Wat Arun, el templo reciclado.

Wat Arun (0)

Construido alrededor del año 1650 por el Rey Taskin; el Templo budista Wat Arun (Templo del amanecer), en Bangkok, Tailandia; tiene una torre que  alcanza casi ochenta metros de altura y cuenta con empinadas escaleras que, se dice, nos llevan al camino al cielo.

El exterior de la torre está cubierto con millones de trozos rotos de porcelana. Han sido dispuestos en patrones intrincados e imágenes complejas de una manera que es increíblemente precisa y que ha requerido artistas más que dotados en el arte del diseño. La razón por la cual este templo está decorado de esa manera tan peculiar parte de cuestiones puramente mercantiles. Los buques que llegaban a Bangkok por aquellos tiempos, procedentes de China, realizaron dos valiosas exportaciones: el té y la seda. El té y la seda que debían colocarse en las secciones centrales de los barcos, ya que ambos productos eran en exceso sensibles al daño producido por el agua. El problema era que para equilibrar el barco para que pudiera navegar adecuadamente, alrededor de la mitad del peso de la carga necesaria debía colocarse por debajo de la línea de flotación; entonces fue que los platos de porcelana china se convirtieron en la solución perfecta. No eran susceptibles a daños por agua y eran lo suficientemente pesados. A menudo, sin embargo, las tormentas y las olas altas hacían que la porcelana se rompiera, dejando a los barcos con las bodegas llenas de montañas de fragmentos de cerámica. ¿Qué hacer con todas esas piezas? El Rey Taskin, adelantándose en siglos al concepto de reciclaje, tuvo una idea brillante. Reunió a sus artistas reales y a sus  artesanos  y les ordenó que los utilizaran para decorar su famosa torre del templo. Ellos pusieron yeso húmedo en el exterior y a continuación colocaron la porcelana en diseños complicados y en patrones geométricos. También crearon hermosas escenas naturales con los trozos de cerámica de colores. Taskin probablemente nunca había oído hablar de reciclaje pero ciertamente sabía cómo hacerlo, como se dice por aquí, a lo grande.

Para ver las imágenes en mayor tamaño, hacer clic sobre una de ellas.

 

Anuncio publicitario