La precaria existencia del amor perfecto

.

.

De La infinita paciencia del agua, me segundo (e inédito) libro de poemas, recupero este brevísimo poema:

Amores perfectos

Ante la imposibilidad de ardores voluptuosos,
el platonismo nos compensa
con amores perfectos.

.

El poema nace ante la imposibilidad de acceder al paraíso, pero no de imaginarlo. Las causas de lo primero pueden ser muchas pero todas ellas pueden sintetizarse en una sola palabra: distancia. No importa si el objeto de nuestro amor vive a una casa de distancia, si esa persona no nos ama, lo mismo sería que si viviera en las antípodas. ¿Y si la distancia es realmente física? Tal vez sea peor, porque no tendríamos, siquiera, la oportunidad de saber si los hados nos hubiesen beneficiado al menos con una sola, mínima posibilidad de acercamiento. De allí, entonces, que podamos imaginar un amor perfecto (gracias, en parte, a Platón, que creó esa entelequia que hoy mal llamamos amor platónico). Como sea, perdámonos en las infinitas posibilidades y elijamos la mejor de todas ellas: la del amor perfecto. ¿por qué conformarnos con menos?

.

Quisiera recordar, aquí, unas palabras que ya compartí alguna vez, y que tal vez acompañen con más certeza lo que vengo diciendo. Pertenecen a Roland Barthes y, en lo que a mí respecta, son perfectas en su sentido e intención:

«El lenguaje es una piel: yo froto mi lenguaje contra el otro. Es como si tuviera palabras a guisa de dedos, o dedos en la punta de mis palabras. mi lenguaje tiembla de deseo. La emoción proviene de un doble contacto: por una parte, toda una actividad discursiva viene a realzar discretamente, indirectamente, un significado único, que es “yo te deseo”, y lo libera, lo alimenta, lo ramifica, lo hace estallar (el lenguaje goza tocándose a sí mismo); por otra parte, envuelvo al otro en mis palabras. Lo acaricio, lo mimo, converso acerca de estos mimos, me desvivo por hacer durar el comentario al que someto la relación. (Hablar amorosamente es desvivirse sin término, sin crisis; es practicar una relación sin orgasmo. Existe tal vez una forma literaria de este coitus reservatus: es el galanteo)».

Ante la imposibilidad de amores voluptuosos, también se puede amar a través de las palabras.

8 comentarios el “La precaria existencia del amor perfecto

  1. Ana Fernández dice:

    Soñemos con amores platónicos, allá donde mi mar besa tu orilla, donde un soplo de viento lleva en vilo mis versos, allá donde la perfección de las pieles no sucumbe al paso del tiempo. Soñemos lo fuimos quizás en otro tiempo

    Le gusta a 3 personas

  2. Carmen B. dice:

    De nuevo, amigo mío, estas subrayando la magia que tienen las palabras: ¡también se puede amar con ellas! sí; a falta de/ o en vez de otros medios, de otros contactos, de otros estadíos; en su lugar se ponen las palabras y, si tampoco es el Amor perfecto, puede rozar la perfección:
    Como el segundo terceto del soneto
    de Quevedo “Amor constante, más allá de la Muerte”:

    Su cuerpo dejará, no su cuidado;
    Serán ceniza, mas tendrán sentido;
    Polvo serán, mas polvo enamorado.

    Todos los poetas del siglo de Oro que” amaron con las palabras” son dignos de elogiar, pero este particularmente, es ,para mí, la más bella forma Amor.

    Que bonita tu entrada de amor

    Te abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Claro, no es algo que yo haya inventado, eso es seguro; ya aquellos poetas que señalas lo han dicho mil veces mejor que yo. Con respecto al “amor perfecto” existe en la medida es que, al ser sólo fruto de la imaginación, ponemos en él todas las virtudes y ninguno de los defectos; de allí que uno pueda abandonarse a él, a pesar de la distancia (también puede ser la distancia temporal; yo sigo enamorado de Marilyn Monroe, por ejemplo) o de cualquier otro inconveniente.
      La cuestión es amar y, después, escribir.

      Un fuerte abrazo y gracias por estar aquí.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s