El sentido estético de las abejas

fuzzy_bee_

Fuzzy Bee, por Delilah Smith

Viendo un documental sobre el gran Richard Feynman, me encuentro con la siguiente historia del científico norteamericano quien, fiel a su costumbre, de todo hecho hace surgir preguntas y más preguntas en una cadena interminable. También nos enseña a ver las cosas de manera diferente y, sobre todo, a no considerar a nuestros modestos puntos de vista como fines últimos o como verdades absolutas. Es algo común oír hablar de «la sencillez de los grandes»; en este documental Feynman lo muestra y lo demuestra. La sencillez con la que explica todo, la constante sonrisa en su rostro, el placer que siente al compartir conocimientos, la tranquilidad con la que habla; todo es una notable muestra de paz interior y de empatía hacia quien se está dirigiendo; y ésa es otra enseñanza añadida.

Tengo un amigo que es artista y a veces toma un punto de vista con el que no me puedo poner de acuerdo. Él sostendría una flor y diría: «Mira lo bella que es», con lo cual yo estaría de acuerdo.Y me dice: «Yo, como artista, puedo ver qué tan bella es; pero tú, como científico, la desarmas completamente en algo aburrido». Y yo entonces pienso que él está un poco loco. Antes que nada, la belleza que él ve está disponible para otras personas y para mí también. Creo que, aunque mi gusto no sea tan refinado como el de él, puedo apreciar la belleza de una flor. Pero al miso tiempo veo mucho más de la flor de lo que él ve. Puedo ver las células en ella, las acciones complicadas, esas cosas que también tienen belleza. La estructura interna, los procesos, el hecho de que los colores de la flor evolucionan para poder atraer insectos al polen de ésta; lo cual es interesante porque significa que los insectos pueden ver el color; lo cual nos lleva, a su vez, a una interesante pregunta: ¿Acaso este sentido estético existe en formas menores? ¿Por qué sucede esto? Toda clase de preguntas interesantes en las que el conocimiento científico sólo añade a la excitación y forma de observar una flor; sólo añade, no entiendo cómo puede restar.

Richard-Feynman-cornell

 

Anuncio publicitario