Publicidades de antaño

Estaré bien!

…24 horas al día tu Doctor está «de guardia»… cuidando tu salud… protegiendo y prolongando la vida….
cigarrillos 01
De acuerdo con una reciente encuesta realizada a nivel nacional: LOS DOCTORES FUMAN MÁS CAMEL QUE CUALQUIER OTRO CIGARRILLO!¡Qué suerte tenía la gente antes! Uno podía comer como una bestia, tomar como correspondía, y fumar sin sentimiento de culpa alguno; después de todo el cáncer no era más que otro misterio insondable y el colesterol ni siquiera formaba parte de nuestro vocabulario común.
Todo estaba bien hasta que llegaron esos aguafiestas que nunca faltan y que con sus datos estadísticos y sus afanes de justicia andan por ahí amargándole la vida a la gente de bien. Sin duda, como decía no me acuerdo quien: Todo tiempo pasado fue mejor.
cigarrillos 02
«Échaselo en la cara y te seguirá a cualquier lado».

Me imagino. ¡Qué delicia! No hay mejor modo para conquistar a una mujer que tirarle el humo de un cigarrillo (mejor dicho, y por lo que se ve en la publicidad: cigarro) en la cara. El maravilloso humo de segunda mano la envolverá y cual grácil fantasía de dibujo animado se transformará en una mano que la guiará directamente a tu lecho donde lamentablemente, y debido a las substancias que dicho cigarro posee, deberás hacer uso de mucha imaginación y técnicas accesorias para conseguir lo que tú ya sabes.
Todo un hombre, todo un Playboy digno de las mejores fiestas en lo del viejito Hefner o Larry Flint
Supongo que esta publicidad era posible en los 70’s, ya que ahora si le llegás a tirar el humo de un cigarrillo en la cara a alguien, aunque sea ésta una persona fumadora, podés recibir a cambio desde una invasión de bacilos provenientes de un ataque de tos de la persona afectada hasta una demanda de dos millones de dólares por catorce razones diferentes, las que pueden incluir «ceguera momentánea causada por la viscosidad del humo» y «Trauma Psicológico debido al conocimiento de que esa substancia contiene cancerígenos que podrían acarrearle la muerte, digamos, en cuarenta años».

Quien parece que leyó la publicidad y se la tomó bien en serio es éste muchacho:

cigarrillos 00
Lo que no sabemos es cómo terminó el experimento, si con una perforación pulmonar a la primera pitada o con varios kilómetros de gasa furacinada en el Instituto del Quemado.

Las mujeres más bellas del mundo #4 Cate Blanchett

Debo decir que había varias candidatas para el post de hoy. Emma Thompson, Charlize Theron, Kate Beckinsale, Rachel Weisz, Nicole Kidman, y algunas otras que comparten similares características. Éstas son, por supuesto, belleza; pero no sólo eso, sino algo más. Los norteamericanos tienen una expresión para eso, lo llaman «El factor X», ello engloba a ese plus, a esas características extras que hacen que alguien o algo sobresalga del término medio. Sin duda alguna, si hacemos una encuesta entre el público masculino (a la que podríamos sumar al público femenino bien entendido) y le diéramos a elegir entre diez o veinte fotografías de rostros de las mujeres más bellas del cine de hoy, Cate Blanchett no sería la ganadora; pero para mí ella es dueña de ese «Factor X» que las separa de las demás: sensualidad, gracia, inteligencia; en suma y por sobre todo: personalidad.

fe58e2617766146c47150f314f1f-post

Desconozco qué es lo que a la mayoría de los hombres les atrae de las mujeres, sólo puedo hablar por mí y creo que con lo que dije al principio algo quedó claro: una mujer sin personalidad es muy poco atractiva por más belleza física o por más perfectos que sean sus rasgos. Una mujer que cuente con su belleza como único rasgo distintivo es atractiva sólo como un objeto sexual, pero nada más. Cate Blanchett quizá sea demasiado delgada para aquellos que gustan de las foras algo más voluptuosas; sus rasgos podrán ser demasiado marcados o severos para otros; pero de lo que nadie puede dudar es que cuando aparece en la pantalla su presencia se impone por sí sola. Y cuando abre la boca y deja escapar a sus palabras (porque eso hace, sus palabras nunca se atropellan o tropiezan) con ese tono grave y levemente ronco, bueno, eso ya puede volarle la peluca al mejor pintado.

