Saber distinguir, saber apreciar

.

opuestos

.

Hace un tiempo hablé aquí del enorme placer que me causó la lectura de un libro de Jorge Wagensberg. Ahora he tenido la oportunidad de agenciarme un nuevo libro de este autor catalán (cosa que aquí no es nada fácil) y el placer es igual o tal vez superior al anterior. En este caso se trata de El gozo intelectual y vaya si le hace honor al nombre, me digo. Éste es uno de esos libros que deben ser leídos con una libreta a un lado, para ir tomando notas de lo que se lee y no perder el hilo de los razonamientos.

En la página 51 me encuentro con un breve y sencillo fragmento que me hizo recordar algo que vi hace pocos días en un vídeo de YouTube. El fragmento de Wagensberg dice así: «La inteligibilidad se distingue de un déjà vu por la ocurrencia del gozo intelectual. Es también la diferencia entre un refrán y un buen aforismo. El refrán está para ser recitado y repetido hasta conseguir algo muy cercano al estado de hipnosis. Un buen refrán sirve para repetir, para liquidar una buena reflexión. El buen aforismo no es para repetir si no para evocar, y no es para liquidar una reflexión o una conversación sino para abrirlas. La conversación debe acompañar a la mente hasta dejarla a solas frente a una comprensión o una intuición inminente. La comprensión cae cuando está madura».

Una sutil distinción entre el refrán y el aforismo nos abre las puertas a una comprensión mayor de lo que tenemos frente a nosotros, ya sea una lectura, una conversación o un pensamiento (el cual, tal como bien lo señala Wagensberg en este libro, no es más que una conversación íntima). Hace pocos días, en el programa español Todos para la 2 (supongo que así se llama, no estoy seguro, copio de lo que veo en el video), el artista plástico Jorge de los Santos señala la distinción entre el slogan y la máxima: «[…] una cosa es el «Llega a ser quien eres», de Píndaro, es decir, todas estas máximas… que son máximas, no slogans, que ésas no se compran. Uno parte del razonamiento para llegar a una máxima, mientas que el slogan es lo inverso» (tal vez este fragmento suene un poco más disperso que el anterior; pero tratándose de una charla en un programa televisivo, es lógico que el estilo sea más despojado e, incluso, un poco desprolijo. De todos modos la idea está ahí y eso es lo que vale).

El refrán es el pensamiento codificado, el aforismo es el pensamiento en acción; el que camina o nos ayuda a caminar. La máxima es la idea que nos ayuda o nos guía en nuestra vida, el slogan es el pensamiento cosificado, condensado en la sola idea de fijar el pensamiento para, sobre todo, vendernos algo. Mientras que la máxima es el punto de llegada del pensamiento, el slogan es el punto de partida, armado y prefabricado (por otro). Saber reconocer estas pequeñas diferencias no es algo menor en cuanto al trabajo del pensamiento; de hecho, como lo señala Jorge Wagensberg desde el mismo título de su obra, es lo que nos ayudará a llegar a ese puerto único que es el gozo intelectual.

9 comentarios el “Saber distinguir, saber apreciar

  1. Quién mejor que un filósofo para matizar y recordarnos las sutiles diferencias.
    Tengo pendiente leer a Wagensberg, por los comentarios que tú haces y los títulos de sus obras creo que es un autor muy interesante.
    Gracias por acercarnos a él.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      En lo que a mí respecta, Wagensberg es una constante fuente de placer intelectual; creo, por lo mucho que nos parecemos, que a ti te sería de agrado y también de fuente de inspiración (además es probable que allí encuentres sus libros, cosa que, como dije, aquí no sucede). Estoy buscando una idea de Wagensberg sobre estética, pero no sé en qué libro está, así que por lo pronto cada vez que veo uno me lo agencio y lo disfruto mientras espero encontrar el libro adecuado (la idea la comentó un locutor radial hace mucho tiempo, pero nunca dijo en qué libro se encontraba).

      Un fuerte abrazo y fíjate, son coterráneos; así que no sería raro que algún día te lo encontraras por allí.

      Le gusta a 1 persona

      • He visto que hay muchos libros editados por Tusquets que es una editorial catalana.

        Por desgracia Wagensberg murió en 2018, pero por lo que veo dejó una obra inmensa.

        Un fuerte abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        ¡No sabía que Wagensberg había muerto en 2018! Seguramente el hecho de que hace poco vi un par de vídeos suyos en Youtube me ha llevado a esta sorpresa (verlo allí, sentado, charlando tan plácidamente, nos hace pensar que todos están aún por aquí).
        Los dos libros que tengo de él, El gozo intelectual y Yo, lo superfluo y el error, son de Tusquets, de la colección Metatemas. He buscado sus libros pero aquí ni siquiera lo conocen a él… De todos modos, una vez al año llega una feria de libros que vende de todo y en dos años consecutivos los he conseguido en mesas de saldos. He tenido suerte y ahora espero que llegue la próxima feria. Tengo esperanzas de que al menos traigan uno más…

        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  2. macalder02 dice:

    Cada lectura de tus escritos, es una pieza para repetirla una y otra vez hasta entrar en contexto. Lo digo porque son conceptos que quiero sacarle mayor provecho posible para ampliar mis conocimientos. Tenía ida sobre el refrán pero del aforismo, nada de nada. Como podrás apreciar tienes un alumno todavía en pañales pero sigo insistiendo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Muchas gracias, Macalder, pero no soy más que un lector atento que comparte lo que va encontrando por aquí y por allí. De alguna manera somos todos eternos alumnos. hace unos minutos estaba leyendo el libro de Wagensberg y tuve que decirme “tranquilo, muchacho, que esto no se traga de un bocado” y volví a comenzar con el capítulo (lo bien que hice, porque de lo contrario no hubiese comprendido nada). Como dice Scopenhauer: hay libros para ser leídos de una sentada y otros que sólo pueden leerse página por página. La única sabiduría que necesitamos es la de saber distinguirlos.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s