El vacío que se apodera de todo

.

conversation-3425924_640

.

Que la sociedad moderna está yéndose al carajo a pasos agigantados es algo que todos sabemos y de lo que somos conscientes. Los ejemplos abundan y se encuentran por todos lados; no hay mas que abrir una red social, intentar debatir con alguien (de lo que sea), escuchar lo que se dice en la TV o en la calle. Todo, pero todo, absolutamente todo se ha vuelto vacío, mediocre, sin sentido. El posmodernismo ha hecho estragos en la mente de las personas y, como siempre sucede, destruir es mucho más fácil que construir, así que nos encontramos ahora, con otro problema: todo es cada vez más idiota y, al mismo tiempo (y por ello mismo) se hace cada vez más difícil revertir la situación. Han sido muchos los autores que se han dedicado a intentar defender a la razón y a la cultura de estos ataques incesantes; ¿pero cuánta gente lee esos libros en comparación con los que se dedican a demoler la cultura? De los muchos libros sobre el tema me permito recomendar dos: El asedio a la modernidad, de Juan José Sebreli y En defensa de la ilustración,  de Steven Pinker. Pero, como dije, hay mucho material sobre el tema, así que no es eso lo que falta, sino lectores…

Todo esto nace a colación de algo de lo que acabo de enterarme: existe el Museo de lo no-visible. ¿Y qué es esto? Pues, como su nombre lo indica, es un museo donde las obras no son visibles; eso es todo. La gente ingresa y lee unas tarjetitas adheridas a la pared y debe imaginarse la obra. La verdad es que conozco mejores modos de perder el tiempo… ¿Pero  esto es cierto? ¿Será verdad que se puede ser tan idiota? ¡Pues faltaba más! Claro que sí…

.

invisible 01

.

invisible 02

.

Lo indignante no es que a alguien se le ocurran estas cosas; esto es algo más viejo que cualquiera de nosotros; pero sólo se mantenía dentro del juego intelectual (Alfred Jarry; Borges-Casares; Apollinaire; etc.); ahora no, ahora se le brinda un carácter de seriedad que es lo que lo vuelve profundamente repulsivo. Antes al menos teníamos al arte como refugio, hoy ya ni eso nos dejan. Han ensuciado todo.

He aquí, por ejemplo, una de esas obras de arte (imagínensela ustedes, claro). Pertenece al conocido actor James Franco, quien lamentablemente se ha sumado a esta payasada (y está bien, ellos son los astutos, los idiotas son los que van allí a sumarse a esa farsa o, peor aún, los que compran esas obras. James Franco vendió una a 10.000 dólares).

.

James Franco

.

James Franco

Barco del Capitán

Escultura, 2011

Un barco de vapor a gran escala en el que vivía el Jefe, en el río, para la película imaginaria e inacabada de James Franco, «Hojas rojas».

El barco de vapor estaba destinado a vivienda y dormitorio y esta réplica es un modelo a escala real que en realidad flota, aunque no tiene motor.

Tiene aproximadamente 10 metros de largo.

 

Esta no es la obra que vendió Franco; sino otra, la cual desconozco. Tenemos, por ejemplo, esta otra:

Jen Silver

Amor verdadero

Fotografía, 2011

Esta es una fotografía de tamaño natural de tu verdadero amor. Si aún no ha encontrado a su verdadero amor, se le revelará cuando mire esta obra de arte. Si ya has encontrado a tu verdadero amor, esta foto los captura en su momento más atractivo y entrañable. Cada vez que miras esta pieza, recuerdas instantáneamente lo que los unió y te enamoras de nuevo.