Cate-Blanchett-alexi-lubomirski-fashiontography-1

De su impecable carrera voy a hablar poco y nada, ya todos saben cómo buscar su filmografía o seguramente recordarán a alguna de sus películas. Sólo me pregunto: ¿Quién podría haber encarnado mejor a la Reina Elizabeth que ella? Y miren que para lograr que a un argentino le agrade una reina inglesa…

250132-victoria-albert-museum-exhibits-iconic-hollywood-costumes

Por último, me permito una recomendación, sabiendo que en este medio las recomendaciones hay que tomarlas con guantes. Pero creo que, como ejemplo de lo que quiero decir es perfecto. Hay una película poco conocida dirigida por Jim Jarmusch titulada Coffe And Cigarettes. La idea central de dicha película (ya que no puede hablarse de trama donde no la hay) es simple: dos personas sentadas frente a sendas tazas de café y con un atado de cigarrillos de por medio, simplemente, charlan. Son varios «cortos» con esa idea como base. Cate Blanchett trabaja en ella haciendo las dos partes: de ella misma y de una prima que va a visitarla mientras ella está de gira promocionando una de sus películas. Ya saben, eso de la cámara dividida y el mismo actor haciendo primero un diálogo y luego el otro. Si pueden agenciársela de algún modo, échenle un vistazo. Ya se ha hecho muchas veces, sin duda; pero creo que nunca se ha llegado a semejante nivel de perfección.

tumblr_lxmk2jhviu1qb3bwto2_500

Campañas

Desde hace poco más de un mes, en Argentina, y por resolución del Ministerio de Salud; se han añadido, a los paquetes de cigarrillos imágenes de alto impacto, como la primera que verán en la galería que sigue a estas palabras.

Me parece bien, como fumador que intenta pero no puede dejar este vicio (aunque tengo buenos antecedentes al respecto, he dejado por dos períodos de cuatro años y, la última vez, llegué a los ocho meses), todo aquello que ayude a concientizar a la población sobre los peligros a los que se expone puede contar con mi apoyo. Si es efectivo o no, eso se verá con el tiempo. Por mi parte, esa misma primera imagen de la galería es la que tengo en mi paquete y, la verdad es que tuve que taparla. Se dirá que hago trampas, y es cierto; pero uno es adulto y sabe los riesgos que corre y, la verdad es que no quiero ver esa fotografía cada vez que voy a encender un cigarrillo. Lo cual me lleva a pensar que, quizá, la campaña pueda ser efectiva en algunos casos.

Tal vez sólo sirva para aquellos que, como yo, ya viene pensando en dejar desde hace un tiempo. Si es así podría decirse que es útil. Lo ideal sería que esa utilidad se extienda a una parte mayor de fumadores; que intimide a aquellos que nunca se habían planteado dejar de fumar. Espero que así sea.

A continuación, la imagen mencionada más algunas imágenes muy logradas de diferentes campañas antitabaco.

Hasta aquí todo bien. Pero ocurre que uno es de esas personas que suelen cuestionarse todo y a veces uno se pregunta si no estará haciendo preguntas estúpidas, pero ya que estamos en plan de salvar vidas humanas (aparte de los pandas, las ballenas, los bosques y los glaciares, etc.). Me pregunto: ¿Por qué no ponen fotos de niños hambrientos en los envases de McDonald´s? ¿Por qué no ponen fotos de animales torturados en los productos cosméticos? ¿Por qué no poner fotos de víctimas de conductores ebrios en las botellas de cerveza, vino, whisky, vodka, ron, etc.? ¿Por qué las grandes joyerías no ponen a los pueblos masacrados de África y Sudamérica? ¿Por qué no poner fotos de políticos deshonestos, incompetentes o, lisa y llanamente, ladrones que disfrutan de nuestro dinero en las declaraciones de impuestos?

Vamos, que puestos a ver la paja en el ojo ajeno todos somos buenos. Y no lo digo por ser fumador, no; lejos de mi esa estúpida conducta de «por qué te metes conmigo y no con los de enfrente». Es que me gustaría, de verdad, ver a la gente discutiendo en la calle o en la intimidad de su casa –y si es posible con sus hijos– sobre estos temas y no sobre la pancita de Shakira o los goles de Messi del fin de semana.