Flores de invierno y otros dos poemas de Louise Glück

.

.

Hace un par de semanas se hizo público el Premio Nobel de Literatura, el cual este año le fue otorgado a la poeta Louise Glück. Digo desde ya que no conocía ni siquiera de nombre a dicha señora y, por supuesto, nunca había leído algo de ella, ni siquiera en una antología o en una revista. Así que busqué algo de información y me encuentro con que su obra en español está circunscrita a la editorial Pre-Textos, sita en Valencia (y al margen: ¿no podrían haber trabajado un poco más las portadas de los libros? Parecen ediciones del año cuarenta del siglo pasado).

El hecho de no saber quién era Louise Glück no me molestó en lo absoluto (desde Sócrates para acá soy más que consciente que es —y siempre será— mucho más lo que ignoro que lo que sé o lo que pueda aprender en el camino); al contrario, hasta pensé que, con suerte, podría sucederme lo mismo que me pasó cuando ganó el Nobel Wislawa Szymborska, de quien nada conocía y que después pasó a ser, como digo siempre, la mejor de todas. ¿Sería este un caso similar? ¡Cabía la posibilidad! Y tan solo eso ya era bueno de por sí.

¿Y qué pasó? Pues bueno, aún me falta mucho, sin duda, una golondrina no hace verano y un libro no hace una obra completa, así que ya veremos. Por ahora sólo digo, con la modestia del caso (con la modestia del que sabe que no sabe) que Glück no está nada mal, pero que Wislawa sigue siendo la mejor. Les comparto aquí tres poemas de su El iris salvaje, para comenzar a echarle un vistazo y ver qué les parece.

FLORES DE INVIERNO

¿Sabes qué era, cómo vivía? Conoces
la desesperación, entonces
el invierno debería tener sentido para ti.

No esperaba sobrevivir,
con la tierra oprimiéndome. No esperaba
despertar de nuevo, sentir
mi cuerpo sobre la tierra húmeda
capaz de responder de nuevo, recordando
después de tanto tiempo cómo abrirme de nuevo
a la luz fría
de la primera primavera…

asustada sí, pero de nuevo entre ustedes
gritando sí riesgo alegría.

.

AMOR BAJO LA LUZ DE LA LUNA

A veces un hombre o una mujer imponen su desesperación
a otra persona, a eso lo llaman
alternativamente desnudar el corazón, o desnudar el alma.
(Lo que significa que para entonces adquirieron una.)
Afuera, la tarde de verano, todo un mundo
arrojado a la luna: grupos de formas plateadas
que podrían ser árboles o edificios, el angosto jardín
donde el gato se esconde para revolcarse en el polvo,
la rosa, la coreopsis y, en la oscuridad, la cúpula dorada del capitolio
transformada en aleación de luz de luna,
forma sin detalle, el mito, el arquetipo, el alma
llena de ese fuego que en realidad es luz de luna,
tomada de otra fuente, y brilla
unos instantes, como brilla la luna: piedra o no,
la luna sigue estando más que viva.

.

EL ESPINO

Al lado tuyo, pero no
de tu mano: así te miro
andar por el jardín
de verano: las cosas
que no pueden moverse
aprenden a mirar. No necesito
perseguirte a través
del jardín; en cualquier parte
los humanos dejan
señal de lo que sienten, flores
esparcidas en el polvo del camino, todas
blancas y doradas, algunas
levemente alzadas
por el viento de la tarde. No necesito
seguirte adonde estás ahora,
hundido en la ponzoña de este campo, para
saber la causa de tu huida, de tu humana
pasión, de tu rabia: ¿por qué otra cosa
dejarías caer todo aquello
que has acumulado?

al viento crudo del nuevo mundo.

16 comentarios el “Flores de invierno y otros dos poemas de Louise Glück

  1. En alguno noticieros que están al tanto de los Nobel, tampoco la conocían, así que hay que leerla y difundir. La Poesía tiene uno que correr y levantar la cometa para que la vean. Lo comparto mi buen amigo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      A mí me parece muy bueno que premien a una poeta. Está bien, por supuesto, premiar a los grandes nombres (no olvidemos que muchos de los verdaderamente grandes no han recibido este premio); pero estos nuevos nombres, que tal vez hubiesen pasado desapercibidos de otra manera, merecen ser expuestos de un modo u otro.

      Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. […] Flores de invierno y otros dos poemas de Louise Glück — El Blog de Arena […]

    Le gusta a 1 persona

  3. María dice:

    También yo la busque apenas le dieron el premio. Y ahora, como tú, estoy en su descubrimiento de su obra. De momento, me gusta lo que leo.
    Un abrazo, querido.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Creo que muchos vamos a coincidir en que es buena, sin duda alguna. Después, si la historia hará que permanezca o no, será cuestión de ella (de la historia, digo), quien es la que siempre tiene la última palabra. Por lo pronto, nosotros disfrutémosla, que es lo mejor que podemos hacer.

      Abrazo apretadísimo.

      Me gusta

  4. Estos tres poemas me han gustado mucho… Dan ganas de seguir buscando otros. Gracias por introducirnos con la nueva Nobel.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      En lo personal (que es el único sitio desde donde puede hablarse en estos casos), creo que es buena, pero no creo que vaya a ser de mis favoritas; aunque no lo puedo asegurar, claro. Tal vez el o los próximos libros sean realmente sorprendentes para mí y todo cambie. He conseguido cinco de ella, en inglés. Los iré leyendo a medida que termine otras cosas que tengo entre manos. Y, por supuesto, ya veremos.

      Un abrazo.

      Me gusta

  5. Qué opinas de los premios nobel?

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Tengo por allí una entrada vieja (del 2012) titulada El premio Nobel. Deméritos. Acabo de leerla a raíz de tu comentario y, aunque tiene algunos errores, reafirmo lo que dije allí.
      En síntesis: no soy mucho de premios, pero al Nobel de literatura siempre le presto atención porque a veces me presenta a autores que desconocía (insisto en el ejemplo de la maravillosa Szymborska, la cual era casi desconocida en el ámbito de la lengua española) y que son magníficos. Por supuesto, también le han errado muchísimas veces premiando a perfectos mediocres y olvidando a algunos de los verdaderamente grandes. Como todo lo que se refiere a premios, hay blancos y negros muy profundos.

      Abrazo.

      P.S.: Hablando de premios me hiciste acordar que tengo que hablar de los Oscars. Mañana se subirá una entrada (ya programada) sobre un árbol japonés; después subiré esta de los Oscars. Gracias por refrescarme la memoria.

      Le gusta a 1 persona

  6. Mi inglés no da para leer fluidamente, por eso me gustan las ediciones bilingües, en poesía sobre todo porque la musicalidad es fundamental en un verso. Así traducido me gusta pero no puedo disfrutarlo plenamente. Muchas gracias por compartir.

    Yo ando en un mundo paralelo, alejado de las noticias, no te engaño. Esto del nobel y de los Oscars que mencionas ya me suena a épocas muy lejanas en mi memoria…

    Las ediciones de Pre-Textos son sobrias, a mí me recuerdan las portadas clásicas de la vieja editorial Lumen. Sin embargo, es un referente en poesía en español, y la calidad de sus ediciones es excelente. Y, sobre todo, su selección de poetas es de lo mejor.

    Un cálido abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      El tema de las traducciones es tan complejo (sobre todo en poesía, por supuesto) que daría para una decena de entradas y eso sólo para comenzar. Recuerdo que cuando vivía en los EE.UU. e iba a mi librería habitual solía revisar los libros de Borges y era llamativa la diferencia entre un traductor y otro. Había traductores que mantenían la rima (en poemas como Arte poética, por ejemplo, que tiene una rima ABBA), pero otros no. Supongo que en unos primaba el estilo mientras que otros hacían hincapié en el sentido del texto. Como sea, en poesía un traductor siempre hace una re-escritura del texto. No creo que tenga demasiadas opciones.

      Con respecto al tema de los premios, eso siempre será asunto de debate, sobre todo en aquellos en los que prima lo subjetivo (en el caso de los premios científicos puede haber algunas referencias más objetivas, aunque siempre hay un humano detrás, decidiendo). El caso de los Oscars me tiene sin cuidado, pero es tan estúpida la situación que no puedo dejarla pasar.

      Nada diré de Pre-Textos; tomo tu palabra y estoy seguro, por ello, que la calidad de su catálogo debe ser impecable. Sólo me pareció que las portadas de los libros de Glück eran demasiado sencillas; como si no se les hubiera prestado demasiada atención. Ahora veo que tal vez sea el sello editorial. Lo importante, como siempre, está dentro del volumen.

      Un cálido abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  7. Silvina dice:

    https://conotrasmiradas.wordpress.com/2020/10/11/louise-gluck-premio-nobel-de-literatura-2020/
    Ahora veo que tanto Sendero blog como Borgeano se han ocupado de la premio Nobel recién llegada. Acá coloqué el link a mi entrada de comienzos de octubre, donde además figura la revisión de la página de los Premios Nobel 2011-2020 con el agregado de la reseña acerca de esta escritora.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s