Nunca es (ni será) tarde

.

.

Cada tanto las noticias nos acercan casos puntuales de ancianos que terminan su carrera universitaria o de abuelos que a avanzada edad han comenzado, por ejemplo, a aprender a leer y escribir. Esos casos son presentados como ejemplos a seguir, cosa que son y muy dignos de aplauso. Pero también hay algunos ejemplos que son más puntuales y directos para aquellos quienes ya estamos corriendo contra reloj y que aún no hemos publicado o que apenas hemos publicado un solo volumen. Por ejemplo, la infografía con la que abro esta entrada nos muestra algunos ejemplos de escritores que empezaron a escribir o a publicar a una edad que muchos ya consideran como tarde o, tal vez, algo peor. Allí tenemos, entre otros, a Amy Tan, Raymond Chandler, Stieg Larsson, y al más grande de todos: José Saramago. Faltan algunos otros que también comenzaron a escribir pasados los cincuenta, como Laura Ingalls Wilder, quien publicó La casa de la pradera a los 64 años; el Marqués de Sade quien comenzó a escribir a los 40 años pero publicó su primer libro, Justine, a los 51 años; Giuseppe Tomasi di Lampedusa, quien empezó a escribir a los 58 años, luego de asistir a un premio literario y que tardaría dos años en terminar y publicar El gatopardo; o Isak Dinesen, quien publica un volumen de relatos a los 50 años, poco antes de publicar su famoso Memorias de África.

En síntesis: que aún estamos a tiempo o, como dice Benjamín Prado en su poema, que Nunca es tarde, hombre; así que ¿Qué diablos estás esperando?

.

Nunca es tarde

Nunca es tarde para empezar de cero,
para quemar los barcos,
para que alguien te diga:
-Yo sólo puedo estar contigo o contra mí.

Nunca es tarde para cortar la cuerda,
para volver a echar las campanas al vuelo,
para beber de ese agua que no ibas a beber.

Nunca es tarde para romper con todo,
para dejar de ser un hombre que no pueda
permitirse un pasado.

Y además
es tan fácil:
llega María, acaba el invierno, sale el sol,
la nieve llora lágrimas de gigante vencido
y de pronto la puerta no es un error del muro
y la calma no es cal viva en el alma
y mis llaves no cierran y abren una prisión.

Es así, tan sencillo de explicar: -Ya no es tarde,
y si antes escribía para poder vivir,
ahora
quiero vivir
para contarlo.

17 comentarios el “Nunca es (ni será) tarde

  1. Esta entrada me recordó aquel verso de Machado: Hoy es siempre todavía.
    Pero también aquel otro poema de Bukowsky: Dont do it,

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Lo que dice Bukowski es perfecto, sin duda alguna. Al hecho de que no hay edad para comenzar o para seguir escribiendo, hay que sumarle el hecho importantísimo de que hay que hacerlo porque es una necesidad imperiosa, no porque uno simplemente tiene tiempo por delante y no sabe qué hacer con él. La creación artística (la necesidad de la creación artística) no puede ser un suplemento de la vida, sino su sustancia.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Conocí un hombre que se licenció en historia con más de 80 años. Le supo a poco. Decidió estudiar dirección de cine y grabó su primera película con 83. Era un cliente de mi trabajo, le perdí la pista después de cambiar de empresa. Realmente no existe ninguna discapacidad para empezar una actividad, estudios, escritura, pintura, canto, que esté relacionado con la edad. Solo voluntad.Recuerdo cuando tomé mis primeras clases de dibujo con quince años que la mayoría de estudiantas eran mujeres mayores, vamos que podían ser mis abuelas.
    Me gustaría reencontrarme con la pintura y comenzar con la música cuando me pueda jubilar, ya me falta menos, si el cuerpo aguanta, claro.
    Gran poema el que nos compartes hoy.

    Salud y cálido abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Hay muchos ejemplos como los que estamos citando, pero conocer a uno de ellos de manera personal debe ser toda una experiencia, una verdadera inyección de adrenalina.
      Creo que todos los que nos cruzamos por estos lares pertenecemos en menor o mayor medida a esta categoría; tenemos entre nuestras lecturas cruzadas a Isabel F. de Quirós, a M.J. Beristain, a Julie Sopetrán, etc. Esta actitud de constante inconformismo es la que más me atrae. Para eso está la mediocridad del mero observador, el cual se conforma, generalmente, con la televisión.
      Ahora que lo pienso, no estría nada mal que en algún momento del futuro alguien nos recuerde como tú lo haces con respecto a este hombre ¿no te parece?

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Soy inconformista por naturaleza. Quizá ese nivel de exigencia alguna vez me ha pasado factura porque la gente lo percibe como algo negativo…
        Ojalá alguien nos recuerde en el futuro, señal de que algo interesante hemos dejado para los demás.

        Un cálido abrazo

        Le gusta a 1 persona

  3. Carmen B. dice:

    Esto me trae recuerdos de un mujer… joven, 3 hijos aun pequeños y la vida se le hace gris. Lee mucho, y decide retomar los estudios. Los avanza y queda embarazada del 4º hijo. le dicen en casa que deje de estudiar …pero sigue, se titula y le sale un buen trabajo(gracias a su titilación). pero sobre todas las cosas que ella valora de su decisión la mas maravillosa es que cambia su visión de las cosas, su vision de la vida, cambia ella.

