Los expulsados (de sí mismos)

.

quimera

 

Dice Aldous Huxley: «El amor ahuyenta al miedo y, recíprocamente, el miedo ahuyenta al amor. Y el miedo no expulsa sólo al amor; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre a la humanidad misma».

Hace un tiempo hablé del «animal que toma decisiones conscientes»; y ahora, al encontrar esta cita de Huxley, veo que una idea y otra se realimentan y se fortalecen. El miedo no es más que el detonante de nuestra animalidad. El amor (el amor como sentimiento puro y abarcador, no el que se limita a lo meramente romántico) es, por el contrario, el que nos permite acceder a lo humano desde lo humano. Es entonces que la frase «animal que toma decisiones conscientes» puede ser equiparada a la ecuación «odio (animal) ≠ amor (decisiones conscientes)».

Es así que cuando nos encontramos con los gordos y repugnantes nubarrones del odio y la difamación, podemos estar seguros de estar frente al escalón más bajo de la humanidad. Alguien que pretenda acceder al estatus de humano no puede sino actuar de manera madura, pensante, consciente. No hay ni puede haber términos medios: se es humano o se es animal. Y la decisión es absolutamente nuestra.

4 comentarios el “Los expulsados (de sí mismos)

  1. Totalmente de acuerdo, Roberto. Pero no olvidemos que el ser humano, es “doble” animal…

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      No, Julie, no lo olvido; de allí que hable del “animal que toma decisiones conscientes”. Somos duales, pero a veces no tenemos que permitir que esa parte animal más básica se haga dueña de los asuntos humanos. La pelea es con nosotros mismos, y es constante.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  2. Me ha gustado mucho la disertación. Odio y difamación no son más que dos de los elementos negativos que nos distginguen del resto de los animales.
    Gracias, querido Roberto.
    Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      lamentablemente son, también, dos de los elementos más comunes y populares a nuestro alrededor. Podemos verlo a nuestro alrededor inmediato o también como forma de conducta en ámbitos mayores, como la política, los medios, la justicia, el deporte…. Ahora nadie se preocupa por sobresalir por mérito propio, sólo alcanza con mentir a diestra y siniestra. El encono social popular hace el resto.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s