Compartiendo incunables.

page-01

Días primero y segundo.

La bendita internet tiene, entre sus muchos, muchísimos puntos a favor, uno que para un pobre como yo es una fuente constante de placer y satisfacción: el poder “coleccionar” libros antiguos. Acabo de encontrar una versión maravillosamente digitalizada de Crónicas de Nuremberg, libro considerado como uno de los incunables más preciados.

page-02

Días tercero y cuarto.

Las crónicas de Núremberg (1493) fue escrito por Hartmann Schedel e ilustrado con xilografías de Michael Wolgemut. Representa un lugar monumental en la historia del libro impreso como uno de los textos más hermosamente ilustrados de todos los tiempos. De aproximadamente  600 páginas in-folio (763 en la versión digitalizada que encontré), contiene 1.804 xilografías que comunican al público el cronograma de eventos predeterminado por Dios, comenzando con la Creación y concluyendo con el fin de los tiempos. Schedel comienza su narración de la cosmogonía con el recuento del Antiguo Testamento de la creación misma y dedica el prefacio a describir el proceso del día a día de cómo el mundo llegó a ser. Sin embargo, Schedel también hace aparente cómo algunas fuentes antiguas, paganas, influenciaron el texto, y menciona a autores como Platón, Aristóteles y Plinio para “humanizar” su discurso.

page-03

Días quinto y sexto.

Comparto aquí los siete grabados que corresponden a los siete días de la construcción del universo en el Libro del Génesis, que gradualmente crecen en complejidad para albergar las ordenanzas de las escrituras sagradas; cada ilustración remite a uno de los días de la creación, los cuales no voy a detallar por ser demás conocidos.

da-7

Día séptimo.

El libro completo (tan hermoso que hasta me dan ganas de ponerme guantes blancos para manejar el mousse) puede ser visto en línea o descargarse de aquí:  (Dato al margen: lo más bonito comienza a partir de la página setenta).

Anuncios