El Bosco (otra vez)

 

El Bosco 01

 

Hoy voy a hablar poco, ya que la cosa viene de enlaces y placeres compartidos. Quienes me conocen de hace tiempo saben de mi amor por El Bosco, en general; y por El jardín de las delicias, en particular; así que hoy sólo me limitaré a compartir lo que he encontrado en estos últimos tiempos en la red sobre este autor y sobre parte de su obra.

Comienzo con una página magnífica: El jardín de las delicias en formato de gran-gran-gran tamaño. Apto para ver hasta el craquelado que el paso del tiempo dejó en la pintura. Para ello pueden ir aquí.

Hace tiempo escribí una entrada sobre esa página. Para verla pueden ir aquí.

Encontré una estupenda página con un detallado análisis de “«Meditaciones de San Juan Bautista”» (Ca. 1490) donde puede verse la obra tras aplicarle diferentes técnicas: fotografía infrarroja, reflectografía infrarroja y radiografía con rayos X. Para ello, pueden ir aquí.

El Bosco 02El Bosco 05El libro de Walter Bosing El Bosco. Entre el cielo y el infierno, pueden encontrarlo aquí.

En tanto que el libro Hyronimus Bosch and The Lisbon Temptation. A view from the third millenium, pueden encontrarlo aquí.

 

Pueden ver el estupendo documental sobre esta obra creado por el propio Museo del Prado, aquí.

Otro buen documental: PINTORES (El Bosco) 1450-1516, aquí.

 

Por último, mi entrada sobre el Codex Glvteo pueden encontrarla aquí.

y mi entrada sobre Las tentaciones de San Antonio, pueden encontrarla aquí.

 

Espero que algo de todo esto sea de su agrado.

 

Anuncios

La mirada indiscreta

el-jardin-de-las-delicias

Hoy les traigo una pequeña gran joyita que encontré aquí, en la red (después de tantas críticas es buenos poder decir algo positivo de ella) y que me tiene saltando de alegría (bueno, ustedes ya saben cada cual salta por sus propios motivos y los míos son casi siempre por este tipo de cosas). Se trata de una reproducción de El jardín de las delicias, de Hyernimous Bosch (más conocido entre nosotros como El Bosco); un cuadro demasiado famoso como para que me ponga a hablar de él aquí. Lo mejor que pueden hacer es ir al enlace que dejaré abajo y donde podrán sumergirse —literalmente— en el interior de la obra hasta límites que los sorprenderán. El aumento (sin merma de calidad) llega hasta el extremo de poder ver el craquelado de la pintura y en algunos casos hasta las mismísimas pinceladas. También hay una música de fondo y unos efectos sonoros que acompañan lo que se está “visitando” en ese momento (recordemos brevemente que el panel izquierdo representa a cielo, el central a la tierra y su maravilloso caos y el derecho al infierno); así el sonido del agua o de las aves acompañará la imagen de la fuente central o de la torre que se encuentra arriba a la izquierda. También hay unos pequeños marcadores blancos donde, si así lo desean, pueden oír una breve explicación del detalle del cuadro (lamentablemente los dos únicos idiomas son inglés y holandés). La barra de navegación es sumamente sencilla y nos permite cerrar los paneles, tomar un tour guiado por el cuadro, o compartirlo con nuestros amigos.

En fin, que esto es por lo que vale la pena internet (ya sé, no exageraré, hay algunas otras cosas que valen la pena también). Háganse un favor; tómense un par de minutos para ver esta obra; les aseguro que no se arrepentirán de ello.

Ahora sí, aquí tienen el enlace para ver como nunca a El jardín de las delicias.

 

El Codex Glvteo

assmusic2021314

El jardín de las delicias. El Bosco, 1503, 1504

Ha salido a relucir la noticia de que unos estudiantes de Oklahoma, EE.UU., han descubierto una partitura en uno de los paneles laterales de El jardín de las delicias, La famosa pintura de El Bosco. “La transcribieron de notación mensural a notación moderna (pentagrama), la introdujeron en un secuenciador y generaron una melodía de piano que ahora podemos escuchar. 500 años después de que fuera pintado, este es un nuevo detalle de una de las piezas más importantes del museo del Prado.”  Como bien se sabe, los muchachos del norte creen que ellos y sólo ellos son capaces de descubrir maravillas para el resto del mundo. Si así fuera, mal se habría observado y estudiado el cuadro (el cual a sido reproducido hasta el hartazgo, por si no fuera suficiente con los estudios que se han hecho de la obra en sí misma) durante los 500 años que tiene de vida si tienen que venir dos imberbes de la zona rural norteamericana a enseñarnos lo que todo el mundo ya sabía desde hace décadas.

3566231666 Detalle del panel derecho de El jardín de las delicias donde se ve, parte en un libro, parte en las nalgas de un hombre, una partitura musical en nomenclatura medieval.

Sin ir más lejos, el Atrium Musicae de Madrid, (conjunto de música antigua de la familia Paniagua que desarrolló buena parte de su carrera en los años setenta), publicó en 1978 Codex Glvteo, un título que lo dice todo. Publicado por Hispavox y, al parecer, nunca editado en formato digital. El disco lleva en la portada, precisamente, el detalle de mostrado aquí arriba. Tal vez en Oklahoma aun no tienen internet, vaya uno a saber.

$_1

Por último, dos minutos y fracción de Atrium Musicae Dir Gregorio Paniagua, 01; Introitus, Obstinato I Organa, Codex Glvteo. Disfrútenlo, la música que El Bosco puso en un mísero culo es más sublime que el noventa por ciento de lo que se produce con las manos en el día de hoy.

Dato al margen: si alguien quiere el disco completo, puede dejarme su e-mail y se lo enviaré con gusto.