De noche todos los gatos…

tumblr_nw0wtz6bqc1tgrkdyo1_1280

Un monje fue obligado a dejar el resto de esta página vacía por un motivo que hoy podríamos considerar bastante trivial, pero que en aquellos tiempos en que un pergamino era un objeto bastante caro, tal vez no lo fuera tanto. La razón fue, nada más y nada menos, porque un gato orinó sobre esa página. El monje dibujó al animal y dejó por escrito el siguiente, maldición incluida: “Hic non defectus est, sed cattus minxit desuper nocte quadam. Confundatur pessimus cattus qui minxit super librum istum in nocte Daventrie, et consimiliter omnes alii propter illum. Et cavendum valde ne permittantur libri aperti per noctem ubi cattie venire possunt.” Lo que vendría a ser algo así como “Aquí no se hay nada que falte, sólo que un gato orinó sobre esto durante la noche. Maldita sea el pestilente gato que orinó sobre este libro durante la noche en Deventer y donde tal vez otros [gatos] también lo hicieron. Tengan cuidado con no dejar sus libros abiertos durante la noche ya que pueden llegar los gatos”. Sigamos, pues, el consejo de ese monje olvidado para no vernos en la necesidad de maldecir a felino alguno. Amén.

Anuncio publicitario