El libro que abrigó a una momia por tres siglos

De los muchos libros curiosos que nos rodean, lo más intrigantes son aquellos que nos llegan desde el pasado remoto. No sólo porque muchas veces ya no podemos entender qué es lo que nos dicen, sino, también y en muchos casos, por el azaroso camino que han tomado hasta nosotros. Como este extraordinario texto etrusco del siglo III a.e.c. que apareció en Egipto, usado para vendar una momia. No solo contiene el texto más largo conocido en lengua etrusca, además está considerado el único libro de la antigüedad existente escrito sobre lino.

 

Image 1

 

Se le conoce como Liber Linteus Zagrabiensis (el libro de lino de Zagreb) y también como Liber Agramensis. Contiene el único texto etrusco no epigráfico existente, que se distribuye en 230 líneas que en total suman alrededor de 13.000 palabras, de las cuales apenas unas 1.200 soy hoy legibles. Ello es debido a su mal estado de conservación, ya que cuando se descubrió a mediados del siglo XIX, las telas de lino en que está inscrito se habían rasgado y utilizado para vendar la momia de una mujer en Egipto.

El documento ha sido datado por radiocarbono hacia el año 250 a.C. y la momia data de la misma época, apenas unos años más tarde, lo que suscita interrogantes acerca de cómo llegó el texto hasta allí. Si es que el libro se creó en Etruria y luego fue llevado al otro lado del Mediterráneo o si fue escrito en Egipto sigue siendo un misterio.

 

Image 2

 

La momia fue comprada en Alejandría en 1848 por Mihajlo Baric, un oficial croata de la cancillería real húngara que pocos meses antes había abandonado su puesto para recorrer el mundo. Mientras estaba en Egipto adquirió como souvenir un sarcófago que contenía la momia de una mujer y que se llevó a su casa de Viena donde estuvo expuesto en una esquina del salón hasta su muerte en 1859. En algún momento entre su regreso a Viena y 1859 retiró las vendas de lino de la momia, y las colocó en una urna de cristal, sin percatarse de la importancia de las inscripciones que contenían.

Tanto el sarcófago como la momia y las vendas fueron heredadas por su hermano Ilija, un sacerdote que vivía en Eslavonia. Su desinterés por tales objetos le llevó a donarlos en 1867 a la institución antecesora del Museo Arqueológico de Zagreb, que es donde hoy se conservan y exponen. Ese mismo año de 1867 visitó la institución el egiptólogo alemán Heinrich Karl Brugsch, quien más tarde se convertiría en el director de la Escuela de Egiptología de El Cairo y su trabajo sería clave en el desciframiento de la escritura demótica.

 

Image 4

La momia expuesta en el Museo Arqueológico de Zagreb 

 

Brugsch vio los textos inscritos en el lino, pero pensó que se trataba de jeroglíficos egipcios y no le dio tiempo a estudiarlos más detenidamente. Diez años más tarde mientras conversaba con el famoso explorador Richard Burton acerca de runas de repente recordó lo que había visto en Zagreb y se dio cuenta de que no eran jeroglíficos; por el contrario pensó que aquello debía ser escritura árabe, y el texto una transliteración del Libro de los Muertos egipcio. Una vez más se equivocaba.

En 1891 las vendas fueron trasladadas de vuelta a Viena para que las pudiera estudiar Jacob Krall, el mayor experto en lengua copta de la época. Fue él quien identificó los textos como etruscos y realizó una reconstrucción ordenando y uniendo las telas de lino. Por la mención de algunos dioses locales en el texto del manuscrito se ha conseguido determinar el origen (o bien del texto o de su creador) a una pequeña área al sureste de la Toscana, entre las ciudades de Arezzo, Perugia, Chiusi y Cortona.

 

Image 3

 

El texto consta de 12 columnas, cada una representando una página, las tres primeras seriamente dañadas e ilegibles, por lo que se desconoce cómo y dónde comienza el texto. Está inscrito con tinta negra para el texto principal, y roja para las líneas y signos diacríticos, y originalmente debió plegarse a modo de códex, en lugar de estar enrollado.

 

Image 5

El papiro erótico de Turín

Papiro erótico de Turín (1)

El Papiro Erótico de Turín es una de las piezas más singulares de todo el arte egipcio, ya que se considera uno de los mejores documentos para desentrañar el oculto universo sexual del antiguo Egipto. Este papiro se destaca por las atrevidas escenas de carácter sexual que se desarrollan en él; la variedad de posiciones que podemos contemplar ha llevado a que sea conocido como el kamasutra egipcio.

Papiro erótico de Turín (4)

Su significado sigue siendo un misterio a día de hoy, y su importancia radica en que se trata de un documento directo que nos habla sobre cómo concebían la sexualidad y el erotismo los egipcios de hace más de 2000 años. Tal vez sólo se trate de un trabajo pedido por un hombre de fortuna; de allí que se lo considere como “la primera revista erótica conocida” (y nada indica que no pueda serlo, después de todo la costumbre de suponer que todo lo antiguo es serio y que todo reviste una importancia histórica o antropológica es nuestra, no de ellos).

