La mirada inocente.

Full title: The Annunciation, with Saint Emidius Artist: Carlo Crivelli Date made: 1486 Source: http://www.nationalgalleryimages.co.uk/ Contact: picture.library@nationalgallery.co.uk Copyright © The National Gallery, London

 The Annunciation, with Saint Emidius, Carlo Crivelli. 1486

Estoy seguro de que una gran parte del misterio que perdura en las obras maestras del Renacimiento en la National Gallery se debe a la ausencia del material explicativo que ahora drena gran parte de la extrañeza y la poesía de los viejos maestros. Me gustó mirar a la Anunciación de Crivelli encantado por los pavos reales, las hogazas de pan y los otros artículos incongruentes. Ver al transeúnte leyendo un libro sobre el puente y a la Virgen en su casa que parece un alhajero. Me vi obligado a usar mi propia imaginación para unir estos elementos en una narrativa maestra que le diera algún tipo de sentido en lugar de leer un texto en una tarjeta en la pared  lateral donde se dice solemnemente que el pavo real es un símbolo de la vida eterna. ¡Dios nos libre! Es mejor dejar que la exquisita ave sea lo que es; nada más ni nada menos una referencia a sí misma. ¿Qué podría ser más natural y más misterioso que un pavo real y una barra de pan que aparece justo en la escena para celebrar el próximo nacimiento del Salvador?

J.G. Ballard, Milagros de vida. Autobiografía.

Leer a J.G. Ballard sigue siendo una buena costumbre. Comencé a leerlo en mi adolescencia, cuando sumaba páginas y páginas de ciencia ficción entre otras lecturas varias. Con el paso del tiempo me decanté por sus textos biográficos y ensayísticos, los cuales sigo prefiriendo. Ballard es uno de esos autores que nos permite acceder a sus textos una y otra vez con la certeza de que siempre encontraremos algo nuevo en esas palabras. La cita de hoy es sencilla, pero aún así se abre en un abanico de referencias, interpretaciones y comentarios que nosotros mismos podemos sumar, agregar, glosar al texto original En cierta manera, Ballard nos permite o nos invita a crear a partir de su lúcida mirada sobre una antigua obra de arte. Volver a mirar con inocencia y exigiéndonos el encontrar el sentido de lo que se nos presenta sin necesidad de tanta información como la que tenemos hoy. Tal vez el sentido que le encontremos a la obra no sea el “correcto” (si es que tal cosa existe), pero sí podemos asegurar que ese sentido será el nuestro; lo que tal vez sea, en definitiva, lo más importante que podamos encontrar.