A pesar de nosotros.

Mi amiga Claudia, a quien conocí hace poco pero a quien he aprendido a admirar desde el primer momento y a quien le robo información a diario (por suerte no se enoja, lo dije: es digna de admirar; no solo por sus enormes aptitudes, sino por su compromiso diario con todos aquellos temas que hacen al bien general, sin preguntar quién o quiénes son los beneficiarios y porque comparte esa lucha con alegría y entusiasmo contagioso), me ha hecho ver el video que les dejo a continuación.  Cada cual tendrá ya sus propias opiniones sobre el tema tratado, pero creo que, más allá de eso, es valioso ver el video para llevar el análisis un poco más allá. Por mi parte quedé impactado por la fuerza de los argumentos de estos chicos pero, sobre todo, por su naturalidad y su genuina indignación. En este mismo sitio he dicho algunas veces que soy muy optimista con respecto a las nuevas generaciones. Éste video no hace más que reforzar ese optimismo y llevarlo a una nueva cota, a una solidez mayor, si cabe la expresión.

Recomiendo, nuevamente, verlo más allá de nuestra opinión sobre el tema. Creo que uno sale reconfortado al ver tanta muestra de cordura y sentido común en aquellos a los que habitualmente consideramos como “no pensantes” o “inmaduros”. La última frase del video, dicha por una de las niñas debería avergonzar a muchos adultos.

Nota al margen: cuando Claudia me pasó el video dijo: “Los chicos son geniales a pesar de nosotros.” Ese “…a pesar de nosotros” me pareció un síntesis. Así que el título también se lo robé a ella ¡Por suerte no se enoja!