Papiro erótico de Turín (2)

El papiro erótico de Turín (papiro 55001, también llamado el papiro erótico o incluso el papiro de Turín) es una pintura antigua de desplazamiento (la historia o relato se lee desde el centro hacia la izquierda o derecha) que fue creado durante el período Ramses II, aproximadamente en el 1150 a.e.c. Descubierto en Deir el-Medina a principios del siglo XIX,.mide unos 2,5 metros de largo por 25 cm de ancho. Está dividido en dos partes en formato horizontal: la parte superior, la más divulgada históricamente, está compuesta por ilustraciones de animales que narran distintas fábulas. En la parte inferior, podemos ver con todo lujo de detalles hasta 12 posturas sexuales de todo tipo en el interior de lo que se supone es un prostíbulo egipcio. De esta manera la sección erótica del papiro está compuesta por 12 viñetas, destacando su viñeta central donde aparecen una mujer yaciendo sobre una cama y debajo de ella un desfallecido hombre. A partir de ella se despliegan tanto a izquierda como a derecha las restantes escenas eróticas. Esta disposición parece corresponder para facilitar su lectura y desenrollar el papiro de manera más ágil y cómoda.

Papiro erótico de Turín (5)
Los fragmentos de textos que han sobrevivido y aún son legibles no aportan ningún dato que pueda ayudarnos a descifrar el objetivo de este papiro, ya que están relacionados con expresiones de goce y lujuria. Aunque puede ser que fuesen añadidos posteriores ya que están escritos apresuradamente en los márgenes del pergamino.

“… Ven detrás mío con tu amor, ¡Oh Sol, has encontrado mi corazón exaltado, ejercita mi deleite …”

“Mira, ven detrás de mí. Contengo tu placer, tu falo está conmigo…”.

Actualmente se encuentra en el Museo Egizio de Turín, Italia.

Viajando en el tiempo

01-dado-egipcio-2000-anos

Dado egipcio – Año 0

Tanto se ha discutido sobre la posibilidad de viajar en el tiempo que a veces olvidamos que eso no sólo es posible (nosotros no hacemos otra cosa; solo que nuestras limitaciones nos permiten movernos en un solo sentido; no culpemos a nadie de nuestras incapacidades); a veces olvidamos que podemos viajar al pasado, aunque sea de un modo tangencial, acercándonos a esos tiempos no de manera directa, sino a través de lo que las voces de ese pasado nos dicen.

bosgbrn

Media hogaza de pan carbonizado, Pompeya, año 79 e.c.

Encontré estas tres fotografías en tres artículos independientes de una página arqueológica. De alguna manera sentí que los tres comenzaban a conversar entre ellos y que de alguna manera, aunque limitado por mi incapacidad para entender en profundidad su lenguaje, me hablaban de mí. Como suele ocurrir siempre, en un principio lo que escuché fue lo más obvio; algo así como que allí había una metáfora del hombre o de su destino (la vida en el pedazo de pan, el azar en el dado, la muerte en esa bala clavada en el pecho) pero deseché esa idea por vulgar; no me parecía digno de ellos decir semejante tontería. Entonces sólo me dediqué a escuchar sin interponer nada de mi parte, sin intervenir, sin sumar una sola idea o atisbo de idea; sólo me dediqué a escuchar el ligero murmullo con el cual esos objetos nos hablan desde ese pasado más o menos remoto y nos saludan y se despiden con un ligero “hasta pronto”.

01-skeleton-of-a-23-years-old-soldier-who-died-in-the-battle-of-waterloo-1815-the-bullet-which-killed-him-is-still-visible-in-his-chest

Esqueleto de un soldado de 23 años muerto en la batalla de Waterloo. La bala que lo mató aún puede verse entre sus costillas. Año 1815.

 

 

 

La invención del alma.

Cuando se estudian comparativamente a las diferentes religiones no puede menos que llegarse a la conclusión de que todas ellas provienen de una sola fuente común: Egipto. Allí tenemos al primer monoteísta (ese hombre increíble que fue Akhenatón), el primer nacimiento virginal (nacimiento ocurrido un 25 de diciembre), el primer crucificado, el primer resucitado, y muchas otras “coincidencias” que encontramos en las religiones actuales. Hoy les traigo lo que para mí es la génesis del concepto de alma; esa idea que llegaría hasta el cristianismo desde Egipto a través de un largo recorrido para terminar en Platón.tumblr_nte8tq9s271slm33xo2_250

La palabra (intraducible) ka fue utilizada por los antiguos egipcios para referirse a ese aspecto de los hombres y de los dioses que refieren a la fuerza de la vida creativa. El ka es el aspecto que diferencia a una persona viva de una muerta. El ka comienza su existencia en el momento del nacimiento y era una especie de doppelganger del individuo. A veces, incluso, el ka fue representado como una figura un poco más pequeña al lado de la persona viva. El dios Khnum es ocasionalmente representado sentado en un torno de alfarero representando tanto el cuerpo físico de la persona y su ka.

