¿De qué lado de la cama se acuesta Facebook?

Quizá es que hoy, soñé el mar.


“Dejé el invierno,
mi cuerpo sobre la arena, promete flores.
El sol alumbra mi sonrisa
y la noche la recoge pintando estrellas.
Llegó la primavera!!!
y mi piel la reconoce
en cada pulso de sus venas”.

 

Este breve poema le pertenece a María G. Vicent y fue publicado ayer, martes 26 de marzo, en su sitio personal (pueden ver la entrada aquí). Hasta aquí nada abría que agregar, salvo que cuando María quiso enlazar su entrada a su cuenta de Facebook, ésta le fue censurada porque alguien (o algo, nunca se sabe cuándo hay una persona o un algoritmo detrás de estas supuestas denuncias) la consideró con contenido ofensivo.

Lo ridículo de la situación mueve más a risa que a otra cosa; pero creo que esto no termina aquí y que hay algo más que la torpeza de un funcionario o el error de una función matemática (la cual es inocente de toda inocencia; detrás de ella vuelve a haber un hombre, que fue quien la creó y la colocó allí para cumplir una función específica).

The Venus of Willendorf. Courtesy of Naturhistorisches Museum Wien

La Venus de Willendorf es una venus paleolítica datada entre 28.000 y 25.000 a.e.c.; fue censurada hace poco por Facebook por considerarla pornográfica. Ante las denuncias y el absurdo, un vocero de la empresa salió al ruedo a pedir disculpas y a explicar que en realidad pensaron que la publicación se trataba de una publicidad.

 

Gustave Courbet's Origin of the World (1886)

Gustave Courbet’s Origin of the World (1886)

La pintura de Gustave Courbet El origen del mundo, censurada en una publicación del profesor Frédéric Durand-Baïssas, quien inició demandas a la empresa ya que no sólo le fue censurada la publicación, sino que su cuenta fue cerrada, provocándole la pérdida de cientos de contactos y de sus publicaciones previas.

cen sura 03

 

Otros dos artistas censurados en Facebook: Jeremy Mann (a la izquierda, de quien hablé en este mismo sitio hace unos años. La imagen la tomé de su página de Facebook oficial y pueden notar el pixelado en los pechos de la imagen pintada) y Kate Hansen (a la derecha, con su proyecto Madonna and Child, el cual consta de varias pinturas de madres amamantando a sus hijos).

 

También en algún momento hablé de esto en este blog, pero no me queda otra opción que volver a decirlo, porque creo que este tipo de censura obedece a lo peor que ha creado el ser humano: la religión y la moral del rebaño. Nada hay que obedezca más a los estamentos más mediocres del ser humano que la moral burguesa, esa misma que se escuda detrás de los fascismos (es decir: de todo aquello que promueva toda clase de censura). Facebook censura un pecho femenino (aunque sea el de una estatuilla antiquísima o una pintura al óleo o la delicada versificación poética de un acto erótico) pero no censura a la violencia. Pueden ver en ese sitio cualquier acto de violencia que puedan imaginarse, sólo hay que apretar un botón para ello. ¿Quieres ver cómo decapitan a alguien, cómo le disparan en vivo y en directo? ¿Quieres ver cámaras de seguridad donde un automóvil atropella a alguien adrede o tal vez te interesen los accidentes reales con profusión de cadáveres y sangre? ¿Quieres ver publicaciones donde se incita a la violencia de manera directa; donde se dice «A X habría que matarlo»? No hay problema: podrás ver todo eso y más, ya que Facebook no lo censura, sólo lo cubre y te dice que si quieres verlos debes apretar el botón inferior (en le caso de las provocaciones a la violencia, ni siquiera eso). Pero eso sí, ni si te ocurra subir una foto de una madre amantando a su hijo porque arde Troya.

Lo mismo sucede con la T.V., por supuesto (en ese sentido FB no es más que la versión personal de la televisión, publicidad incluida). La violencia en la televisión es explícita; en programas como CSI (en todas sus versiones: Miami, New Orleans, New York, Las Vegas), Law and Order; Chicapo PD.; The Mentalist y cualquier otro del mismo estilo se enseñará cómo matar y destripar y violar y descuartizar y otras bellezas similares de modo claro y práctico. Incluso se podrá ver los cadáveres en la mesa del médico forense y se podrá acceder a la autopsia casi completa. Eso sí: si la muerta es una mujer nunca estará con el pecho descubierto porque un pecho femenino es algo repugnante, pero un balazo en la frente, no.