«…»

Bueno, ya; no hay mucho que agregar. Estamos rodeados y nosotros los hemos dejado. no voy a decir que la culpa es nuestra; pero vamos, dejar que los idiotas se apoderen de todo implica algo de responsabilidad de nuestra parte. Pero ahora que lo pienso, no está mal lo que hizo James Franco. Bajo el viejo adagio que dice Si no puedes vencerlos, únete a ellos, aquí me sumo y me declaro como AN-V;  es decir: Artista No-Visual. Aquí les dejo mi primera obra (la cual está a la venta por la ridícula suma de 5.000 dólares. lo acepto, no soy James Franco). Cualquier interesado, por ahí anda mi e-mail.

Borgeano - Torre Eiffel

.

Sitio oficial del Museum Of Non-Visible Art, aquí.

Artículo con la noticia de la venta de la escultura de James Franco, aquí.

 

 

 

18 comentarios el “El vacío que se apodera de todo

  1. No te enojes, recuerda la historia del rey que desfiló desnudo, bajo la creencia que solo aquellos puros de corazón podían ver la riqueza de sus ropas y cierto, una niña preguntó: “Mamá porqué el rey va desnudo”. Esta es una forma de dejar al descubierto la ignorancia de las personas, no obstante el vacío no es ausencia de algo, lo no visible no es la inexistencia de algo, mira que has logrado interpretar lo absurdo. Saludes.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Trataré de hacerte caso; porque sé que tienes algo de razón; pero la verdad es que se me hace difícil tragar ciertas cosas. Por ejemplo: ¿Cuántos buenos artistas no encuentran un lugar para exponer mientras aquí se desperdicia un espacio y un tiempo preciosos? Esas son las cosas que me sublevan…
      De todos modos, gracias por traer algo de cordura aquí (sé que cuando me pongo así no me controlo).

      Un abrazo.

      P.S.: ¿Por casualidad no estás interesada en mi obra? Podríamos llegar a un acuerdo…

      Le gusta a 2 personas

      • Estoy de acuerdo con lo que estàs expresando, buenos artistas que se quedan anonimos. Por eso mejor me he organizado con algunos amigos que escriben acà en la ciudad y hacemos cosas, compartimos, conversamos y nos apoyamos. Desistimos de encajar en quienes se creen dueños de las grandes ideas y solo producen màs de la moda.

        P.S.¿Qué deseas compartir? Te leo con mucho gusto.

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Pues es lo que hay que hacer; incluso lo he dicho en este blog hace tiempo: crear la famosa y criticada “torre de marfil” y aislarse en ella; solo o con buenos y contados amigos. Es el único modo de evitar todo tipo de contagios (virósicos o idiotas, lo mismo da).
        Por cierto, como para redondear la idea me permito dejarte un enlace donde soy más claro al respecto:
        Una pregunta que occidente recién está empezando a plantearse, es si los animales piensan o no; es decir, si sólo actúan por instinto o hay algo más que los impulse (primer problema: ¿Qué es pensar? ¿Lo que hacemos los humanos? Miremos a nuestro alrededor… ¿Estamos seguros de que todos nosotros pensamos? Si no es así ¿Quién lo hace? Etc., etc.). El budismo es tal vez la única filosofía que desde hace milenios protege la vida animal, pero no por eso la considera igual que al ser humano; es decir: la respeta en tanto vida, pero no la considera en igualdad de condiciones intelectuales (segundo problema: ¿Cómo podríamos llegar a entender el pensamiento de otra especie? Si ya bastante difícil lo tenemos para entendernos entre nosotros, imaginemos, nada más, el problema de intentar comprender a una especie totalmente diferente a nosotros).

        Bien, no es mi intención responder a ninguna de estas preguntas, por supuesto; sólo quiero traer a colación un asunto tangencial, relacionado con ello, pero no exactamente igual. Una amiga me pasó, ayer, esta foto:

        Perro

        En medio de toda la tristeza y las incertidumbres de estos días, esa foto me alegró la tarde. Las preguntas con las que comencé esta entrada surgieron de inmediato, junto a otras más sencillas, que ni siquiera buscaban una respuesta: ¿Qué es lo que está mirando? Podríamos suponer que tal vez el dueño se encuentre nadando o algo así, pero eso no siempre es necesario (A Terry, el perro de L., le gusta mirar por la ventana hacia la calle y no porque allí esté su dueña. Mira el tránsito, la gente que pasa… ¿Por qué; qué es lo que él ve allí?). Como no sé qué es lo que ese perro está mirando prefiero creer que está mirando el horizonte, que está mirando, sí, el paisaje (tercera pregunta: ¿Pero es que un perro puede tener una concepción estética?).

