Cuando sea grande

Sí, está bien, lo reconozco; debería haber escrito: Cuando sea más grande; pero es que uno se niega a crecer (y me sigo negando a la realidad: aquí debería haber escrito envejecer). Bien, salgamos del tema.

Los que ejecutamos, bien o mal, algún instrumento musical, siempre pensamos —sobre todo al principio, cuando poco sabemos de estas cosas— que necesitamos un muy buen instrumento para poder tocar bien. El mismo error cometen muchos adultos cuando ven a una banda de rock con sus enormes pedaleras o grandes equipamientos. «Así toca cualquiera» he oído decir alguna vez, olvidando que quien hace vibrar a las cuerdas es el músico en cuestión, no una máquina que puede mejorar el sonido, pero nunca crear música.

Entonces, generalmente por obra del azar, nos damos con los dientes en el asfalto cuando encontramos a alguien que hace música con algo que cualquiera de nosotros desecharía como trozos de basura. Algo así me ocurrió hace cosa de un año, cuando conocí a Seasick Steve. La primera vez que lo vi tocaba una especie de guitarra hecha con dos tapacubos de auto, un palo de escoba a modo de diapasón y sólo cuatro cuerdas. Luego fui buscando más cosas de él y me encontré con que casi todos sus instrumentos son así. Pedazos de madera con una sola cuerda, la manija de un Chevrolet y una lata de maíz; las (ahora para mí) conocidas guitarras de cajas de cigarros o, lisa y llanamente guitarras, pero a las que, generalmente, les faltan algunas cuerdas.

También fui conociendo algo de la vida de éste peculiar músico, y fui saboreando sus letras, simples y directas como las letras americanas (y más aun las del blues), pero muchas veces certeras y precisas. Como la de la canción que les dejo más abajo.

Debe haber algo mal en mí
¿Qué es? No lo puedo ver
Me parece que no puede hacer nada bien.
Tal vez tengo que cambiar mi estilo
¿Has estado en este camino por un tiempo largo, largo tiempo?
Tal vez hay algunas cosas que debo arreglar.

Puedes enseñarle trucos nuevos a un perro viejo.

Luego de una segunda frase de igual tono, viene mi parte favorita:

Tal vez debería dejar las cosas como estaban
Puede que no sea perfecto, pero soy yo hasta el hueso
Tengo que cambiar mi estilo
¿Has estado en este camino por un tiempo largo, largo tiempo?
No hay nada que tenga que arreglar.

No puedes enseñarle trucos nuevos a un perro viejo.

Ya. Dije que era simple, pero el verso puede que no sea perfecto, pero soy yo hasta el hueso me lo apropio y lo canto (es un decir) con todo el placer de una verdad que aprendí hace poco. Espero que les guste el blues; espero que les guste Seasick Steve. Yo, cuando sea más grande, quiero ser como Seasick Steve.

 

Y por si hiciera falta algo más, el gran John Paul Jones en el bajo. ¡Bingo!

Anuncios

22 comentarios el “Cuando sea grande

  1. gaviotasinamor dice:

    Buenos días Borgeano, yo también quiero aprender a ser mayor, pero no sé como hacerlo la niña interior que estaba castigada tanto tiempo salió y ahora no puedo con ella está super revolucionaria. Bueno que me voy del tema, sabes me has recordado con este cantante y sus guitarras de origen casero, mi niñez cuando con una caja de cartón de los zapatos, y una cuerda, me fabricaba un cochecito para mi muñeca y que feliz era entonces!!
    Me ha gustado mucho hoy tu post, porqué además de meterme en la piel de este cantante, que me ha gustado mucho, me hiciste evocar mi infancia gracias!! además me identifico mucho en la primera estrofa, ajajaa

    Debe haber algo mal en mí
    ¿Qué es? No lo puedo ver
    Me parece que no puede hacer nada bien.
    Un beso Borgeano me encanta visitarte que lo sepas!!

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Bueno, al final encontramos algo en común mucho más profundo. Siempre le digo a mis amigos: cuando tengan un hijo nunca le digan que es un idiota, o un bueno para nada; nunca se rían de sus locuras, de las cosas que hace, de sus miedo, porque va a crecer creyéndoselo y luego es muy difícil sacarse esa carga de encima. Lo bueno es que puede hacerse, aunque cueste mucho trabajo. Es por eso que me quedo con la segunda estrofa, tarde –tal como dije en el post– lo aprendí, pero al menos lo hice: no hay nada malo en mí, no hay nada que deba cambiar. ¡Cambia ese pensamientos Gaviota! Así tendremos otra cosa más en común.
      Cariños.

