El cartero llama dos veces XVIII

Hace pocos días, como muchos sabrán, murió Chuck Berry, el mítico músico norteamericano que cambió la historia de la música con su creatividad desbocada y sus riffs que aún hoy siguen siendo una marca que se inserta, como un ADN cultural, en muchas de las canciones que se escriben hoy en día.

Chuck Berry

Lo que no muchos saben es que la música de Chuck Berry es una de las pocas piezas que han tenido el honor de viajar fuera del sistema solar, en busca de un deseable contacto con otra civilización. En el disco de oro que viaja adosado a la nave espacial Voyager 1, un fragmento de Johnny B. Goode podría oírse con solo poner la púa sobre el surco de ese LP.

La carta que dejo a continuación es la que le enviaron Carl Sagan y Ann Druyan (responsables del contenido multimedia del disco y del proyecto Voyager) en reconocimiento por su arte y en agradecimiento por haber sido parte de esa pequeña gran aventura humana.

Chuck Berry 02

“Cuando alguien dice que su música va a vivir para siempre, por lo general puede estar seguro de que están exagerando. Pero Johnny B. Goode está en los registros interestelares de la Voyager, conectados a la nave Voyager de la NASA, ahora a dos mil millones de millas de la Tierra y con destino a las estrellas. Estos registros durarán mil millones de años o más.

“Feliz 60 cumpleaños, con nuestra admiración por la música que le has dado a este mundo …”. -Go Johnny, go.

Hablar del libro, hablar del universo.

Arena

Hace poco más de un año subí una entrada a este blog donde no dije una sola palabra personal; sólo me limité a traducir una imágenes Gif de Carl Sagan en la que éste nos daba una maravillosa impresión sobre los libros. Ayer, Mónica L. Soler me dejó un maravilloso comentario al respecto que merece ser destacado como una entrada en sí misma. Su apreciación sobre los libros y los impecables enlaces a la obra y a las ideas de Jorge Luis Borges me parecen dignos de ser tomados en cuenta para continuar analizando esa línea de pensamiento. Aquí, entonces, el comentario (textual) que me alegró la noche:

“Parafraseando a Borges toscamente y por el placer de recordarlo, podría añadir que, así como Galileo entendía el universo como un libro infinito y Carlyle lo hacía con la historia universal, hablar del libro, es hablar del universo y de la historia universal. Un solo libro abarca ya en sí mismo la infinitud y la eternidad que comparten las otras realidades.
El concepto de libro de arena (ese que, como la arena, no tiene ni principio ni fin), es atribuible a cualquier libro, en la medida que se convierte en un diálogo sin fin según la manera en que es leído, es decir, apenas que se abre ante los ojos de un nuevo lector, o de la nueva mirada del mismo lector. El libro muta como muta el mundo, la naturaleza, el ser humano, el universo,…; mutan y permanecen. Y esas son sus dos magnánimas cualidades, las que provocan que el lector, al acercarse a él, tenga un viaje exterior en esa mutabilidad, y un viaje interior en la permanencia.
El libro, o la escritura, que se hizo para extender la capacidad de la memoria, se convirtió más tarde en un palimpsesto de la historia de la humanidad y en el espejo de cada uno de sus actores, siendo, sin duda, el instrumento más asombroso que ha inventado la humanidad, ese instrumento, como afirma Borges, sin el cual no puedo imaginar mi vida. Ese laberinto capaz de producir emociones, placeres estéticos, de conducirte por multitud de mundos sin necesidad de carreteras, de regalarte veladas de intensas conversaciones con las mentes más extraordinarias, de ofrecerte la posibilidad de compartir y conocer a quienes te llevan mil años para descubrir que somos el mismo.
Tan sólo el gesto de tomar un libro y abrirlo, dice Borges, es una de las posibilidades de verdadera felicidad que tenemos los seres humanos. … yo, que me figuro el paraíso bajo la especie de una biblioteca.

De aquel hidalgo de cetrina y seca
tez y de heroico afán se conjetura
que, en víspera perpetua de su aventura,
no salió nunca de su biblioteca.”

Mónica L. Soler

Si lo dice Carl Sagan…

Sagan books 01

Qué cosa más asombrosa es un libro…

Sagan books 02

Es un objeto plano hecho de un árbol, con partes flexibles en el que se imprimen gran cantidad de divertidos garabatos oscuros.

Sagan books 03

Pero una vez le echas una ojeada y ya está en la mente de otra persona, tal vez alguien muerto hace miles de años.

Sagan books 04 A través de milenios, un autor habla clara y silenciosamente en tu cabeza, directamente a ti.

Sagan books 05 La escritura es, tal vez, el mayor invento de la humanidad; que une a personas que no se conocen unas a otras, incluso de diferentes épocas.

Sagan books 06Los libros rompen las cadenas del tiempo. Un libro es la prueba de que los hombres son capaces de hacer magia.