Ixtlán de lo Hervores

SAM_6932

Hace poco tiempo me invitaron a participar en una caravana cultural para impartir clases de música; la caravana se presentará en once locaciones del estado de Michoacán y los talleristas debemos permanecer en esas localidades por cuestiones prácticas y de logística. El pasado lunes 8 comenzamos a impartir esas clases (son cinco disciplinas: literatura, plástica, teatro, danza y música) en un localidad llamada Ixtlán de los Hervores, la cual queda a unas tres horas de Morelia. Ixtlán cuenta con unos cinco mil habitantes y está enclavado como todas las ciudades o pueblos de esta parte del estado: entre montañas. El hotel donde nos alojamos se encontraba en los límites del pueblo, y uno de sus encantos radicaba en abrir la puerta de la habitación y encontrarse con las laderas de esas montañas cubiertas de verde o a veces vestidas con los hilos de nubes bajas que dibujaban sus contornos. El hotel era sencillo y pintoresco, no tenía servicio de internet (y casi ningún otro tipo de servicio), pero sí tenía patos y gansos que vagaban libremente por los parques, incluida una pata con su hilera de retoños amarillos que la seguían donde fuera, también había un gallo (el que, como todo gallo que se precie nos despertaba temprano en la mañana) y varias golondrinas que habían construido sus nidos en los plafones de las luces de los pasillos o en los ángulos de las paredes. El pueblo se mueve lento, con infinita paciencia. Una camioneta dobla en una esquina y se detiene en seco porque en sentido contrario viene un campesino arreando unas cuarenta chivas; el conductor espera sin decir una palabra y, por supuesto, sin tocar el claxon; cuando pasa el último animal, sigue su camino. La plaza, como siempre, es el centro social. Jóvenes estudiantes ríen sentados en los bancos de hierro mientras los ancianos hablan de sus cosas en voz baja. Alrededor los comercios o los puestos venden helados, pan, ropa, enchiladas, aguas frescas; y el carnicero expone los embutidos prolijamente bajo los rayos del sol. Es tanta la tranquilidad que es muy común que los dependientes salgan a hacer sus cosas, así que uno a veces entra a un comercio y debe esperar varios minutos a que alguien venga, vaya uno a saber de dónde. Un día en que estaba dando una de las clases en La Casa de la Cultura, oigo que me llaman Maestro… maestro… Me acerco y me inclino hacia el hombre, que me dice: Mire, acá ya no queda nadie. Hágame un favor, cuando se vaya, tránqueme la puerta bien fuerte ¿Sí? Así es Ixtlán de los Hervores; un pueblo donde el sol cae con fuerza y donde el aire parece consistente (y donde esto parece darle sentido a su nombre). Valió la pena estar una semana sin internet. Hacía mucho que no compartía noches y noches de charla pura bajo las estrellas, en este caso con los compañeros de enseñanza; sólo charlar por charlar, de reír y compartir nuestro día. Aún quedan diez locaciones por delante. Se va a poner linda la caravana…

Para ver las fotos en tamaño mayor, hacer clic sobre una de ellas.

Anuncio publicitario

23 comentarios el “Ixtlán de lo Hervores

  1. ¿que bonito se ve todo! saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. María dice:

    Es agradable parar, de vez en cuando, para poder disfrutar de esas pequeñas cosas de siempre y que debido a las»nuevas tecnologías» dejamos escapar.
    Bonitas fotos, Borgeano!
    Besetes que te acompañan.

    Le gusta a 1 persona

  3. danioska dice:

    No conozco el pueblo, pero me lo pintas clarito. Qué vital experiencia la que te permites tener, Borgeano. Te veo más grande conforme más sencillo te presentas.
    Abrazo kilométrico

    Le gusta a 1 persona

  4. tainabt0513 dice:

    Qué hermoso!! Me sentí bajo el sol de Ixtlán de los Hervores por unos minutos, aunque me encuentro en un frío día de Argentina. No quería que el post terminara, quería seguir recorriendo ese lugar a través de tus palabras. Te mando un cálido abrazo desde el sur del continente.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      ¡Compatriota! Un gusto leer tu comentario y saber que esta torpe prosa (había demasiado por decir y quedó todo apretadito y a las corridas) ha podido transmitir algo de lo que viví en aquel sitio. Creo que las próximas semanas serán de encuentros y descubrimientos sumamente interesantes. Gracias nuevamente.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Qué proyecto tan estupendo, ¡felicitaciones! Y gracias por compartirlo con nosotros. Las fotos son preciosas.
    Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias Isabel. Fui muy afortunado al haber sido invitado a esta experiencia, para mí, notable y enriquecedora. Estoy seguro que de aquí saldrá muchas y buenas historias.
      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  6. Shira Shaman dice:

    Hermosa experencia, me hiciste caminar por esas calles, respirar el ambiente, coronada por esas bellas fotografias, es una muy bella entrada, gracias por seguir compartiendo tus aventuras.
    Querido Borgeano viajero

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Gracias Shira ¡Es que ustedes tienen un país que se las trae! Es un placer enorme poder recorrer estas tierras tan ricas en paisajes exteriores e interiores. Seguiremos en la ruta compartiendo experiencias como ésta y enriqueciendo el bagaje cultural propio y ajeno.
      Un abrazo latinoamericano.

      Le gusta a 1 persona

  7. Veronica dice:

    En esos días de ausencia me preguntaba si estabas bien. Borgeano, compruebo que no podrías estar mejor.
    Un gran (de esos grandes y con ganas) abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Estar sin red de tanto en tanto no viene mal, sin duda. Sí, por suerte lo estoy pasando más que bien y espero que siga así. En cada sitio hay algo nuevo por ver, aprender, conocer. Voy a volver con la mochila cargada de recuerdos y esa sola idea me dibuja una sonrisa.
      Un abrazo de antología.

      Me gusta

  8. Bonita experiencia, y más si los lugares son como el que contaste y mostraste.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Así es Alberto, todo esto es una suma de experiencias maravillosas. A lo largo de la caravana habrá de todo; incluso ya sé que en algunos sitios ni siquiera hay hoteles (creo que nos alojaremos en casas de familia o algo así). Ya tenía muchas ganas de salir a la ruta otra vez y esta invitación llegó en el momento justo.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  9. unquerersinquerer dice:

    Excelentes fotos!

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Muchas gracias «Unquerer»; hago lo que puedo con mi pequeña compañera de aventuras. En algún momento veré si puedo comprar una más grande, pero sin duda que a ésta la seguiré usando, más que nada por cariño y agradecimiento.
      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  10. Alberto Cerda Molina dice:

    Que bonito se expresan de mi Pueblo, Lugar donde nací y estoy orgulloso de ser Michoacano o «Ixtleño» como le dicen a su guía.
    Saludos Cordiales

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s