        No lo sé, pero si alguien contestara a todas estas preguntas con un rotundo «No» («No, los perros no piensan, no sienten y, mucho menos, tienen una concepción estética de lo que los rodea)», en lo que a mí respecta, no me plantearía ningún problema, sino que sólo lo desplazaría un par de milímetros. Me explico: si el perro no es más que un perro, un ente sin entelequia, podríamos decir que un perro sólo es pura naturaleza; y he aquí lo que más me gustó de la foto: lo que yo veo aquí es a la naturaleza mirando a la naturaleza. ¡Nada menos! Lo voy a decir más fuerte, para que se entienda bien; el título de la foto, para mí, sería:

        La naturaleza mirando a la naturaleza

        ¿Bonito círculo cíclico, no les parece? (Para quienes quieran adentrarse en este tema les recomiendo un libro estupendo: Yo soy un bucle extraño, de Douglas Hofstadter). Sé que es una idea romántica por excelencia, más propia de un Schiller que de un habitante del siglo XXI; pero vamos, que esto último no es para poner orgulloso a nadie, mientras que ser un Schiller… Pero, esperemos un minuto ¿No hubo alguien que propuso una idea similar en el siglo pasado? ¡Pues sí! Ahora que lo recuerdo, fue un astrónomo por demás conocido: fue Carl Sagan, en su libro Cosmos, cuando luego de analizar al cerebro humano y de comparar a éste (por números y por conexiones) con las galaxias y el universo dijo aquello tan bonito de que «el cerebro es la forma que ha encontrado el universo de observarse a sí mismo».

        El mismo círculo, el mismo bucle extraño, tal vez los mismos actores: ese perro y yo, me digo, no somos tan diferentes. Después de todo, si no puedo entender lo que piensa Terry ¿Cómo sé que él no me considera nada más que una estupenda máquina de arrojar pelotas, que es lo único que a él le interesa? (y noten lo que es el ego humano: dije, refiriéndome a mí mismo «estupenda máquina de arrojar pelotas» sin saber la opinión de Terry, quien tal vez me considere poco menos que mediocre). Cuando nos miramos a los ojos es inevitable que piense ¿Es que pensará en algo este animal? Para cerrar el círculo una vez más, a partir de ahora tendré que aceptar que, tal vez, en su lenguaje perruno él esté preguntándose exactamente lo mismo.

        perro 02Nota al margen: Dejé otra anécdota personal para el final, ya que al incluirla en el texto sentí que lo entorpecía un poco. Sigo sin poder aseverar nada en cuanto a las capacidades de los animales; pero quiero recordar a mi querida Donna, quien, entre otras curiosidades, gustaba de la música clásica. Cuando ponía música ella se iba o se acostaba frente a las bocinas. Por supuesto, al notar esto hice varios experimentos a lo largo de los años que vivió conmigo, y puedo asegurar que Donna prefería a Mozart o a Satie antes que a Led Zeppelin o John Zorn. Eso lo teníamos muy claro, ella y yo. ¿Esto es prueba de que algunos animales tienen alguna forma de sentido estético? Por supuesto que no; pero creo que también es algo que excede lo meramente curioso o azaroso.

        Y por último, lo que dije sólo era una broma en referencia al final del texto en el blog, en el cual me “sumo” a la idea de vender nada. Sólo eso, nada más.

