La pesadilla de San Ambrosio.

En los manuscritos antiguos no existía la separación entre palabras. Estas se sucedían sin puntuación y sin distinción entre mayúsculas y minúsculas (de allí la necesidad de leer en voz alta, ya que este tipo de lectura facilitaba la comprensión de los textos). Para demostrar que la escritura gótica podría ser fatigante para leer, algún escriba medieval inventó esta frase como broma:

mimi numinum niuium minimi munium nimium uini muniminum imminui uiui uolunt

(el actor [el mimo] deidades / nieve / demasiado vino, la protección del deseo común de disminuir lo más mínimo de la vida) (Las barras separan términos que me fueron imposibles de conectar de forma lógica; me disculpo por ello).

En La escritura antigua y su influencia (1969), Berthold Louis Ullman y Julian de Brown escriben: “Cuando esto está escrito en caracteres góticos, sin puntos de las íes y con v escrita como u, hacen de éste un acertijo de primera clase”. Véanlo ustedes mismos:

2016-07-05-fenceposts

Anuncios

Un vino en París.

Brendan Brehan

El poeta Brendan Behan trabajó mucho tiempo como pintor de casas. Mientras estaba en París, se le encargó pintar un cartel en la ventana de una cafetería para atraer a los turistas de habla inglesa. Behan pintó:

Come in, you Anglo-Saxon swine
And drink of my Algerian wine.
‘Twill turn your eyeballs black and blue
And damn well good enough for you.

Las estrofas dicen algo así como “Entra, cerdo anglosajón/y bebe mi vino de Argelia/hasta que los ojos se te tornen negro y azul/es endemoniadamente bueno para ti”.

“Al menos me pagaron por ello”, dijo más tarde. “Pero me fui del lugar antes de que el patrón consiguiera traducir mi obra”.

(La anécdota la cuenta la esposa de Behan; Beatrice, en Mi vida con Brendan, 1973.)

Mi smartphone al óleo.

La venus del espejo - Diego Velázquez

La venus del espejo, Diego Velázquez

Ayer usé como imagen para ilustrar la entrada una variante de la muy famosa pintura Wanderer above a Sea of Fog, de Caspar David Friedrich, la cual pertenece a la serie Cómo serían las obras de arte clásicas si sus modelos tuviesen artefacto móviles. Desconozco quién es el autor o los autores de estos trabajos; pero quien haya sido logró, con una buena dosis de humor de por medio, un galería que interactúa con la realidad actual de una forma más que interesante.

Les dejo varias otras obras modificadas (algunas muy bien hechas, otras no tanto) para que las juzguen ustedes mismos. Como siempre, para verlas en mayor tamaño pueden hacer clic sobre una de ellas. Allí también tendrán los datos de cada una de las obras originales.

No habrá más Esther Psícore

Daniel Rabinovich

“Fui deportista, luego engordé, luego adelgacé y volví a ser deportista; ahora deporté y soy adelgacista”. La frase, tomada del libro ‘Les Luthiers de L a la S’, de Daniel Samper Pizano, refleja una de las mayores capacidades que tenía Daniel Abraham Rabinovich: despedazar el idioma hasta convertirlo genialmente en una amalgama imposible de entender; un desparramo de incoherencias con los que era inevitable no reírse. Daniel Rabinovich, uno de los integrantes de Les Luthiers más queridos y reconocidos, murió ayer viernes, a los 71 años y el mundo se ha vuelto, como siempre sucede en estos casos, un poquito más débil, más gris, tal vez. Como siempre, también, es poco lo que hay que agregar. A continuación les dejo una página del impecable Liniers (para verlo en mayor tamaño, hacer clic en la imagen):

Les Luthiers

La infinita paciencia de Jen Campbell

Jen Campbell, además de ser aspirante a escritora, mantiene un blog donde publica ejemplos de cosas raras que escucha en su librería. El blog pronto evolucionó y se convirtió en un libro. Por lo que parece, muchas de las personas que han dicho algunas de estas cosas raras nunca habían pisado librerías antes.

.

tbm_bookshop-cover-front-v1

.

Algunas muestras de lo que Jen tuvo que escuchar:

Cliente: Hola, quería saber si Ana Frank escribió alguna vez una secuela.
Librera: …
C: Realmente disfruté su primer libro.
L: ¿Su diario?
C: Sí, el diario.
L: Su diario no era ficción.
C:¿En serio?
L: Sí… ella realmente muere al final y ahí es cuando el diario termina. Fue llevada a un campo de concentración.
C: Oh, eso es terrible.
L: Sí, lo es.
C: Es decir, es una verdadera pena, ¿sabe? Era tan buena escritora.

♦—♦—♦

Cliente: ¿Tienen una copia de Jane Eyre?
Librera: De hecho, vendimos la última esta mañana, lo siento mucho.
C: Oh, ¿Lo ha leído?
L: Sí, es uno de mis libros favoritos.
C: Oh, genial (Se sienta al lado). ¿Me puede contar de él? Tengo un ensayo sobre el texto para mañana

♦—♦—♦

Mujer: Hola, mi hija va a pasar por aquí después de la escuela para comprar un libro. Pero siempre parece comprar libros con escenas sexuales y sólo tiene 12 años. ¿Puedo pedirle que preste atención y se asegure que no compre nada inapropiado para su edad? Puedo darle una lista de autores “seguros”…
Jen: Con todo respeto, ¿no sería más fácil si acompañara a su hija?
Mujer: Claro que no. Es una niña grande, puede hacerlo sola.

