Un mundo en un grano de arena

519-BgsKprL._SX311_BO1,204,203,200_

A veces nos encontramos con personajes, artistas o escritores que sin tener una extensa obra (o sin que podamos acceder a ella por algún motivo) nos dicen un par de frases y nos dejan prendados de esas palabras, suponiendo que el resto es de la misma calidad. Geoffrey Spencer Madan, para mí, es uno de ellos. Madan fue un belleista inglés (el término belleista no tiene una traducción literal y podríamos tomarnos la libertad de traducirlo como amante de las bellas letras), coleccionista y creador de aforismos, muchos de los cuales están registrados en sus cuadernos, que son los que permanecen y que siguen dándonos algunas gemas como las tres que siguen:

 

«En el lenguaje, los ignorantes han prescrito leyes a los aprendidos».

«Nunca hagas un dios de tu religión».

«Vivo, en el sentido de que no puede ser enterrado legalmente».

 

Cualquiera de esas tres frases es suficiente como para escribir un breve ensayo o tratado ¿Qué más puede pedírsele a un amante de las bellas letras?

Anuncio publicitario