Después de que alguien muere, el ka continúa existiendo (y por lo tanto también la persona, ya que el cuerpo era sólo la expresión visible de ka-poder) y también debía ser alimentado. Esta es la razón por la que el ka era abastecido a través de ofrendas de comida, las cuales se ofrecían a la puerta de la tumba o a través de las representaciones de los alimentos en las paredes de dicha tumba. En reconocimiento de esta fuente de vida, los egipcios solían decir “a tu ka” en las comidas.

tumblr_nte8tq9s271slm33xo1_500

El ka se representa como un par de brazos abiertos, extendidos hacia arriba. Estos brazos simbolizan la transmisión de la fuerza del ka de padres a hijos; de Dios al hombre, y del rey hacia el hombre. Esta forma de transmisión también se expresaba en los nombres de las personas y así destacaban la continuidad del ka en diferentes generaciones, por ejemplo “mi ka se repite“. A veces varios kas podían coincidir en una sola persona. Los dioses creadores y el rey podría tener múltiples kas, pero también, en casos excepcionales, podían ser parte de la gente común. Los nombres indican que el principio de múltiples kas no era sólo una multiplicación de poder, sino que fueron considerados como una división de la fuerza original ka en varios aspectos, tales como el esplendor, la fama, la duración de la vida, energía, alimentos, ver, oír, saber. Poco a poco, estos aspectos se hicieron independientes y fueron percibidos como los principios imperecederos de la vida misma, no ligadas solamente a la vida de un individuo.

Como puede verse, el concepto de ka y de alma son exactamente iguales; tal vez sólo ha sufrido pequeñas variaciones a lo largo de la historia; pero éstas son tan irrelevantes que no pueden ocultar su lugar de nacimiento.

tumblr_nte8tq9s271slm33xo3_500

Mi dios favorito

thot

De todo el amplio espectro de dioses que pululan o lo han hecho a lo largo de la geografía y del tiempo (listarlos me llevaría demasiado espacio), mi dios favorito es Thot, uno de los dioses del panteón egipcio. Las razones son, básicamente, estéticas (lo cual, bien pensado, no es una mala razón para elegir a un dios).

Para empezar,  Thot fue el inventor de la escritura, patrón de los escribas, de las artes y las ciencias. Como dios de la escritura, era el inventor de todas las palabras, del lenguaje articulado. También está considerado dios de la sabiduría y tenía autoridad sobre todos los dioses.  Es decir que no sólo inventó esta maravilla que usamos a diario y a la que mucho de nosotros les debemos el sentido más profundo de nuestras vidas. Además de ello el tipo era un peso pesado en serio, tener autoridad sobre el resto de los dioses no es para cualquiera.

Thot, desempeñaba un gran número de funciones, considerado un Dios lunar (con esta forma aparece representado algunas veces, portando una media luna encima de su cabeza de Ibis, pues simboliza el lado brillante de la luna que contiene la esencia de la Sabiduría creadora), actuaba como iniciador de los Misterios, también era el guardián de las puertas del inframundo y pesaba el corazón de los muertos para determinar su destino, como Dios del Conocimiento era el Sabio Maestro que confiaba los secretos de su arte a sus iniciados, a los elegidos de entre los humanos,  tuvo como misión iniciar en la tierra “la tradición perenne”, heredada de las jerarquías celestes, a los primeros faraones y sacerdotes  de Egipto.

thoth

¿Algo más? Pues sí, parece que el muchacho tenía tiempo y poder como para hacer algunas cosas más. Por ejemplo: es un dios tan antiguo que participó en la creación del mundo (bueno, en esto se parece a casi todos, es cierto); creador de la música (a través del invento de la lira), Señor de la noche y más. En fin, el tipo las tenía todas. Todos conocemos el inframundo egipcio, allí uno llegaba cuando le llegaba el momento y, en una balanza de platos, el corazón del difunto se pesaba teniendo que pesar igual que una pluma. Bien, la pluma en cuestión era un pluma de ibis, es decir del animal asociado con Thot. Si el corazón pesaba más no se podía pasar al mundo de Osiris, si pesaba igual sí. Y nada podía pesar menos que una pluma de Thot.  Él estaba allí, tomando nota del nombre del muerto y, por supuesto, de su destino.

Ahora, hermanos, unamos nuestras manos y oremos con corazón limpio, profundo y sincero:

Salve, oh Thot, señor del Tiempo. Escribe bien sobre nosotros en tu libro cósmico, haznos conocer nuestro camino y concédenos la estabilidad física y mental necesaria para lograr lo que hemos planeado en el espíritu antes de embarcarnos en este viaje. Ayúdanos a aprender nuestras lecciones en todos los niveles, de manera que podamos merecer realmente el grado espiritual al que aspiramos.”

Antigua plegaria egipcia.