayoría se queda allí como si ya hubiera llegado a destino o como si hubiera comprendido el tema tratado a fondo.
      Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. […] a través de Todos fuimos Buda — El Blog de Arena […]

    Le gusta a 1 persona

Responder a Julie Sopetrán Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s