Las palabras más silenciosas

De Así habló Zaratustra, de Friedrich nietzsche, les dejo este fragmento del capítulo titulado La más silenciosa de las horas. Sin ninguna explicación, sin necesidad de un porqué ni de razón alguna. Sólo mientras espero, precisamente, que vuelvan las horas más fructíferas y que pase esta náusea (que no es otra que la misma náusea de la que habló Sartre).

Y yo respondí: «Ellos se burlaron de mí cuando encontré mi propio camino y marché por él; y, en verdad, mis pies temblaban entonces.Y así me dijeron: ¡has olvidado el camino, y ahora olvidas también hasta el andar!». Entonces algo me habló de nuevo sin voz: «¡Qué importa su burla! Tú eres uno que ha olvidado el obedecer: ¡ahora debes mandar! ¿No sabes quién es el más necesario de todos? El que manda grandes cosas. Realizar grandes cosas es difícil: pero más difícil es mandarlas. Esto es lo más imperdonable en ti: tienes poder, y no quieres dominar». Y yo respondí: «Me falta la voz del león para mandar». Entonces algo me habló de nuevo como un susurro: «Las palabras más silenciosas son las que traen la tempestad. Pensamientos que caminan con pies de paloma dirigen el mundo».

7 comentarios el “Las palabras más silenciosas

  1. María dice:

    Querido Roberto, en este mundo en el vivimos, en el que parece que el que grita más fuerte es el que tiene la razón, ya me gustaría oír, no oír, sentir, esas palabras silenciosas por encima del estruendo y la sinrazón.
    Un abrazo que nos acerca.

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Esa náusea de la que hablo tiene una estrecha relación con el ruido (en todo el amplio sentido de esa palabra) y también yo me encuentro en ese proceso de buscar la forma de sentir ese silencioso estruendoso. Es un trabajo arduo, sin duda, aunque maravilloso, el cual vale la pena ser recorrido por sí mismo, no por el fin al que uno piensa arribar.

      Un fuerte y afectuoso abrazo, María; y gracias por tus palabras.

      Me gusta

  2. “Las palabras más silenciosas son las que traen la tempestad. Pensamientos que caminan con pies de paloma dirigen el mundo” , el poder tras el poder, los hilos tras lo aparente…

    Le gusta a 1 persona

  3. Hoy las palabras ya no sirven, suena mal que lo diga uno que escribe, para el cambio o la revolución. Grandes palabras las de Nietzsche. Me quedo con la simbología del dibujo: descalzarse (ser uno mismo), alejarse de la manada (en silencio), andar tu propio camino…
    Entiendo esa sensación de náusea, me es demasiado familiar.

    Un cálido abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      “Hoy las palabras ya no sirven”. Esa es una excelente observación, la cual me deja pensando en más. Nietzsche, sin duda, es enorme; pero fíjate que con él sucede lo mismo que con Schopenhauer, Spinoza, el Zen, la espiritualidad, la ecología, Epicuro o el taoísmo: todos hablan de ellos pero de un modo trivial, vulgar, mediatizándolo y occidentalizándolo; es decir: haciendo de esas grandes sendas de ideas nada más que un meme o una frase de ocasión. Es ese ruido de fondo el que produce esta náusea de la que hemos estado hablando estos días (aparte, de la otra, la contante y sonante que permea y prostituye a todas las demás).
      Mientras tanto, querido amigo, sigamos esperando amaneceres sin nubes en el horizonte. No sabemos si llegarán, pero al menos nos queda la esperanza de que así sea.

      Un cálido abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s