        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • No me dejaste el enlace. Pero a propósito de si los animales tienen un pensamiento estético, recientemente mi asesora de tesis decía que el canto de las aves es estético para las aves, cumple una función estètica y esa estética es biológica, es parte del cortejo, como para el pavo real extender su plumaje. ¿Ellos tienen un pensamiento estético? Ella dice que no tienen un pensamiento estètico y creo que en eso ustedes comparten posturas sobre lo que sucede a las otras especies no intelectuales, menos dadas a perderse en nuestras “crisis existenciales”, como: “ser o no ser e ahí el dilema”. Estamos en esa discusión con Gaby, ella dice que los animales tienen percepción de la estética, pero no lo convierte en un pensamiento estètico, ni siquiera es arte, porque el arte es relativa al ser humano y sus constructos, que a mi ver tale constructos tienen algún condicionamiento biológico, que se va dando en la medida que evolucionamos, somos seres complejos, de eso no hay duda.

        Al igual que tú, siento que algunas cosas se repiten en bucles, es similar a la teorìa de los fractales y aunque se habla de la diversidad individual y colectiva, hacemos cosas que se hicieron hace exactamente 3000 años antes. Precisamente un día de estos un sacerdote hizo que lo pasearan en una carroza como si fuese un santo, cosas del ego y la idiotez, pero se repite una y otra vez.

        Al fin, cual es la idea común que deseas compartir, yo ando metida en el arte, testimonio, memoria colectiva y otras chauchas.

        Un abrazo

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Ay, por favor, qué torpeza la mía… quise “copiar y pegar el enlace”; se ve que lo hice y que quedó otro texto allí. Te pido mil disculpas por haberte hecho leer esa parrafada, la cual, si bien tiene algo de relación con el asunto, no es el enlace que quería dejarte.
        Mil disculpas.
        Si aún tienes ganas, el enlace es este:
        https://borgeano.wordpress.com/2020/01/27/sobre-lo-bello/

        Un abrazo y reitero mis disculpas.

        Me gusta

      • No hay problema, el parrafo me interesa, de donde lo tomaste?

        Abrazo

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        ¿El párrafo largo que te dejé en lugar del enlace? También es mío, de este blog (se titula “Paisaje con perro”), sólo que lo estaba pasando a un libro en el que estoy trabajando (con las modificaciones del caso).

        Me gusta

      • Entiendo. Me gustará leer tu libro. Abrazo.

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Respondiendo a tu comentario sobre ese texto que no debería haber ido ahí, tampoco creo que los animales tengan una percepción estética tal cual la tenemos nosotros; pero desde el momento en que biológicamente están programados para reconocer algún tipo de belleza (canto, plumaje, pelaje, tamaño, etc. Es decir, igual que nosotros) creo que hay que trazar una línea entre lo que es la belleza como fruto de una condición biológica y una condición metafísica (aunque ya veo que algún día de estos aparece un neurobiólogo y da por tierra con todas estas preconcepciones. En mi caso, me haría muy feliz, créeme… eso de sentirnor por encima de los animales ya me tiene harto).

        Abrazo.

        Me gusta

      • No digo que su percepción sea igual que la tuya o la mía, puesto que tú y yo somos también distintos. No somos superiores a nadie, somos una especie con sus caracteristicas particulares y la única que ha logrado hacerse preguntas extraordinarias sin resolver ¿de donde venimos?

        Le gusta a 1 persona

      • Borgeano dice:

        Exacto; estamos de acuerdo. Con respecto a esas y otras preguntas, a veces lo mejor es manejar la pregunta sin que necesariamente debamos responderla. Yo, que soy ateo y absolutamente materialista la respondo de un modo, aunque dejo abierta la puerta a la posibilidad de estar en un error (de hecho, pronto va a subirse una entrada al respecto de este tema; como a veces escribo varias las dejo programadas para que se suban día por medio o algo así).
        Como buen hijo de la filosofía que intento ser, no siempre ando en busca de respuestas; sino de preguntas. ¡Pobre de aquel que tenga todas las respuestas!

