La fortuna de ser moderno

racismo (2)

He encontrado PEARS SOAP incomparable para las manos y la tez.

Hace un par de semanas, buscando imágenes para un texto sobre el racismo, encontré estas dos estupendas muestras del buen gusto y del tacto de los publicistas de antaño. La idea, como verán, no es muy original, de hecho, es prácticamente la misma:

racismo (1)

¿Por qué tu mamá no te lava con el jabón Fairy?

Seamos sinceros: uno rechaza de plano la idea de ambos avisos; por algo somos civilizados habitantes del siglos XXI ¿no? Pero también ambas publicidades mueven un poco a risa. No, insisto, por lo que implican, sino que se piensa en aquellos tiempos y se ve que no siempre hay que ir demasiado lejos para encontrar a la barbarie. Solemos pensar en ella como una forma habitual del medioevo o de las épocas anteriores a la era común, pero nunca la vemos tan cerca como el siglo pasado.

Por suerte nosotros somos habitantes de este siglo XXI, civilizado y moderno, donde esas cosas son impensables ¿No?

Pueden ver las imágenes en mayor tamaño haciendo clic sobre una de ellas.

Anuncios

10 comentarios el “La fortuna de ser moderno

  1. Tan simplista… Publicidad que parecía hecha por niños chicos. 😦

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      El objetivo de la publicidad es el de hacernos desear aquello que no necesitamos o el de hacernos creer cosas que usualmente no creemos. Estos casos tan patéticos y evidentes nos muestran que los publicistas ni siquiera ocultan sus intenciones; seguramente porque saben, también, que la mayor parte de las personas ni siquiera se darán cuenta de ello.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Esta claro que aún queda mucho camino por recorrer, lo bueno es que ya no pasa desapercibido y eso es el inicio para erradicar la discriminación. A partir de ahora estaré más atenta, porque por ejemplo en el anuncio de Dove no me había percatado de que podía existir algún tipo de racismo. Gracias por compartir como siempre, un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    • Borgeano dice:

      Hay muchas muestras de las sutilezas del odio, sea cual fuere su forma de exponerse. En estos casos se vuelve evidente porque los mismos publicistas a veces buscan el confrontamiento para lograr publicidad gratis (busca las publicidades de Benetton de la década del 90, por ejemplo). Por ejemplo, la que subí de PlayStation me parece una de ese tipo; es tan brutalmente violenta que es muy probable que lo hicieran a propósito.

      Un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  3. Javi B. dice:

    Pues yo tampoco me había percatado del racismo en algunos anuncios de los que has puesto. Qué lamentable que a día de hoy sigamos así. Aún nos queda un largo camino por recorrer para eliminar las barreras mentales que tenemos y que, en muchos casos, nos imponen a golpe de publicidad.

    Excelente entrada.

    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      El asunto es cuándo pensamos nosotros mismos y cuándo “somos pensados”, en este caso a través de la publicidad. Esa distinción no es sencilla de realizar porque en general solemos creer que pensamos por nuestros propios medios; es decir, que nuestros argumentos son “nuestros”, etc. El racismo es sólo una de las facetas con las que podemos ser manipulados. Hay, por desgracia, muchísimas otras formas en las que nos llevan por un camino que, de no ser por esos modos de control, no hubiéramos tomado.
      Ahora que leo lo que acabo de escribir parezco un fanático conspiranoico; pero nada de ello, en realidad me estoy refiriendo a lo que Foucault llama “Episteme” (sin comillas y en cursiva). Es un tema interesante pero demasiado extenso para tratarlo acá. Tal vez poco a poco vaya desgranándolo.

      Un abrazo.

      Le gusta a 3 personas

  4. Quizá no sea políticamente correcto lo que voy a decir de las imágenes: me producen asco, repulsión y enajenamiento, por segregacionistas, racistas, machistas, etc. etc. Todo esto traducía el reflejo de una sociedad que lo consentía. Y lo peor (aunque admitamos avances en ello) es que todavía se consiente.
    Gracias por poner el dedo en la llaga.. en una de tantas llagas.
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • Borgeano dice:

      Sabes que aquí no debes preocuparte por lo políticamente correcto; es más, aquí se prefieren a los que dicen lo que se debe decir, más allá de que eso moleste a alguien, así que bienvenida sea tu opinión.
      En cuanto a lo que sientes no es para menos; la repulsión que producen estas imágenes y la ideología que conllevan no puede menos que indignar a cualquier espíritu sensible. Por desgracia uno supone que esas van quedando en el pasado cuando en realidad no es así en absoluto, sólo cambian las formas en que se expresan, no su base y su fundamento.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  5. artenguerraypaz dice:

    Es cierto el racismo es el pan nuestro de cada día. Y como dicen todos, debemos de estar atentos no solo a la publicidad, si no a todo lo que nos rodea. El racismo esta por todas partes.

    Le gusta a 1 persona

    • Borgeano dice:

      Por desgracia así es; el racismo de las primeras imágenes que subí es el mismo que el de las que cierran la entrada (de allí la ironía de mi pregunta); sólo ha cambiado la forma en que se lo muestra, pero siempre está allí.

      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s