Árbol de lenguas.

Árbol lenguas

Árbol de lenguas. Para ver en mayor tamaño, hacer clic aquí.

¿De dónde vienen los idiomas que hablamos hoy en día? La ilustradora y dibujante de cómics Minna Sundberg nos ofrece algunas respuestas en este hermoso árbol genealógico que agrupa las principales lenguas de origen indoeuropeo o urálico. La propia Sundberg explica que sería imposible incluir en el gráfico los cientos de pequeños idiomas que se hablan en muchas regiones de Europa y América, pero la ilustración da una idea muy certera de los principales idiomas hablados por poblaciones de más de un millón de habitantes. Los datos han sido tomados de la web Ethnologue, que registra una infinidad de datos sobre el origen y características de los idiomas en el mundo. Como es bien sabido, el español es la segunda lengua en importancia (al menos en lo referente a las lenguas occidentales) y tengo entendido —al menos es lo que he leído hace poco en otro artículo cuyos datos aún no he podido comprobar— que también es la de mayor crecimiento cuantitativo.

Al margen de todo esto, discutíamos hace poco en el diplomado de creación literaria en el que participé sobre las nuevas acepciones que la RAE permite, entre las que se encuentra la horrible palabra liderear (horrible para mí, ya que según esta arcaica insititución hoy es tan válida como la siempre correcta liderar) y otros términos hijos del sincretismo tecnológico y la deformación del inglés original, tales como chatear o googlear. Soy de los que piensan que porque un término sea de uso común eso no implica que deba ser aceptado como correcto; si así fuera no sería necesaria ninguna academia que regulara nada; con dar por buena toda expresión, nos guste o no, ya solucionaríamos todos los problemas (y destruiríamos el lenguaje, de eso no hay duda; pero al menos no deberíamos esperar a que unos señores con título y afán burocrático lo decidan por nosotros). Sé que para muchos sonaré arcaico con esto de “la corrección del lenguaje”; pero no puedo con mi alma. Cuando escucho a un papichulo algo friki hablando en espanglish mientras saca su almuerzo de una lonchera, créanme que me siento conflictuado; entonces con mi amigovia bloguera rezamos para que nos arrastre un sunami de una vez por todas (Todos los términos en cursiva son nuevas palabras aceptadas por la RAE, versión 2014. Todavia no nos han revuelto el estómago con las nuevas acepciones 2015).