        Un abrazo.

        Le gusta a 2 personas

  2. Espero la piblicación. Abrazo.

    Me gusta

  3. Pues creo que el mediocre no es tan idiota como a simple vista puede parecer. Hay en escalafón inferior que es el del vulgar, el que apenas tiene criterio, y de él se aprovecha el mediocre. Estos seudoartistas es lo que andan haciendo. Como bien dices no es algo nuevo. Recuerdo mi primer viaje a París (en la década de los setenta) uno de los souvenirs estrella era unos frasquitos de cristal transparente con la etiqueta de “Aire de París”.
    Retomando el inicio de mi respuesta, realmente creo que cada vez somos más vulgares y groseros. La decadencia es tal que incluso los mediocres sobresalen sobre el resto. Genios apenas existen, en ningún campo, son las excepciones en peligro de extinción.
    El vacío puede formar parte de una obra de arte, pero no ser la obra. Igual que el silencio en la música. Entonces ¿cómo definiríamos 4′ 33″ de John Cage? ¿Provocación? ¿El sonido del silencio? ¿Paradoja?

    Un cálido abrazo

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Tienes razón en esa sutil pero importante división entre el mediocre y el vulgar. Es un muy buen punto.
      4´ 33´´ de Cage lo uso mucho como ejemplo de vacío; o de experimentación en el arte; pero creo que aquí lo que se está haciendo es algo peor, porque lo de Cage al menos nos permite pensar un rato (aunque sea para criticarlo, quien quiera hacerlo o para justificarlo, el que está en la otra calle); pero aquí lo que se pervierte es el concepto mismo de obra. Antes al menos te ponía una tela blanca o negra y pasaba lo que mismo que con la obra de Cage, estabas a favor o en contra y cada cual argumentaba al respecto; pero que no haya nada y que tú tengas que imaginar la “obra” a partir de un texto breve, es la inversión del sentido (o, lo que es peor en insisto en este punto, que es el que expuse en otras palabras: se le brinda el carácter de arte a algo que ni siquiera existe; con ese criterio podemos vender una casa, un auto, la mismísima Gioconda, una noche con su actor/actriz/personaje favorito; traer a Saturno y ponerlo a cien metros de distancia o medir seiscientos metros de alto).
      Es decir: imagínatelo y ya. Por cierto, eso es lo que hacen los niños (y lo hacen mejor que nosotros).

      Un cálido abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Carmen B. dice:

    ¡Pues que bien me lo he pasado leyendo esta entrada y sus comentarios¡! , como el deConcordia1945!…de verdad que eres ocurrente¡ por la originalidad y variedad de tus temas, a los que, además, les pones humor; como el final de tu entrada. ..

    🙂
    https://borgeano.files.wordpress.com/2020/08/borgeano-torre-eiffel.jpg.

    Me ha quedado “pasmada”, como dicen en mi tierra andaluza, con la exposición “fantasma” donde hay que imaginarse la obra, y además ¡¡¡¡que haya gente que la compre, incluso!!!

    Aunque paso poco ahora por aquí pero veo vuestras entradas. Echo en falta esa comunicación del blog …tan entrañable…tengo que ordenar mi agenda(estoy segura que es por falta de orden,.. uff )y sacar tiempo para escribir en el blog

    Un abrazo muy fuerte

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Hola! Qué bueno verte por aquí nuevamente. Me alegro que te haya gustado la entrada (la realidad siempre nos brinda temas nuevos, por suerte). También me alegro que te hayas divertido con los comentarios (cometí un error con Concordia y le dejé un texto demasiado largo, que apenas tenía que ver con el tema central; cosas que pasan).
      Me alegro, también, que te haya gustado la broma final; creo que a la larga no hace falta tomarse estas cosas demasiado en serio.

      Te mando un abrazo y ya está arreglado el detallito; nadie vio nada.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s