      Me gusta

    • mjalarconn dice:

      A mi me encantan esos niños rebeldes que van en nosotros, es que son los que siempre sueñan con todas las cosas que harán cuando sean grandes. Así que sigue por ese camino, que la delicia reside en que podamos continuar soñando, eso sí, la parte de ser grande está en que hagamos realidad muchas de esas cosas. Abrazos gaviota

      Me gusta

      • gaviotasinamor dice:

        Gracias guapa, ¿sabes? cuando habemos personas que por circunstancias de la vida, no nos han dejado ser niños, de mayor aflora esa niña interior y hay veces que se apodera de nosotros y somos los llamados niños grandes, con responsabilidades de personas grandes.
        Feliz lunes bonica

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Perdón que me meta en una conversación que no es la mía, pero la verdad es que quería cumplir con una fantasía: verme rodeado de tantas bellezas me hace sentir como James Bond.
        Tratando de citar a Nietzsche: “La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba de niño” El adulto que se niega al placer del juego es, lisa y llanamente, un imbécil. Yo no escapo a mis responsabilidades, pero dénme mi tiempo para jugar.
        En cuanto a mi niñez, yo no vuelvo ni aunque me traigan la máquina del tiempo bañada en oro y me pongan en la sien una Magnum .44
        Cariños. James Bond

        Me gusta

      • gaviotasinamor dice:

        Aajajajaa gracias y bien metidoe res, gracias por lo de belleza ajaja

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Gaviota, si tu belleza física es la mitad ¡Qué digo la mitad! si es una cuarta parte de la de tu corazón, debería dedicarte la próxima entrada de “Las mujeres más bellas del mundo” (Y lo mismo vale para mjalarcon, si me permites. Doy fe de que es dueña de un alma exquisita).
        Besotes.

        Me gusta

      • gaviotasinamor dice:

        Me has sacado los colores Borgeano gracias guapo

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Te lo mereces, G. Te lo mereces.

        Me gusta

  2. cuando yo sea mayor quiero ser como tú cuando seas mayor y desde luego ya seas Seasick Steve

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Jaja, muy bien respondido Carlos. nos reuniremos a tocar algo y, por supuesto, a tomar algún vinito también. (hay en Youtube un video de un concierto de Seasick que dura apenas una hora; luego de la tercera canción destapa, en el mismísimo escenario, una botella de tinto y le da un largo y cariñoso beso).
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. danioska dice:

    Qué curioso, justo hoy subí un post sobre música. Estamos en la misma sintonía, nunca más literal! Genial el rollo de Seasick, su búsqueda y su enorme letra, celebración gozosa de la individualidad: ser uno hasta el hueso, aunque no seamos perfectos (¿alguien lo es?).

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Pasé hace un rato pero no había nada, así que ya voy pa´yá.
      Fue al ver más videos de Seasick que se me ocurrió el título del post y la frase final. Y es que, debido a estos momentos por los que estoy atravesando, ése sería el final perfecto. Ya en mayo del año pasado había dejado en claro esas ideas: https://borgeano.wordpress.com/2012/05/21/wanderlust/
      Hoy, por razones que sólo tú sabes, no puedo (por fortuna, por una parte), hacerlo; pero vaya a saber qué me depara el destino. Además los chicos crecen y uno todavía tiene algo de tiempo por delante.
      Cariños.

      Me gusta

      • danioska dice:

        Fui a leer ese post, me dejó impresionada. Voy trazando cada vez con mayor claridad tu perfil y encuentro a un hombre con “muchas entes”: congruente, valiente, inteligente (las tres, virtudes en severo peligro de extinción). Tienes mucho por delante para seguir creciendo, vibrando, salpicando a otros de sabores y colores, de eso no tengas la menor duda. Me da gusto compartir este ciberespacio para irlo atestiguando.

        Me gusta

      • Borgeano dice:

        Doy fe: copiaré y guardaré este comentario para leerlo en tiempos difíciles (los cuales, estimo, no me dejarán tranquilo muy fácilmente). Agradezco humildemente estas exageradas palabras, pero me las guardo igual.
        ¡Gracias totales!

        Me gusta

  4. danioska dice:

    Venga: guarda esas palabras, hazlas tuyas, cree en ellas y no discutas

    Me gusta

  5. Nergal dice:

    Yo soy de los que dice – Con sus manos y talento y también tocaría así-
    Dejando la chanza a un lado, gracias por este sensacional descubrimiento.
    Saludos

    Me gusta

  6. mjalarconn dice:

    Pues querido Borgeano,

    Pláceme conocer sobre este artista, la música es el lenguaje universal, a mi no me cabe duda de ello. ¿Ser grande? No lo sé, disfruto mucho dejando salir la niña interna para adentrarme en muchos sueños y así luego mirar cómo los hago realidad.

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Lo de ser grande, obviamente era una broma (la cual, como tal, incluye algo de verdad). Es que como músico no dejan de sorprenderme estas cosas. El tipo con dos pedazos de madera, una latas y poco más, logra un blues fantástico (el verdadero blues nunca es perfecto). Yo agradezco infinitamente cuando encuentro al así; es como encontrar un pequeño tesoro. Feliz de que te haya gustado.

      Me gusta

  7. Ana azul dice:

    Creo que hay gente con 70 años que nunca dejó se ser niño y no precisamente en el mejor sentido. Hay que saber madurar y no olcidarse de cuando uno jugó y disfrutó pero sin hacer de eso la base de nuestra vida. Besos
    Ana

    Me gusta

    • Borgeano dice:

      Aunque comparto lo que dices, Ana; yo me refiero más a una forma de vida. A saber darle el lugar que cada cosa merece. Saber frenar a tiempo y que no todo sea la busca del dinero, del poder, de la ganancia. Cuando conocí a éste hombre y busqué varios videos y reportajes me pareció un hombre sencillo pero de gran sabiduría. No un gran hombre de letras o un erudito, sino un hombre “con mucha calle”, como se dice. Un hombre que sabe bien dónde está el bien y el mal y que se sienta a ver pasar la vida –y a disfrutarla– mientras los demás la pierden tratando de conseguir un auto o una casa mejor.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s