    Nunca es tarde. acabo de tener un examen de frances y me he sentido tan preocupada, y tan nerviosa como cuando estaba en la universidad…o en el insti. Es maravilloso hacer lo que a uno /una le gusta. Aunque sea en el otoño de la vida. Nunca es tarde.

    “y de pronto la puerta no es un error del muro
    y la calma no es cal viva en el alma
    y mis llaves no cierran y abren una prisión.”

    Estos tres versos… me dicen tanto.

    Roberto, que bello tu poema. Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Nada envejece más que la quietud, no cabe duda de ello. Como le decía a Xabier aquí arriba, me gusta mucho esto de estar rodeados de inconformes; de gente que siempre está deseosa de hacer algo más, independientemente de la edad que tenga. En ese sentido, creo que este contacto entre nosotros hace que haya una realimentación constante, lo cual no puede ser nada menos que positivo.
      ¡A seguir creando, estudiando, avanzando! (por cierto, el poema no es mío, es de benjamín Prado y me vino como anillo al dedo para ilustrar la entrada en sí. Es un poema hermoso, sin duda alguna).

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. macalder02 dice:

    En la tabla que adjuntas, estoy en el pico de ella. Bueno, sólo lo digo por la edad porque esos personajes son los grandes de la literatura. Al cumplir los 68 (ya se fueron 5) para paliar la jubilación, comencé a escribir versos después de haber leído por completo las Rimas y Relatos de Bécquet y los poemas de Rumi. Y para explicarlo, hice el poema “Llegué tarde a la Poesía”. Por lo visto ahora veo que sí que estaba bien equivocado de ese concepto al leer tu exposición y disfrutar del poema de Benjamín Prado. Me viene como anillo al dedo tu entrada Roberto para entender mejor lo de escribir. Una buena semana para ti
    Manuel

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Tenemos la fortuna, Macalder, (me disculpo por haber olvidado tu nombre) de vivir en una época donde aún estamos fuertes, creativos y con ganas de seguir haciendo cosas a una edad a la cual nuestros abuelos ya estaban agotados (si es que estaban por aquí, de hecho). Así que esto de seguir creando o de comenzar a crear a una edad “avanzada” (éste es otro término que está perdiendo vigencia, al menos en este sentido específico) es algo que poco a poco está haciéndose más y más habitual. Y publiqué mi primer (y único, hasta ahora) libro a los cincuenta y dos años; y he seguido escribiendo a pesar de no publicar. Ya llegará la oportunidad. La verdad es que lo que me interesa es seguir aprendiendo y escribiendo; eso es lo que me ayuda a ser; lo demás, por más bonito que sea, es secundario.
      Me alegra que pertenezcamos al mismo club; el cual sin ser exclusivo en demasía, es preferible al que sólo se sienta a ver pasar la vida.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • macalder02 dice:

        Me identifico plenamente con tus expresiones. Ahora estoy más seguro que nunca es tarde para empezar. Seguiremos en la brega pero también pienso que tienes material suficiente para tu segundo libro.
        Uno va aprendiendo de los que saben y en eso estoy cuando me sumerjo en tus escritos. Buena semana
        Manuel Calderón

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Gracias nuevamente por tus palabras Manuel; todo esto se trata de un “ida y vuelta” constante.
        Luego, te cuento que ya tengo tres trabajos terminados (un libro de poemas, una novela y uno de viajes/filosofía) y dos en marcha; pero por una parte tengo un cuestión personal con el hecho de pagar para ser publicado (¿Es lícito? ¿Es ético?); pero luego veo que estas preguntas quedan en un segundo plano cuando noto que tampoco tengo el dinero como para hacerlo… Así que eso viene a tranquilizar mi ánimo y a decirme que no me preocupe por esas cosas y que siga disfrutando de lo que realmente me gusta.
        Nuevamente, gracias por tus conceptos sobre este humilde sitio y, sobre todo, sobre mi modesto trabajo.

        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • macalder02 dice:

        Ya vendrán tiempos mejores. Siempre hay una oportunidad. Solo es cuestión de esperar. Saludos

        Le gusta a 1 persona

  5. No puedo más que estar de acuerdo con esta máxima de “nunca es tarde…”.
    Gracias, amigo. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  6. erotismoenguardia dice:

    ❤️

    Me gusta

  7. Totalmente de acuerdo, nunca es tarde para hacer o continuar algo nuevo. El problema viene cuando el miedo nos paraliza.
    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Ese es el segundo problema, Miss Blank Page! Vamos uno por uno. El primero ya nos lo sacamos de encima. Para el segundo, lo que yo hago es tomar en cuenta que nadie verá eso que escribo (luego, cuando termino, veo si vale la pena mostrarlo; pero en el camino me sirve ese “truquito”. A veces tenemos que engañarnos a nosotros mismos, sobre todo quienes somos algo indisciplinados).

      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s