♦—♦—♦

Cliente: Leí un libro en los ochenta. No recuerdo ni el autor ni el título. Pero era verde y me hizo reír. ¿Sabe a cuál me refiero?

♦—♦—♦

Un hombre está caminando alrededor de la tienda con una bolsa plástica llena de chaquetas Nike y le dice a un cliente: ¿Quiere comprar una chaqueta? Es Nike genuina.
Jen: Disculpe, ¿qué está haciendo?
Hombre: Sólo estoy viendo si alguien quiere comprar una chaqueta.
Jen: Por favor no moleste a mis clientes.
Hombre: Pero es una tienda… están aquí para comprar cosas.

♦—♦—♦

Cliente: ¿Tienen algún libro sobre dinosaurios? A mi nieto realmente le gustan.
Jen: Sí, tenemos uno justo ahí.
C: ¿Tiene todos los tipos?
J: Sí, creo que es una colección bastante completa.
C: Genial. ¿Tiene un capítulo sobre dragones entonces?

♦—♦—♦

Desorden en la corte

court 00

 

 

Charles M. Sevilla es un abogado que reside en Los Ángeles, Estados Unidos, y que publicó el libro Disorder in the Court, una divertida serie de anécdotas y semblanzas de la justicia en ese país. Supongo que estas cosas pasan en todos lados, pero por ahora sólo tenemos éste libro. Me gustaría que alguna vez se escriba un libro similar de lo que ocurre en nuestras cortes. Por lo pronto, les dejo algunos ejemplos de las cosas que se dijeron en las cortes norteamericanas.

court03

Abogado: ¿Cuál es la fecha de su cumpleaños?

Testigo: 15 de julio.

Abogado: ¿Qué año?

Testigo: Todos los años.

***********

 Abogado: Esa enfermedad, la miastenia gravis, ¿afecta su memoria?

Testigo: Sí….

Abogado: Y, ¿Cómo le afecta la memoria?

Testigo: Se me olvidan las cosas…

Abogado: Se le olvidan… ¿Puede darnos un ejemplo de algo que se le haya olvidado?

***********

court 03

 

Abogado: ¿Qué edad tiene su hijo?

Testigo: 33 ó 38, no me acuerdo.

Abogado: ¿Hace cuanto tiempo él vive con usted?

Testigo: Hace 45 años.

***********

 Abogado: ¿Qué fue lo primero que su marido dijo aquella mañana?

Testigo: Dijo, ¿dónde estoy Bety…?

Abogado: ¿Y por eso usted se enfadó?

Testigo: Mi nombre es Celia.

 ***********

 Abogado: Su hijo más joven, el de 20 años….

Testigo: Sí.

Abogado: ¿Qué edad tiene?

 ***********

 Abogado: Sobre esta foto suya… ¿Usted estaba presente cuando fue sacada?

Testigo: …

 ***********

Abogado: Entonces, ¿la fecha de concepción de su bebé es 8 de agosto?

Testigo: Sí

Abogado: Y… ¿Qué estaba usted haciendo ese día?

 ***********

 Abogado: Ella tenía 3 hijos, ¿cierto?

Testigo: Cierto.

Abogado: ¿Cuántos niños?

Testigo: Ninguno

Abogado: Y… ¿cuántas niñas?

 ***********

Abogado: Sr. Marcos, ¿Por qué se acabó su primer matrimonio?

Testigo: Por muerte del cónyuge.

Abogado: ¿Y por muerte de cuál cónyuge se acabó?

 ***********

court 01

 

Abogado: ¿Podría describir al sospechoso?

Testigo: Tenía estatura mediana y usaba barba.

Abogado: ¿Y era hombre o mujer?

 ***********

 Abogado: Doctor, ¿Cuántas autopsias usted ya realizó en personas muertas?

Testigo: Todas las autopsias que hice fueron en personas muertas…

***********

 Abogado: Aquí en la Corte, para cada pregunta que yo le haga, la respuesta debe ser oral, ¿O.K.?… ¿A qué escuela va usted?

Testigo: Oral.

 ***********

 Abogado: Doctor, usted ¿recuerda a qué hora comenzó a examinar el cuerpo de la víctima?

Testigo: Sí, la autopsia comenzó a las 08:30 p.m.

Abogado: ¿Y el Sr. Decio ya estaba muerto a esa hora?

Testigo: No… Él estaba sentado en la camilla, preguntándose por qué yo le estaba haciendo una autopsia.

 ***********

 Abogado: Doctor, antes de hacer la autopsia, ¿usted chequeó el pulso de la víctima?

Testigo: No.

Abogado: ¿Usted chequeó la presión arterial?

Testigo: No.

Abogado: ¿Usted chequeó la respiración?

Testigo: No.

Abogado: Entonces, ¿es posible que la víctima estuviera viva cuando la autopsia comenzó?

Testigo: No.

Abogado: ¿Cómo usted puede tener tanta seguridad?

Testigo: Porque el cerebro del paciente estaba en una jarra sobre la mesa.

Abogado: Pero, ¿él podría estar vivo?

Testigo: Sí, ¡Es posible que él estuviera vivo y estudiando Derecho en la misma facultad que usted se licenció!

 

court 04