Miniso o el arte de vender vacío

 

jeff-koons-art-625x352

Jeff Koons

 

En La salvación de lo bello, Byung-Chul Han analiza cómo el concepto de belleza es entendido en la actualidad. Allí dice que hoy lo que prevalece es lo pulido, lo pulcro, lo suave, lo brillante, lo liso. Ésa es la característica de nuestro tiempo y, como toda característica temporal, se extiende a los conceptos; en este caso, el concepto de belleza. Podríamos ejemplificar esto con el arte de Jeff Koons, por ejemplo; o con la extendida práctica de la depilación definitiva. Todo esto no es más que el imperativo de la positividad que impera en el siglo XXI; ya que ni lo liso ni lo pulido, dañan. La estética dominante se basa en la capacidad de amoldarse, de no resistir y no se limita a las superficies exteriores. La comunicación actual, por ejemplo, es igual de pulida que el exterior de nuestros teléfonos. Los mensajes son anodinos, amables, correctos y positivos. No hay que molestar al prójimo de ninguna manera. Todo debe ser light y los me gusta cumplen con esa normativa a la perfección.

Hace un par de meses abrió en Morelia una tienda llamada Misino, la cual es el ejemplo perfecto de lo que nos dice Byung-Chul Han. Lo primero que me llamó la atención fue un afiche de propaganda, al que de inmediato le tomé una foto. Algo que vengo diciendo desde hace tiempo (pero que no tocaré aquí porque merece su propio espacio) es que ahora nadie parece esconderse para hacer lo que antes era motivo de vergüenza. Por ejemplo el afiche en cuestión es éste:

49781667_141436963408220_3982709906426822656_n

 

¿Pero es que nadie se da cuenta de lo que les están diciendo? Me pregunté en aquel momento y, al mirar a mi alrededor vi que no, que nadie se daba cuenta y que no les importaba en lo más mínimo. «Entré a Miniso buscando una cosa. Salí con seis, bueno ocho. OK, ya, diez» y luego el inevitable hashtag: #nosabiaquelonecesitaba. Eso es: no sabías que lo necesitabas porque realmente no lo necesitabas. Y es que eso es lo que vende Miniso: cosas innecesarias o, si lo son, cosas que pueden encontrarse en cualquier otra tienda cinco veces más baratas. Miniso es la quintaesencia de la modernidad: venden basura innecesaria y cara; pero… bonita. Sí, todo en Miniso es bonito. Y también todo es pulido, pulcro, suave, brillante, liso.

También Miniso miente, por supuesto; y no sólo lo hace en sus carteles publicitarios. También lo hace en su página web, donde leo: « En MINISO creemos que la naturaleza tiene un poder mágico; disfrutamos de lo que la naturaleza nos brinda, aprendemos y creamos a partir de ella. Debido a esto, perseguimos una filosofía de vida simple y natural, diseñamos y fabricamos productos excelentes a precios honestos, teniendo en cuenta los recursos de la tierra, el medio ambiente y el reciclaje. En MINISO dejamos de lado todo aquello que es extravagante y antinatural para volver a los simple y lo sencillo». Una burda mentira de cabo a rabo. Alguien que fabrica cosas innecesarias no puede decir que está preocupado por el medio ambiente. Alguien que vende un bolígrafo a ocho veces el precio regular no puede hablar de «precios honestos».

 

miniso

 

Ahora esa empresa acaba de abrir una tienda en pleno centro de Morelia. Ayer fui allí a verificar unas cosas para poder escribir esta entrada y, al salir, el empleado —un joven de poco más de veinte años, como todos los empleados de esta tienda— me saluda con un arigato que fue la cereza sobre el postre. No solo a estos chicos les deben pagar dos pesos, sino que, además, los hacen saludar en un idioma extranjero y en una situación absurda aunque, eso sí, pulida, lisa, brillante. ¡Viva la modernidad!

5 comentarios el “Miniso o el arte de vender vacío

  1. Me sorprende que te extrañe lo que sucede con esta franquicia, Roberto, cuando hay otras muchas en este mundo globalizado cuya política de ventas es la misma. Ahí estamos nosotros, adultos, para decidir en qué y cómo gastamos nuestro dinero. Es nuestra responsabilidad, solo nuestra, que tengan tanto éxito firmas como la que dedicas hoy tu entrada.
    Muchas gracias, tu artículo debería hacernos reflexionar sobre ello.
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No me extraña, Isabel, me rebela… aunque no el acto en sí (cualquiera tiene derecho a vender como crea conveniente), sino la ceguera social que rodea a este tipo de comercios. En cuanto al segundo punto de tu comentario, también me siento bastante pesimista al respecto, porque esta tienda de la que hablo hoy está llena de jóvenes. Creo que esto es como el cigarrillo: están creando consumidores desde pequeños. Todo en esta tienda (la cual no es más que un ejemplo, como bien señalas) apunta a los jóvenes.
      El tema nace, como la mayoría de los que dejo por aquí, de la confluencia de ciertas lecturas con hechos o situaciones que van ocurriendo a mi alrededor.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  2. María dice:

    Como siempre, amigo mío, pones el dedo en la llaga. Pero yo digo, ¿quién sino nosotros lo fomentamos al gastar nuestro dinero en la compra de ese “humo”? Quizá deberíamos pensar en esa parte de responsabilidad que nos corresponde.
    Un abrazo desde aquí.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Sí, es cierto, María; lo peor es que –tal como le dije a Isabel aquí arriba–, todo parece apuntar a una forma de creación de futuros consumidores. El noventa por ciento de los que consumen en esta tienda son jóvenes (digamos hasta treinta años). Se ven algunos mayores, pero en general miran (es obvio que los objetos son bonitos) y compran poco. Los jóvenes, en cambio, consideran una compra aquí como un pequeño “éxito”, por llamarlo de algún modo.
      Gracias por tu presencia y por tu comentario.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. […] a través de Miniso o el arte de vender vacío — El Blog de Arena […]

    Me gusta

Responder a María Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s