Dije que ya había tratado este tema antes y veo que fue hace poco más de seis años. La entrada se tituló Sexo no, violencia sí y terminaba así (para que no vayan hasta allí, si no lo desean):

«Seré simple, seré inocente; pero creo que si les enseñáramos a nuestros hijos el valor de amar, estaríamos bastante mejor. Y no me refiero a las vacías frases de amor de una tarjeta o de un cartelito de esos que aparecen en la red. Me refiero al verdadero acto del amor, al que incluye el cuerpo y el alma; los labios y el sentimiento, las manos inquietas y la bondad, la confianza ciega de entregarse a las manos del otro. Quizá con el paso del tiempo conseguiríamos una generación donde las personas verían la piel del otro como algo digno de acariciar, no un lugar donde marcar una cruz con un cuchillo de quince centímetros».

Y, por supuesto, si consiguiéramos lo anterior, también haríamos innecesario todo acto de censura; ya que el remedio vendría incluido en nuestro propio accionar.

15 comentarios el “¿De qué lado de la cama se acuesta Facebook?

  1. Culpa a Rembrant y Caravaggio, son los genios de la intriga y el teatro a través de la imagen. Saludos, me agradó leerte.

    Le gusta a 1 persona

  2. luluviajera dice:

    Facebook es la hipocresía en su mayor nivel. Hace poco vi la foto de una mujer que había sido censurada porque en ella amamantaba a su hijo; entonces lo que hizo fue subir una nueva foto pero tapando a su pecho ya su bebé con una foto de Victoria Secrets. De esa manera expuso la doble moral de Facebook (y mejor no hablemos de Instagram, dónde todo es mucho peor).

    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sí, si nos pusiéramos a rastrear todos los desafortunados incidentes de Facebook no terminaríamos más. La seguidilla de acciones censoras de esa página es sorprendente por lo ridículo y, sobre todo, como bien dices, por la hipocresía que exponen.

      Besos mil.

      Me gusta

  3. María dice:

    Apoyo, punto por punto, todo lo que aqui dices. Me horroriza esa doble moral que nos lleva a un sinsentido y sólo puedo pensar que hacia adonde vamos si no somos capaces de enseñar a nuestros hijos el valor de una mente abierta y selectiva.
    Un abrazo y gracias por ser el eco de mi voz, amigo mío.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      La doble moral hoy es la moneda de cambio más corriente. Nadie quiere hacerse cargo de nada, mucho menos de sus propias acciones. El hecho de que sea una empresa la que tome este tipo de actitudes es algo más peligroso aún. Ayer, por la noche, seguía pensando en el tema y noté otra cosa más: cuando alguien denuncia a publicaciones (no importa cuáles sean, aunque en el caso del poema me parece la cima de la estupidez) de inmediato se le da cauce a esa denuncia sin importar lo más mínimo si es válida o no. Eso es lo peligroso: que hoy cualquiera que se sienta «molesto» o «indignado» por cualquier cosa (y la gente es tan estúpida que lo hacen así: por cualquier cosa) o cualquiera que quiera jugar una carta malsana y denunciar algo que no es tal, hoy consigue que se le de rienda suelta a sus delirios. El problema es que el resto es el que paga los platos rotos.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Cada día que pasa me siento más «extraterrestre», no termino de entender este mundo en que vivimos.
    Gracias por este «aperitivo» que muestra hasta donde llega la ignorancia o intereses humanos.
    Un fuerte abrazo, amigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Esa sensación de «alejamiento del mundo» es inevitable, Isabel. Cada día que pasa uno va aislándose más y más y reduciendo el círculo de las personas con las que puede tener trato. Esto puede sonar algo egocéntrico, pero no es así ¡qué más quisiera uno que poder charlar con todos aquellos que nos rodean! Pero no, no se puede.
      Los medios hoy están más preocupados por llegar a la mayor cantidad de personas, y eso hace que hagan las cosas mal a propósito, no vaya a ser cosa que alguien no entienda o se sienta ofendido por el uso del lenguaje correcto (claro, así pierden otra parte de la audiencia; pero esto no les preocupa, ya que esa parte es mínima).
      Yo vuelvo siempre a mis libros. Ahora que he cerrado casi todas mis redes sociales tengo más tiempo para ellos y ellos, como bien sabemos, nunca nos defraudarán.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  5. mosangon dice:

    Terrible la censura que nos imponen os que nos quieren hacer libres. Me pone los pelos de punta que se metan con el Arte, con la Literatura, con el desnudo ya sea natural o sexual. Triste que la maldad, la violencia, y la estupidez, esté al al alcance de cualquiera. Triste.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Así es Mosangon; tristeza es lo que provoca este tipo de actitudes, las cuales van más allá de lo que aparece en una pantalla, porque ese tipo de actitudes luego se vuelven conductas. Es así como vemos gente que se queja de una madre que amamanta en una plaza aunque al lado haya un cartel con una modelo de Victoria Secrets que muestra mucho más que ella (y fíjate cómo uno cae en la trampa del lenguaje. Yo mismo acabo de decir que la modelo muestra «más» que la madre que amamanta cuando ella no «muestra» nada…). El trabajo contra la censura es constante, porque el trabajo contra la estupidez debe ser constante.
      Gracias por pasar por aquí y por tu comentario.

      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s