Andar por andar andando.

tumblr_o0fdntkGSD1twt4dho1_540

Dice Enrique Vila-Matas: Andar, que es la forma más natural y primitiva de desplazarse, puede convertirse en la actividad más luminosa y la más creativa, porque tiene la velocidad humana; parece producir una sintaxis mental y una narrativa propia”.

Caminar es uno de los placeres más sencillos, simples y grandiosos que tenemos a nuestra disposición. Salir a caminar cada día un “rato” o si es posible un par de horas es algo para mí indispensable. Puedo llegar a ponerme de muy mal humor si por alguna razón no puedo hacerlo (no siempre, claro) y en general siempre encuentro un momento del día en que puedo salir a dar vueltas por la ciudad o donde sea que me encuentre en ese momento. El hábito tiene, entre sus ventajas, el de poner orden en mis pensamientos. En ese sentido funciona perfectamente como una forma de meditación, podría decirse. No por nada salir a caminar fue el pasatiempo favorito de casi todos los filósofos. Recuerdo a Fernado Savater, quien en la introducción de su Diccionario de filosofía, establece en la movilidad de los antiguos griegos el propio origen de la filosofía: Desde luego, la filosofía no la inventó gente que no se movía de casa ni sentía curiosidad por los extraños. Pío Baroja aseguró en cierta ocasión que el nacionalismo es una enfermedad que se quita viajando: por lo visto la filosofía es una enfermedad que se contrae viajando o conociendo a viajeros… De modo que las disquisiciones en que a veces aún se incurre sobre si existen filosofías nacionales […] siempre me han resultado particularmente insulsas. La filosofía es una actividad inventada por griegos viajeros, por griegos planetarios (recordemos que «planeta» en griego significa «vagabundo») y por tanto, en cierto sentido, toda filosofía es griega y, en otro, nunca puede dejar de ser cosmopolita.
Insisto en el carácter de viajeros o exiliados, en suma, desarraigados, de los primeros filósofos…”

Ya he hablado muchas veces sobre este tema, de una u otra manera. Desde aquella entrada titulada Turismo localhasta las diversas entradas en las que he contado algún aspecto de alguno de los sitios que he tenido la suerte de visitar, creo que el caminar siempre estuvo muy presente en este sitio. Tal vez porque como dice Vila-Matas, el caminar tiene una narrativa propia; y con eso es más que suficiente.