La estupidez interminable.

iglesia-pentecostal-hombres-cocinen-gays

“Los hombres que cocinen, realicen tareas domésticas como barrer, trapear o fregar corren el riego de “enfermarse de homosexualidad” afirmó la iglesia pentecostal…” etc., etc., etc. Bien, ya sabemos que cada tanto aparecen algunos tontos evangélicos con su misoginia y homofobia a cuestas. No deja de ser gracioso leer un suelto como éste que ilustra la entrada y uno no puede menos que sentir esa cosa extraña que nos ataca en estos casos; ese sentimiento que mezcla tristeza, lástima, risas y cierto inevitable desprecio. Accedí al artículo hace unos días y casi lo dejo en el olvido, hasta que hoy me enteré de algo un poco más preocupante. El asunto es que existe una repugnante iniciativa impulsada por la Iglesia Universal del Reino de Dios —asentada en Brasil— bajo el nombre de Gladiadores do Altar, y que fomenta, a través de fotos y vídeos, el odio a los homosexuales y los ateos. Brasil es hoy el centro fanático cristiano más fuerte de latinoamérica y esta iniciativa ya ha sido exportada a otros países, como Colombia. Espero que las autoridades detengan a estos idiotas peligrosos antes de que comiencen a actuar y no que se espere a que estos fanáticos repugnantes actúen como el ISIS latino y empiecen a aventar homosexuales desde las terrazas de los edificios. Para que vean el grado de patetismo y de peligro que implican estos individuos, les dejo un enlace a un video donde pueden ver su accionar propio de las camisas negras fascistas. Es preocupante que en pleno Siglo XXI la estupidez tenga tanto señorío sobre la gente; es preocupante que tantos jóvenes tengan la mente carcomida por esa forma de la ignorancia suprema llamada religión; y lo más preocupante de todo es que ese dios de pacotilla sea tan poca cosa como para dejar sus designios últimos en manos de semejante caterva de imbéciles.

Iglesiaiglesia 02