Lejanías.

lejanias .

Cito, una vez más, a Francisco Umbral: «El hombre es un ser de lejanías, escribió Heidegger. Esta frase tiene muchos sentidos, como todas las suyas, pero yo le aplico el más modesto y usual. Ir muriéndose es ir alejándose de las cosas, o ver cómo las cosas se alejan. Así, acudo a fiestas, tareas, usos cotidianos, inmediatos, y me parece venir desde muy lejos, desde mis lejanías de hombre que agota a grandes pasos su biografía. A uno le queda ya poco o mucho de vida o de muerte, sino poco de uno mismo, poco de lo que fue, de lo que fui.»

Sé que la muerte es el gran tema de la humanidad; pero del mismo modo que quienes no participan de un determinado grupo no pueden comprender las motivaciones o los sentidos que los integrantes de ese grupo comparten, yo no logro entender el miedo o la angustia que ella provoca. Prefiero, siempre, la idea que bien expresa Umbral: «…desde mis lejanías de hombre que agota a grandes pasos su biografía.» Así, despacio, sin pena ni orgullo; sin pesar y sin lamentos; desganando los días que nos toquen en suerte y dando gracias por la inmensa fortuna que tuvimos de estar, al menos alguna vez, aquí.

Anuncio publicitario