Padres eran los de antes

May Pierstorff

May Pierstorff

Cuando May Pierstorff, de 5 años, pidió visitar a su abuela, sus padres no tenían problema en enviarla, pero eran renuentes a comprar un billete de tren, así que la enviaron por correo.

El 19 de febrero de 1914, los padres de May se presentaron en la oficina de correos en Grangeville, Idaho, y propusieron enviar un paquete postal a Lewiston, a unas 75 millas de distancia (unos 120 kilómetros). El empleado del correo encontró que el “paquete” estaba justo debajo del límite de peso de 50 libras, por lo que dio un guiño al plan paterno y clasificó a la pequeña May como un bebé pollito; entonces adjuntó 53 centavos en sellos a su abrigo. May pasó todo el viaje en el compartimiento del correo del tren y fue entregada a sus abuelos en Lewiston por el empleado de correo Leonard Mochel.

Ay… ya los veo diciendo que esto es todo un invento mío o que me creo cualquier cosa que leo por ahí. Pues bien, como siempre, verifiqué la información y encontré que es fidedigna. En el artículo Precious Packages – America’s Parcel Post Service (Paquetes Preciosos – Servicio de Correos de América) del National Postal Museum pueden chequearlo por ustedes mismos.

Lo dicho: ¡Padres eran los de antes!